CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ecuador

Gobierno de Ecuador rechaza destitución de Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional, por supuesto incumplimiento de funciones

Por Ana María Cañizares

(CNN Español) -- El Ministerio de Gobierno de Ecuador calificó este miércoles de “ilegal” y “arbitraria” la destitución de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, ocurrida este martes.

En un comunicado publicado en Twitter, consideró que con este acto se afecta la institucionalidad del Poder Legislativo y la estabilidad política del país. “El Gobierno Nacional respeta la independencia de funciones, pero no se prestará al juego de quienes piensan en sus intereses políticos y personales, dejando de lado la seguridad jurídica y el bienestar de los ecuatorianos”, aseguró.

La noche de este martes 81 de 137 legisladores destituyeron en ausencia a Guadalupe Llori como presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador. El 15 de mayo había cumplido un año de haber asumido el cargo. Llori no se presentó a ejercer su derecho a la defensa.

En los últimos meses, Llori ha enfrentado una pugna en la Asamblea en donde la mayoría ha frenado varios proyectos de ley que impulsaba el presidente Guillermo Lasso.

El vicepresidente de la Asamblea, Virgilio Saquicela, que dirigió la sesión, tomó posesión como nuevo presidente.

publicidad

La destitución de Llori se ejecutó luego de que los asambleístas aprobaran un informe elaborado por una comisión ad hoc que recomendaba esta medida por considerar que había incurrido en “incumplimiento de funciones”. Consideraron que no dio paso a las propuestas de apelación de su presidencia durante las sesiones y no reanudó sesiones anteriores que habian sido suspendidas. Llori presentó varias acciones legales y recursos ante jueces para impedir su remoción. Sin embargo, el pleno legislativo las desconoció.

La destitución de Guadalupe Llori fue promovida por los asambleístas del Partido Social Cristiano, del movimiento correísta Unión por la Esperanza y de legisladores denominados “rebeldes” de los movimientos Pachacutik y de la Izquierda Democrática.

Durante los últimos meses, Guadalupe Llori ha enfrentado también el fraccionamiento de Pachacutik, el movimiento indígena por el que fue electa asambleísta en los comicios de febrero de 2021.

CNN ha tratado de obtener una reacción de la legisladora Llori sobre su destitución, pero aún no ha obtenido respuesta. Su compañero de Pachacutik, el legislador Salvador Quishpe, se pronunció en su cuenta de Twitter:

“Esta noche se consolidó el delito flagrante de violación a las medidas cautelares en la Asamblea Nacional (…) Así el Ministerio de Gobierno da luz verde para el retorno del correísmo”, escribió Quishpe.

El 24 de mayo, en la presentación del informe a la nación del presidente Guillermo Lasso ante la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori hizo un llamado a los legisladores a evitar la confrontación y promover el diálogo.

“Al igual que hace un año, invito a todas las fuerzas políticas a dejar de lado la confrontación que mina la institucionalidad de nuestro país. Invito al presidente de la República a entablar mesas de diálogos y puentes para coordinar un trabajo conjunto para llegar a acuerdos por el bienestar y desarrollo del Ecuador. Lo invito a trabajar de la mano con esta Asamblea”, precisó Llori.

Con esta destitución, Guadalupe Llori no pierde su condición de asambleísta, pero sí la de presidenta del Legislativo. Llori fue elegida para dirigir la Asamblea Nacional el 15 de mayo de 2021 tras lograr el apoyo de 71 de los 137 asambleístas que conforman el cuerpo.

Este mismo martes, tras asumir la presidencia de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, hizo un llamado a la unidad, a recobrar la institucionalidad del cuerpo e iniciar el tratamiento del proyecto de ley para el uso progresivo de la fuerza.

“Hace una semana, el presidente (Lasso) extendía su mano para dialogar, nosotros podemos extenderle las dos manos para buscar consensos; pero antes de, no después de proponer un proyecto de ley”, dijo Saquicela.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional anunció que convocará al diálogo a los jefes de distintas bancadas legislativas y al tratamiento del proyecto de ley de uso progresivo de la fuerza próximamente.