CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

Qué significa para ti el alza en las tasas de interés (y cómo sacarle partido)

Por Jeanne Sahadi

(CNN) -- La Reserva Federal incrementó las tasas de interés de los préstamos bancarios a un día a un rango del 3 al 3,25%, en su continuo intento de sofocar la inflación. Los consumidores se enfrentan de nuevo a la cuestión de dónde guardar sus ahorros para obtener la mejor rentabilidad y cómo minimizar sus costos de préstamo.

Este es el quinto aumento de las tasas del banco central en seis meses y la tercera consecutiva de 75 puntos básicos,  lo que presionará al alza otras tasas de interés en la economía en general.

"Las tasas de interés de las tarjetas de crédito son los más altos desde 1995, los de las hipotecas son los más altos desde 2008 y los de los préstamos para automóviles son los más altos desde 2012. Con más subidas de tasas aún por venir, será una tensión más en los presupuestos de los hogares con deuda a tipo variable, como las líneas de crédito con garantía hipotecaria y las tarjetas de crédito", dijo Greg McBride, analista financiero jefe de Bankrate.com.

"Como nota positiva, los ahorradores están disfrutando de altos rendimientos en las cuentas de ahorro y certificados de depósito a niveles vistos por última vez en 2009".

Estas son algunas maneras de invertir tu dinero para beneficiarte de la subida de las tasas y protegerte de su impacto negativo.

Tarjetas de crédito: minimiza el impacto

Cuando suben las tasas de interés de los préstamos bancarios a un día, también conocidas como tasas de los fondos federales, los distintos tipos de interés de los préstamos que los bancos ofrecen a sus clientes tienden a aumentar también. Por lo tanto, es de esperar que las tasas de las tarjetas de crédito suban próximamente.

publicidad

Actualmente, la tasa media de las tarjetas de crédito es del 18,16%, frente al 16,3% de principios de año, según Bankrate.com.

El mejor consejo: si tienes saldos en tus tarjetas de crédito, que suelen tener tasas altas de interés variables, considera la posibilidad de transferirlos a una tarjeta de transferencia de saldos de tasa cero que se mantiene en un interés del 0% durante entre 12 y 21 meses.

"Esto te protege de futuras subidas de las tasas de interés y te da una vía clara para pagar tu deuda de una vez por todas", dijo McBride. "Menos deuda y más ahorros te permitirán abordar mejor la subida de las tasas de interés, y es especialmente valioso si la economía se deteriora".

Solo asegúrate de averiguar qué comisiones tendrás que pagar, si es que las hay (por ejemplo, una comisión por transferencia de saldo o una cuota anual), y cuáles serán las penalizaciones si te retrasas en el pago o te saltas un pago durante el periodo de tasa cero. La mejor estrategia es pagar siempre la mayor parte posible del saldo existente y hacerlo puntualmente cada mes antes de que finalice el periodo de tipo cero. De lo contrario, el saldo restante estará sujeto a una nueva tasa de interés que podría ser más alto que el que tenías antes si las tasas siguen subiendo.

Si no transfieres tu deuda a una tarjeta de saldo a tasa cero, otra opción podría ser obtener un préstamo personal de interés fijo relativamente bajo.

Préstamos para la vivienda: asegura una tasa fija ahora

Las tasas de interés de las hipotecas han subido durante el último año, con un salto de más de tres puntos porcentuales desde enero.

La hipoteca media a 30 años con tasa fija, por ejemplo, alcanzó una media del 6,02% en la semana que terminó el 15 de septiembre, frente al 5,89% de la semana anterior, según Freddie Mac.

Esto es más del doble de lo que era a mediados de septiembre del año pasado (2,86%), y notablemente más alto que donde comenzó este año (3,22%).

Y las tasas hipotecarias podrían subir aún más este año. Así que si estás por comprar una casa o de refinanciar una, asegura la tasa más baja disponible lo antes posible.

Dicho esto, "no te lances a una gran compra que no te conviene solo porque las tasas de interés puedan subir".

Apresurarse a comprar un artículo de gran valor, como una casa o un auto, que no se ajusta a tu presupuesto, es una invitación a tener problemas, independientemente del comportamiento de las tasas de interés en el futuro”, dijo la planificadora financiera certificada de Texas, Lacy Rogers.

Si ya eres propietario de una vivienda con una línea de crédito sobre el capital de la vivienda a tasa variable, y utilizaste parte de ella para realizar un proyecto de mejora de la vivienda, McBride recomienda preguntar a tu prestamista si es posible fijar la tasa de interés del saldo pendiente, creando así un préstamo sobre el capital de la vivienda a tasa fija. Digamos que tienes una línea de crédito de US$ 50.000, pero que solo has utilizado US$ 20.000 para una reforma. Pedirías que se aplicara una tasa de interés fija a los US$ 20.000.

Si eso no es posible, considera la posibilidad de pagar ese saldo contratando una Línea de Crédito con Garantía Hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés) con otro prestamista a una tasa promocional más baja, sugirió McBride.

Ahorros bancarios: busca la mejor opción entre los distintos bancos

¿Cómo ahorrar en tiempos de inflación? 1:17

Si has estado guardando dinero en efectivo en los grandes bancos que han estado pagando casi nada en intereses por las cuentas de ahorro y los certificados de depósito, no esperes que eso cambie solo porque la Reserva Federal esté subiendo las tasas, dijo McBride.

Esto se debe a que los grandes bancos nadan en depósitos y no necesitan preocuparse por atraer nuevos clientes.

Gracias a los míseros intereses de los grandes bancos, la tasa media de los ahorros bancarios es ahora del 0,13%, frente al 0,06% de enero, según Bankrate.com. La tasa media de los certificados de depósito a un año es del 0,77%, frente al 0,14% de principios de año.

