CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Judicial

Acusan al sospechoso de atacar a Paul Pelosi de intento de secuestro e intento de asesinato

Por Evan Perez, Zachary Cohen, Marshall Cohen

(CNN) — El hombre señalado de atacar a Paul Pelosi, esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue acusado formalmente de múltiples cargos federales y estatales este lunes.

A David DePape, de 42 años, lo acusaron de una letanía de delitos, que incluyen agresión, intento de asesinato e intento de secuestro, luego de la irrupción en la casa de la pareja en San Francisco la semana pasada, según anunciaron la oficina del fiscal federal y del fiscal de distrito de San Francisco.

DePape enfrenta un cargo de "intento de secuestro contra un funcionario estadounidense por el desempeño de funciones oficiales", de acuerdo a la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Norte de California. Ese cargo se relaciona con Nancy Pelosi, pues DePape le dijo a la policía que planeaba “retenerla como rehén”, indica una declaración jurada del FBI que también se reveló este lunes.

El cargo de intento de secuestro tiene un máximo de 20 años de prisión.

También lo acusaron de un cargo de agresión a un familiar inmediato de un funcionario estadounidense con la intención de tomar represalias contra el funcionario. Ese cargo se relaciona con un delito presuntamente cometido contra Paul Pelosi y contempla una sentencia máxima de 30 años de prisión.

publicidad

Los cargos federales contra DePape se suman a los estatales, que la fiscal de distrito de San Francisco, Brooke Jenkins, anunció horas después este lunes. Entre las acusaciones están “intento de asesinato, robo residencial, agresión con un arma mortal, abuso de un anciano, detención ilegal de un anciano, así como amenazas a un funcionario público y su familia", señaló la fiscal.

Por los cargos estatales actuales, DePape enfrenta una pena que va desde los 13 años de cárcel a cadena perpetua, dijo Jenkins. Y añadió que se espera que DePape comparezca ante el tribunal para su lectura de cargos este martes.

CNN reportó este lunes que investigadores del caso entrevistaron a Paul Pelosi este fin de semana en el hospital, y que él pudo proporcionar detalles del ataque, según dos fuentes policiales y una fuente familiarizada con el asunto.

Entre quienes realizaron la entrevista se encontraban investigadores del FBI y de las fuerzas policiales locales.

El relato más detallado hasta ahora de la llamada de emergencia de Paul Pelosi

Los documentos judiciales relacionados con los cargos federales contra DePape plasmaron el relato más detallado que se tiene hasta el el momento de la llamada que Paul Pelosi hizo al 911 mientras se desarrollaba el incidente.

“Pelosi dijo palabras en el sentido de que hay un hombre en la casa y que el hombre va a esperar a la esposa de Pelosi. Pelosi transmitió además que no sabe quién es el hombre. El hombre dijo que su nombre es David”, sostuvo un agente del FBI en una declaración jurada que se conoció este lunes.

Paul Pelosi llamó al 911 a las 2:23 a.m., hora local, del viernes y la policía llegó a su casa ocho minutos después, según los documentos revelados este lunes.

“Cuando se abrió la puerta, Pelosi y DePape sostenían un martillo con una mano y DePape sostenía el antebrazo de Pelosi con la otra", dice la declaración jurada. “Pelosi saludó a los agentes. Los agentes les preguntaron qué estaba pasando. DePape respondió que todo estaba bien. Luego, los policías le pidieron a Pelosi y DePape que soltaran el martillo”.

En ese momento, DePape supuestamente haló el martillo y lo balanceó, golpeando a Paul Pelosi en la cabeza. Pelosi “parecía estar inconsciente en el suelo” después del golpe, indicó la declaración jurada.

Posteriormente, a Paul Pelosi lo trasladaron al hospital y se sometió a una “cirugía exitosa para reparar una fractura de cráneo y lesiones graves en el brazo derecho y las manos”, según un comunicado de prensa previo de la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Dijeron que esperan que Paul Pelosi se recupere por completo.

Una fuente familiarizada con el asunto proporcionó a CNN más información sobre el ataque a Paul Pelosi y la magnitud de sus lesiones a raíz de la denuncia penal federal.

La fuente dijo que DePape golpeó a Pelosi dos veces en la cabeza. A Pelosi debieron realizarle cirugía por una fractura de cráneo y también tenía lesiones graves en las manos y el brazo derecho, lo que provocó que le cortaran la camisa en el hospital para tratarle el brazo, dijo la fuente.

Paul Pelosi dormía en calzoncillos y una blusa de pijama en la habitación del tercer piso de su casa en San Francisco, dijo la fuente, cuando las autoridades señalan que DePape irrumpió.

CNN informó anteriormente que Pelosi logró mantener abierta la línea con el 911, el despachador podía escuchar una conversación de fondo y que Pelosi estaba hablando en código para ayudar a las autoridades a comprender lo que estaba sucediendo.

“DePape estaba preparado para detener y herir a la presidenta (de la Cámara de Representantes) Pelosi cuando ingresó a la residencia de Pelosi en la madrugada del 28 de octubre de 2022”, dijo el agente del FBI en la declaración jurada. “DePape tenía bridas, cinta adhesiva, cuerda y al menos un martillo con él esa mañana”.

DePape aún no ha comparecido ante una corte relacionado con el ataque.

Según la denuncia penal presentada ante el tribunal, DePape confesó en una entrevista con la policía local que tenía la intención de encontrar a la presidenta de la Cámara y mantenerla como rehén.

La declaración jurada del FBI que se presentó con la denuncia decía: “DePape declaró que iba a retener a Nancy como rehén y hablar con ella. Si Nancy le dijera a DePape la 'verdad', él la dejaría ir, y si ella 'mintiera', le rompería 'las rótulas'".

La declaración jurada sostuvo además que DePape le dijo a la policía que Nancy Pelosi era la “líder de la manada” de mentiras promovidas por el Partido Demócrata. DePape le dijo a la policía que otros miembros del Congreso verían que sus acciones tendrían consecuencias cuando Pelosi, con las rótulas rotas, fuera “llevada” a la cámara de la Cámara, según la declaración jurada.

La entrevista fue realizada por el Departamento de Policía de San Francisco el viernes, el día del ataque, según documentos judiciales. A DePape se le leyeron sus derechos Miranda antes de hablar con la policía y confesó sus intenciones de secuestrar a la líder demócrata, según los documentos.