CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiempo

El modelo de previsión de 5 días de Ian ubicó el punto en que tocó tierra a solo 8 kilómetros de la ubicación real

Por Jennifer Gray

(CNN) -- Es difícil saber por dónde empezar esta mañana. He estado reflexionando durante todo el fin de semana, y mi corazón se siente muy triste por la gente de Florida.

Muchos tardarán años en recuperar sus vidas hasta un punto en el que se parezcan a lo que eran antes.

El huracán Ian fue uno de los mayores y más impactantes huracanes que he cubierto en mis casi 20 años de carrera meteorológica.

Es posible que no vuelva a ver otro ciclón comparable, al menos eso espero.

Hablé con Robbie Berg, un pronosticador del Centro Nacional de Huracanes que hizo muchos de los pronósticos para Ian y que ha trabajado durante el huracán con un temor similar.

"Soy uno de los pronosticadores que hace directamente la previsión. Es un tipo diferente de devastación, porque pones todo tu esfuerzo en comunicar lo que podría suceder en base a la previsión, y sabes lo que podría suceder si esa previsión se hace realidad", dijo Berg.

publicidad

El Centro Nacional de Huracanes ha trabajado sin descanso para emitir las mejores previsiones y lo ha hecho con una precisión increíble.

Según el meteorólogo de CNN Brandon Miller, el lugar en el que Ian tocó tierra, Cayo Costa, estaba en el cono de previsión de todos los pronósticos.

Miller también señaló que el pronóstico fijó la llegada a tierra de Ian (como un huracán mayor también) dentro de 8 kilómetros de su ubicación eventual con 120 horas de anticipación, lo cual es bastante notable teniendo en cuenta lo poco fiables que pueden ser los pronósticos a cinco días y a mayor plazo.

Pero sabemos que el cono, por definición, no incluye los impactos, sino solo dónde estará el centro del ciclón.

Con Ian, como con muchos ciclones, los impactos se resienten mucho más allá del centro.

"Hay que mirar el ciclón como un todo. ¿Cuál es el riesgo de que llueva mucho? O, ¿cuál es el riesgo de recibir un viento fuerte o una marejada?" dijo Berg. "Realmente estamos tratando de aclarar el mensaje a lo que es realmente más importante, a pesar de si el cono se está moviendo un poco o la aceleración o desaceleración, ¿sabes? ¿Qué es lo que la mayoría de la gente debe tener en cuenta con el ciclón?"

Con Ian, está claro que los impactos fueron las marejadas y las lluvias.

El tamaño y la potencia de esta tormenta empujaron un muro de agua hacia la vulnerable y baja costa del suroeste de Florida, y tuvo un gran alcance, lejos de donde el ojo llegó a la costa.

Y la lluvia que acompañó a este huracán de lento movimiento fue histórica.

Los impactos de Ian quedaron grabados para la posteridad

Ian ocupa el tercer lugar en cuanto a la cantidad de lluvia que cayó dentro de un sistema tropical.

Harvey ocupa los puestos número uno y dos por los dos días de lluvia que cayeron sobre Texas en 2017.

Berg explicó que en el caso de Ian, su confianza en la intensidad del ciclón era muy alta.

Sabían que se convertiría en un gran huracán en el Golfo, y así fue. Sin embargo, saber de cierto su trayectoria era algo más complicado.

"Las previsiones de la trayectoria, en este caso, eran un poco más difíciles. Pero este tipo de previsiones siempre son difíciles cuando se trata de un ciclón que va en paralelo a la costa. La llegada a tierra puede producirse en un área muy amplia solo en función del ángulo de aproximación del huracán a la costa", explicó Berg.

Berg lleva 20 años trabajando como pronosticador en el centro de huracanes.

Sabe que las previsiones que realiza tienen un impacto enorme en las decisiones de la gente y en cómo se interpretan los impactos.