Pero los bancos en línea y las cooperativas de crédito buscan atraer más depósitos para alimentar sus prósperos negocios de préstamos, dijo McBride. En consecuencia, están ofreciendo tasas mucho más altas y las han incrementado a medida que aumentan las tasas de referencia.

Así que busca la mejor opción. En la actualidad, algunas cuentas en línea pagan hasta un 2%. Y los certificados de depósito a un año más rentables ofrecen hasta un 2,50%.

Sin embargo, si quieres cambiar, asegúrate de elegir solo aquellos bancos y cooperativas de crédito online que estén asegurados por el gobierno federal.

Otra opción de ahorro de alto rendimiento

Dadas las altas tasas de inflación actuales, los bonos de ahorro de la Serie I pueden ser atractivos porque están diseñados para preservar el poder adquisitivo de tu dinero. Actualmente pagan un 9,62%. Pero ese tipo solo estará en vigor durante seis meses y solo si compras un bono I antes de finales de octubre, después de lo cual está previsto que se ajuste la tasa de interés. Si la inflación disminuye, la tasa de los bonos I también lo hará.

Hay algunas limitaciones. Solo puedes invertir US$ 10.000 al año. No puedes canjearlo en el primer año. Y si lo retiras entre el segundo y el quinto año, perderás los tres meses anteriores de intereses.

"En otras palabras, los Bonos I no son un sustituto de la cuenta de ahorros", dice McBride.

No obstante, conservan el poder adquisitivo de tus US$ 10.000 si no necesitas tocarlos durante al menos cinco años, y eso no es nada. También pueden ser especialmente beneficiosos para las personas que planean jubilarse en los próximos 5 a 10 años, ya que servirán como una inversión anual segura a la que pueden recurrir si lo necesitan en sus primeros años de jubilación.

Si la inflación se mantiene a pesar de la subida de las tasas de interés, también se puede considerar la posibilidad de invertir algo de dinero en valores del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS), según Yung-Yu Ma, estratega jefe de inversiones de BMO Wealth Management.

Acciones: exposición amplia y poder de fijación de precios

¿Cómo se puede invertir como Warren Buffett? 0:43

La confusa mezcla de factores que están en juego en los mercados hoy en día hace difícil decir qué sector, clase de activos o empresa va a ir bien en un entorno de subida de intereses, señaló Ma.

"No se trata solo de la subida de las tasas y de la inflación, sino que hay preocupaciones geopolíticas... Y tenemos una desaceleración que puede llevar a una recesión o tal vez no... Es una mezcla poco común, incluso rara, de múltiples factores", dijo.

Así, por ejemplo, las empresas de servicios financieros suelen ir bien en un entorno de subida de tasas porque, entre otras cosas, pueden ganar más dinero con los préstamos. Pero si hay una desaceleración, el volumen total de préstamos de un banco podría bajar.

Por ello, Ma sugiere asegurarse de que su cartera global esté ampliamente diversificada en renta variable, con cierta exposición a materias primas, bienes inmuebles y quizás incluso una pequeña cantidad en metales preciosos.

"Considera la posibilidad de diversificarte en áreas que históricamente han funcionado bien en entornos de subida de tasas e inflación", dijo.

La idea es considerar todas las posibilidades, ya que algunas de esas áreas saldrán adelante, pero no todas.

Dicho esto, si estás pensando en invertir en una acción concreta, toma en cuenta el poder de fijación de precios de la empresa y la consistencia de la demanda de su producto. Por ejemplo, las empresas tecnológicas no suelen beneficiarse de la subida de las tasas. Pero dado que los proveedores de servicios en la nube y de software emiten precios de suscripción a los clientes, éstos pueden aumentar con la inflación, dijo el planificador financiero certificado Doug Flynn, cofundador de Flynn Zito Capital Management.

Bonos: a corto plazo

¿401(K) o anualidad? 6:02

Si ya posees bonos, los precios caerán en un entorno de subida de tasas. Pero si estás por comprar bonos, puedes beneficiarte de esa tendencia, especialmente si compras bonos a corto plazo, es decir, de uno a tres años, ya que los precios han caído más de lo habitual en relación con los bonos a largo plazo. Normalmente, bajan a la vez.

"Hay una muy buena oportunidad en los bonos a corto plazo, que están muy fuera de lugar", dijo Flynn. "Para los que están en los tramos más altos del impuesto sobre la renta existe una oportunidad similar en los bonos municipales libres de impuestos".

Los precios de los bonos municipales han caído significativamente, los rendimientos han subido y muchos estados están en mejor forma financiera que antes de la pandemia, señaló.

Ma añadió que los bonos del Tesoro a 2 años, que están rindiendo casi un 4%, "son atractivos, ya que no esperamos que la Fed vaya mucho más allá de ese nivel con las tasas de interés a corto plazo".

Otros activos que pueden ir bien son los denominados instrumentos de tasa flotante de las empresas que necesitan obtener efectivo, dijo Flynn. La tasa flotante está vinculada a una tasa de referencia a corto plazo, como la tasa de los fondos federales, por lo que subirá siempre que la Reserva Federal suba las tasas.

Pero si no eres un experto en bonos, sería mejor que invirtieras en un fondo especializado en sacar el máximo partido a un entorno de subida de tasas a través de instrumentos de tasa flotante y otras estrategias de ingresos de bonos. Flynn recomienda buscar un fondo de inversión de ingresos estratégicos o de ingresos flexibles o un ETF, que mantendrá una gama de diferentes tipos de bonos.

"No veo muchas de estas opciones en los 401(k)", dijo. Pero siempre puedes pedir a tu proveedor de 401(k) que incluya la opción en el plan de tu empresa.