CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Elecciones en Colombia

Colombia

El expresidente colombiano Álvaro Uribe podría ser el primer exmandatario en enfrentar un juicio en este país

Por Ilse Borrero

(CNN Español) -- Por cerca de cuatro años, el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez enfrenta un proceso ante la justicia por supuesto fraude procesal y manipulación de testigos. Por los ‘ires y venires' de este caso, es considerado ya en Colombia por muchos como el expediente judicial más controversial y llamativo de la década. En las últimas horas el exmandatario se pronunció sobre la más reciente decisión de una jueza que determinó no archivar el expediente y mantenerlo vivo. Uribe insistió en negar los señalamientos en su contra y dijo que se le ha “expropiado su reputación”.

El caso de Uribe Vélez se originó en la Corte Suprema de Justicia a raíz de una denuncia que él mismo interpuso contra el senador Iván Cepeda por, supuestamente, manipular testimonios de paramilitares que vinculaban a Uribe con la creación de grupos de autodefensas, específicamente del denominado Bloque Metro que operaba en Medellín y Antioquia.

En febrero de 2018, la Corte Suprema de Justicia concluyó que no había lugar para investigar al congresista Cepeda pero, en cambio, empezó a investigar a Uribe por esa misma conducta. Con base en múltiples interceptaciones de llamadas telefónicas y declaraciones de testigos que denunciaron presiones del abogado Diego Cadena, defensor en ese momento de Uribe, el alto tribunal le abrió investigación formal al expresidente.

En otro sonado episodio de este caso, en agosto del 2020 la Corte ordenó la detención domiciliaria de Uribe y tras esta decisión, el expresidente renunció a su silla en el Senado y a su fuero de congresista, con el argumento de que no tenía garantías para ser juzgado por la alta Corte.

Su caso pasó entonces a manos de la Fiscalía General de la Nación y en noviembre del mismo año, una jueza ordenó la libertad de Uribe.

Entre los meses de julio y agosto del año pasado, ante la jueza 28 de conocimiento de Bogotá, el fiscal encargado del caso, Gabriel Ramón Jaimes, presentó formalmente la sustentación y argumentos según los cuales consideró que el exmandatario no habría incurrido en ningún delito y que no había pruebas suficientes para juzgarlo y en consecuencia, solicitó la preclusión o archivo del expediente.

publicidad

Sin embargo, la semana pasada la juez 28 de conocimiento de Bogotá, Carmen Helena Ortiz, en una audiencia que se prolongó durante casi 12 horas, decidió no avalar dicha petición de la Fiscalía de archivar el caso, y por el contrario mantenerlo vivo. Durante la audiencia, la jueza Ortiz, criticó el trabajo del ente acusador al que consideró insuficiente para demostrar su hipótesis, y por consiguiente Uribe Vélez continúa imputado y ad portas de enfrentar un juicio.

Uribe podría enfrentar juicio tras fallo de jueza 0:39

Posibles futuros escenarios

Teniendo en cuenta que la decisión de la jueza 28 del pasado 27 de abril no fue apelada por la Fiscalía ni por la defensa del expresidente, el proceso penal sigue su curso. Lo que procedería en adelante, es que el ente acusador tendría que presentar el escrito de acusación contra Uribe Vélez para continuar el proceso ante un juzgado de conocimiento. Una vez este se radique, vendría la acusación formal, luego, la etapa preparatoria y el inicio del juicio formal contra el exmandatario. Otro escenario posible que se plantea en este caso es que la Fiscalía podría incluso seguir investigando y pedir una nueva audiencia de preclusión con otros y nuevos argumentos.

Pronunciamiento público de Uribe

En las últimas horas, el pasado domingo 1 de mayo Uribe hizo un pronunciamiento público a través de sus redes sociales y presentó un documento de 41 puntos en los que rechazó la decisión de la jueza 28, reiteró su supuesta inocencia y dijo que con ella, se le había “expropiado” su reputación.

“Nunca tuve la iniciativa de buscar un testigo, simplemente autoricé al doctor Diego Cadena para corroborar la información que me llegaba. No hay una sola prueba que pueda poner en duda esta afirmación”, aseguró el expresidente en el extenso documento.

De igual manera declaró que nunca había tomado la iniciativa de ofrecer beneficios a terceros ni autorizado giros de dinero para sobornar testigos y que nunca ha sido su intención engañar a la justicia.

“Yo no soborno testigos, los confronto. Yo no busco engañar a la justicia, cuando he tenido que denunciar a algún magistrado lo he hecho y de frente”, manifestó Uribe Vélez en su escrito de defensa.

Aunque Uribe se declaró una vez más víctima de un montaje, lo cierto es que el proceso sigue su curso y la reciente decisión judicial de la juez 28 abre la posibilidad de que por primera vez en la historia del país un expresidente de Colombia enfrente un juicio y termine en la silla de los acusados.