CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Animales

Más de 18.000 personas firman petición para que no se sacrifiquen animales en Hong Kong

Por CNN

(CNN) -- Más de 18.000 personas han firmado una petición contra el sacrificio de unos 2.000 animales pequeños en Hong Kong, incluidos todos los hámsters de las tiendas de mascotas, por temor a la transmisión del covid-19.

Este martes, las autoridades de Hong Kong informaron que 11 hámsters de la tienda de mascotas Little Boss de la ciudad habían dado positivo al virus en unos resultados preliminares.

Los animales fueron importados de los Países Bajos en dos lotes, uno el 7 de enero y otro el 22 de diciembre, según el Dr. Leung Siu-fai, director de Agricultura, Pesca y Conservación.

Las muestras se tomaron después de que el lunes se confirmara que un trabajador de 23 años de la tienda, situada en el concurrido distrito de Causeway Bay de Hong Kong, estaba infectado con la variante delta.

En general, las autoridades sanitarias dijeron que el riesgo de transmisión de los animales a los humanos es posible, pero bajo.

publicidad

Muestras tomadas en el ambiente del almacén de la tienda, donde se guardan los pequeños animales, también confirmaron la presencia de rastros de coronavirus, según las autoridades.

Las autoridades pidieron a la tienda que entregue todos sus animales pequeños, incluidos hámsters, conejos, chinchillas y cobayas, y a las personas que compraron hámsters después del 22 de diciembre que entreguen sus animales para que sean analizados y sometidos a la eutanasia.

Preocupan contagios en 8 ciudades de China, a días de los Juegos Olímpicos 0:50

Además, se pidió a las tiendas de mascotas que venden hámsters que entreguen los animales.

Se suspendió la importación de todos los animales pequeños en la ciudad y se pidió a todas las tiendas de animales que venden hámsters que suspendan su actividad inmediatamente.

Estas tiendas de mascotas podrán reabrir una vez que todos sus animales pequeños hayan sido sometidos a pruebas y sus resultados sean negativos, añadieron las autoridades.

Las autoridades dijeron este martes que también revisarán las medidas de cuarentena para los animales importados pequeños, incluyendo la posibilidad de realizar pruebas antes y después de su llegada.

"No podemos descartar la posibilidad de que cuando estos animales fueron importados ya fueran portadores del coronavirus. En vista de ello, no podemos descartar la posibilidad de que las personas en contacto con estos animales corran un mayor riesgo (de infección)", declaró este martes en una conferencia de prensa el Dr. Edwin Tsui, jefe del Centro de Protección Sanitaria del Departamento de Salud.

Campaña para deter una decisión "injusta y brutal"

Una petición publicada en la plataforma de campañas en línea Change.org contra la decisión del Gobierno había reunido más de 18.000 firmas hasta el miércoles por la mañana, hora local.

"Todo los propietarios de mascotas saben que la vida de sus mascotas son tan importantes como las suyas propias, pero el Gobierno de Hong Kong no lo ve", dice la petición.

"No reconocen que la vida de los animales no es objeto de su desarrollo egoísta, y que el acto de someter a las mascotas a pruebas para la investigación científica y aplicarles la eutanasia independientemente de si dan o no positivo es despiadado y cruel", añade.

"Una mascota es el mejor amigo de su dueño, y debido a las órdenes del Gobierno, miles de personas podrían perder injustificadamente a sus compañeros más queridos. Con tu ayuda, podemos convencer con éxito al Gobierno de que su decisión es injusta y brutal, y podrías ayudar a salvar a docenas de animales en hogares amorosos y vidas felices", se lee.

Animales contagiados

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., se documentaron casos de covid-19 en animales que probablemente se contagiaron del virus a través de los humanos, pero hay menos pruebas que sugieran la posibilidad de transmisión de animales a humanos.

En noviembre de 2020, Dinamarca dijo que había encontrado una cepa mutada del coronavirus entre su población de visones que se había extendido a los humanos. En respuesta, el gobierno anunció el sacrificio de 17 millones de visones para detener su propagación.