"Cuando escribes esas discusiones, mucha gente las revisa minuciosamente, para captar los mensajes. Hay que asegurarse de que lo que se dice es claro, tiene sentido y transmite los puntos más importantes, porque todo lo que se dice en esos debates no solo lo va a leer la gente, sino que se va a amplificar y los medios, o sus usuarios, lo van a compartir", dijo Berg. "Estamos marcando el tono y el mensaje de estos eventos".

Ahora, él está reflexionando sobre lo que ocurrió durante Ian tanto como todos nosotros.

"Es muy difícil escuchar las historias y ver las imágenes del suroeste de Florida y de otras zonas afectadas por Ian, pero esas mismas historias e imágenes son las que nos hacen preguntarnos: ‘¿Qué podemos hacer mejor la próxima vez?’".

La humedad de Ian sigue causando problemas en el Atlántico Medio

Ian no va a desaparecer simplemente. Es en parte responsable de lo que está ocurriendo en el Atlántico Medio esta semana.

Hay una zona de baja presión estacionaria justo frente a la costa de los estados del Atlántico Medio que hará que se mantengan las condiciones de brisa y humedad para comenzar la semana.

"Las precipitaciones más intensas se concentrarán en torno a la Bahía de Chesapeake, al este de la península de Delmarva, con totales durante los próximos dos días en torno a 25-50 mm en general, y localmente totales superiores a 76 mm", dijo el Centro de Predicción del Tiempo.

Este empuje de los vientos costeros está causando inundaciones para más de 20 millones de personas desde Long Island hasta las cadenas de islas de los Outer Banks de Carolina del Norte.

Este lunes se espera "potencialmente una de las mareas más altas de la última década", según el Servicio Meteorológico Nacional en Wakefield, Virginia. Algunas localidades alrededor de Hampton Roads y Virginia Beach podrían sufrir grandes inundaciones y sus niveles de agua más altos en 5 a 10 años, según el NWS.

La razón de esta excesiva inundación costera es una combinación del sistema de baja presión costera y la humedad que dejó atrás Ian.

Una fuerte zona de alta presión se encuentra alrededor de los Grandes Lagos, por lo que la alta presión y la baja presión trabajan en conjunto para producir condiciones extremadamente ventosas.

Se espera que una docena de medidores registren niveles de inundación en la marea alta de este lunes por la tarde en las costas de Virginia, Maryland y Carolina del Norte. Se espera que el agua alcance de 0,6 a 0,9 metros sobre el nivel del suelo en algunas áreas.

"Las graves inundaciones se extenderán hacia el interior desde la costa y el litoral, inundando casas y negocios, y aislando algunos vecindarios. Numerosas carreteras estarán intransitables bajo varios centímetros de agua y [posiblemente] los vehículos queden sumergidos", añadió el NWS.

También se han emitido avisos de vientos y olas fuertes en gran parte de la región, con ráfagas de viento de hasta 80 km/h y olas de entre 2,5 y 3,5 metros que azotan la costa.

Las inundaciones alcanzarán su punto máximo este lunes por la tarde durante la marea alta, pero como se espera que la baja costera se mantenga, la amenaza de inundaciones continuará hasta el martes.

-- Monica Garrett y Dave Hennen, meteorólogos de CNN, contribuyeron con este reportaje.

Acerca del autor

Jennifer Gray

Jennifer Gray es metereologa y reporta desde la sede mundial de CNN en Atlanta. Gray es miembro de la Asociación Nacional del Tiempo de Estados Unidos y fue reconocida con la distinción AMS Seal de la Sociedad Americana de Meteorología.

Antes de unirse a CNN, Gray fue presentadora para la cadena WTVJ, una afiliada de NBC con sede en Miami, ahí reportó sobre estado del tiempo y produjo especiales sobre cómo prepararse y la seguridad en caso de huracanes. También coprodujo y copresentó el programa 'Florida Insider Fishing Report' para Sun Sports y 'Beyond The Reef'.

Gray es licenciada en Ciencias de la Tierra, y obtuvo un título en metereología televisiva de la Universidad Estatal de Mississippi y se graduó con el grado de Licenciatura en Periodismo Televisivo de la Northwestern State University en Louisiana.