CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiempo

Más de la mitad de la población de EE.UU. se enfrentará a temperaturas de 32 °C o superiores este fin de semana y tan solo estamos en mayo

Por Pedram Javaheri

(CNN) -- Aunque aún falta más de una semana para el fin de semana del Día de los Caídos, o Memorial Day, el inicio no oficial del verano, aproximadamente el 60% de los estadounidenses, o casi 200 millones de personas, estarán expuestos a temperaturas de 32 °C o más en los próximos días.

El calor récord, que se ha estado gestando a través de las llanuras afectadas por la sequía y partes de Texas, se está moviendo hacia el este y cientos de récords de temperatura podrían romperse en su camino.

Desde el jueves hasta el domingo, se prevé que las temperaturas alcancen o superen 130 récords en partes de 20 estados. "Prácticamente todos los días, desde el viernes hasta el domingo, se espera que se batan récords diarios de temperatura, entre 8 y 11 °C por encima de los valores normales de mayo", dijo Aaron Swiddett, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Raleigh, Carolina del Norte.

publicidad

Las máximas oscilarán entre los 34,4 °C y los 35,5 °C durante todo el fin de semana en Raleigh, desafiando récords que llevan casi un siglo en pie. El calor excesivo se debe, en parte, al amplio patrón meteorológico en toda la nación.

En los últimos días, los vientos del nivel superior de la atmósfera, conocidos como la corriente en chorro, han sido aislados o más bien han seguido un flujo de oeste a este.

A medida que este patrón ha persistido, una enorme cúpula de altas presiones ha ido ganando fuerza, lo que ha permitido la acumulación de temperaturas inusualmente cálidas y su expansión fuera de las Llanuras y hacia la mitad sur y este de la nación.

El viernes por la tarde, las temperaturas máximas en ciudades como Cleveland, Washington, Nashville (Tennessee) y Richmond (Virginia) oscilarán entre los 32,2 °C y los 35 °C, lo suficientemente cálidas como para desafiar los récords diarios, que en algunos casos se mantienen desde la década de 1930.

Las temperaturas de 32,2 °C serán generalizadas y afectarán a millones de personas, pero algunas partes del sur podrían incluso registrar sus primeras temperaturas de más de 37,7 °C de la temporada.

El calor veraniego hace su aparición temprana en todo el sureste.

Columbia, en Carolina del Sur, ya ha experimentado tres días de temperaturas superiores a los 32 °C este mes, pero el jueves y el viernes podrían marcar el comienzo de los primeros días de temperaturas por encima de los 37,7 °C de 2022 en la ciudad. La media de temperaturas máximas en Columbia es de 28,8 °C en esta época del año.

Atlanta ha podido evitar alcanzar los 32,2 °C en lo que va de temporada, pero con máximas de hasta 8 grados por encima de la media, se espera que su suerte termine este jueves. El primer día de 32,2 °C del año en Atlanta suele ser el 3 de julio, pero se prevé que las temperaturas máximas superen esta medida en los próximos tres días.

"Es definitivamente muy temprano para este tipo de calor", dijo Swiddett a CNN. "Normalmente registraríamos estas temperaturas en pleno verano".

Con la primera ola de calor verdaderamente significativa que afecta al este de EE.UU. este año, Swiddett advirtió contra las actividades al aire libre este fin de semana. "La importancia de la sombra es realmente crucial. Las temperaturas pronosticadas son para la sombra, por lo que se sentirá aún peor bajo el sol", afirmó Swiddett.

El aire más cálido del año llega al noreste

Para el sábado y el domingo, las temperaturas superiores a 32,2 °C llegarán al noreste y a partes de Nueva Inglaterra.

La media de las máximas en Central Park es de solo 22,2 °C en esta época del año. La previsión para el sábado es de 33,8 °C. La última vez que la ciudad registró un día de más de 32,2 °C fue el 27 de agosto.

En Filadelfia, se prevé una máxima de 36,1 °C el sábado, una marca que superaría el récord previo de 35 °C en pie desde 1934.

Si buscas un poco de frescura, tampoco la encontrarás en Nueva Inglaterra.

"Con las altas presiones que se acumulan al sur de nuestra zona, esperamos que tanto el calor como la humedad aumenten para el fin de semana", indicó Joe Pollina, meteorólogo del servicio meteorológico en Upton, Nueva York.

Es posible que se alcancen récords en Hartford, Connecticut; Manchester, Nuevo Hampshire, y Burlington, Vermont, donde se prevé que las máximas alcancen entre 33,3 y 35 °C. Estas temperaturas desafiarán los récords que en algunas localidades se mantienen desde hace más de 110 años.

calor Estados Unidos mayo

El calor bate récords llegará al noreste este fin de semana.

En Boston, la temperatura máxima media en esta época del año es de 20 °C, pero la ciudad prevé máximas de entre 32,2 y 33,8 °C para este fin de semana.

"Hay que tomárselo con calma, no es como el calor de mediados de verano en el que todos hemos tenido un poco de tiempo para aclimatarnos", dijo a CNN Matthew Belk, meteorólogo del servicio meteorológico en Boston.

“La gente debe tomarse en serio este calor y tomar las precauciones adecuadas".

"El calor es un asesino muy sigiloso", dijo a CNN Chesnea Skeen, meteoróloga del servicio meteorológico en Sterling, Virginia. "Gran parte del público no lo ve como una gran amenaza, pero en realidad es uno de los principales asesinos, en lo que respecta al tiempo extremo. Al ser un evento de calor no habitual para esta temporada, tómenlo en serio, manténganse hidratados y no se expongan al sol".

Afortunadamente, para la mayoría, el calor no se prolongará más allá del fin de semana.

A última hora de la tarde del domingo, un potente frente frío se acercará desde el oeste, aumentando la nubosidad y la posibilidad de algunas tormentas.

A medida que el aire fresco se filtre por detrás del frente, el lunes traerá temperaturas más frescas en ciudades como Nueva York, Filadelfia, Washington y Atlanta, donde se prevé que las máximas oscilen entre los 21 y los 26 °C.