CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Gobierno envía expertos médicos al sitio del accidente del tren con residuos tóxicos de Ohio mientras aumentan las preocupaciones de seguridad de los residentes

Por Aya Elamroussi

(CNN) -- La administración del presidente Joe Biden dijo que está desplegando expertos médicos federales para ayudar a evaluar qué peligros persisten en un pueblo de Ohio donde un tren que transportaba materiales peligrosos se descarriló este mes. También se evaluará un aumento del apoyo federal a pedido del gobernador de Ohio a medida que los residentes ansiosos señalan signos de efectos adversos.


El gobernador de Ohio, Mike DeWine, pidió este jueves a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), y al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. que envíen equipos a East Palestine, donde el tren descarriló el 3 de febrero y provocó un incendio que duró un día.

“Esta solicitud de expertos médicos incluye, entre otros, médicos y especialistas en salud del comportamiento”, escribió DeWine en una carta a los CDC. “Algunos miembros de la comunidad ya han visto médicos en el área, pero siguen preocupados por su condición y los posibles efectos en la salud, tanto a corto como a largo plazo”.

La administración de Biden aprobó la solicitud y comenzó a desplegar equipos de ambas agencias federales en parte para pruebas y evaluaciones de salud pública, dijo este jueves la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Eso se suma a la ayuda que brinda la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), según Jean-Pierre, quien señaló este jueves que la situación del descarrilamiento de trenes es “mucho más expansiva” de lo que FEMA puede ofrecer.

Tren tóxico Ohio

Los globos se colocan junto a un letrero que muestra información para que los residentes reciban pruebas de calidad del aire de Norfolk Southern Railway el 16 de febrero de 2023 en East Palestine, Ohio. (Crédito: Michael Swensen/Getty Images)

El impulso del apoyo federal a una comunidad de unas 5.000 personas a lo largo de la frontera estatal entre Ohio y Pensilvania se produce en medio de la creciente preocupación de algunos residentes de que algunas áreas pueden no ser seguras para vivir.

publicidad

Se emitió una orden de evacuación para las áreas cercanas el sitio del accidente fue levantado el 8 de febrero después de que las autoridades dijeron que los resultados de las muestras de aire y agua los llevaron a considerar que el área era segura, dijeron las autoridades.

Pero un hedor químico persistió en algunas áreas, y algunos residentes dijeron que el olor les causaba dolores de cabeza y de garganta. Además, los funcionarios estiman que miles de peces murieron por la contaminación que se arrastra por los arroyos y ríos.

Las preguntas de los residentes sobre la seguridad, algunas de las cuales se expresaron en una emotiva reunión comunitaria este miércoles, fueron la decisión de los equipos de realizar detonaciones controladas el 6 de febrero de algunos tanques que transportaban productos químicos tóxicos para evitar una explosión más peligrosa. Aunque se evitó una explosión mayor, las detonaciones esencialmente liberaron sustancias químicas en el aire, incluido el cloruro de vinilo, que en niveles altos podría causar la muerte y aumentar el riesgo de cáncer.

Este jueves, el jefe de la Administración de la Agencia Ambiental federal(EPA, por sus siglas en inglés) visitó East Palestine y prometió utilizar la autoridad de aplicación de la agencia para responsabilizar al operador del tren, Norfolk Southern.

“Quiero que la comunidad sepa que los escuchamos, los vemos y que llegaremos al fondo de esto”, dijo este jueves el administrador de la EPA, Michael S. Regan, durante una conferencia de prensa. “Estamos analizando todos los productos químicos orgánicos volátiles. Estamos haciendo pruebas para todo. Estamos analizando todo lo que había en ese tren. Por lo tanto, nos sentimos cómodos de que estamos lanzando una red lo suficientemente amplia como para presentar una imagen que protegerá a la comunidad”.

Tren tóxico Ohio

Durante la visita, Regan observó algunos de los esfuerzos de descontaminación en curso después del peligroso descarrilamiento del tren. Si bien la EPA estatal tiene la responsabilidad principal sobre la escena, Regan señaló que el brazo federal está listo para brindar ayuda cuando sea necesario.

Regan también señaló que Norfolk Southern firmó un aviso de responsabilidad, reconociendo que la empresa será responsable de la limpieza.

Mientras tanto, otro tren operado por Norfolk Southern se descarriló este jueves por la mañana en Van Buren Charter Township de Michigan, y los funcionarios locales dijeron que no había evidencia de que el área estuviera expuesta a materiales peligrosos.

Población en Ohio estaría expuesta a tóxicos cancerígenos tras accidente 5:13

En qué punto se encuentra la investigación sobre el descarrilamiento del tren

Los investigadores federales de transporte están trabajando enérgicamente para determinar qué causó el accidente del tren de carga de 100 vagones en Ohio, dijo este jueves la directora de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) en un hilo de tuits.

“Tienen mi compromiso personal de que la NTSB CONTINUARÁ compartiendo toda la información públicamente tan pronto como sea posible después de nuestro análisis”, escribió la presidenta de la junta, Jennifer Homendy. “Siguiente: los investigadores de la NTSB examinarán minuciosamente los vagones cisterna una vez descontaminados. Como siempre, emitiremos recomendaciones de seguridad urgentes según sea necesario”.

Uno de los elementos bajo escrutinio es un cojinete de rueda aparentemente sobrecalentado visto en video antes del descarrilamiento, dijo la NTSB. El aparente sobrecalentamiento comenzó al menos 43 minutos antes de que el tren descarrilara, según un análisis de CNN de los videos de vigilancia que obtuvo la red.

Aproximadamente a las 8:12 p.m. del 3 de febrero, se vieron chispas de un aparente sobrecalentamiento de un cojinete de rueda cuando el tren pasaba por Salem, Ohio, según muestran dos videos de vigilancia obtenidos por CNN. Se ven luces brillantes y chispas que emanan de uno de los vagones.

No se vieron chispas en el video de vigilancia tomado 14 minutos antes cuando el tren pasaba por Alliance, Ohio.

El tren descarriló en el East Palestine alrededor de las 8:55 p.m., unos 43 minutos después de que se vieran las chispas en Salem.

No está claro qué causó el sobrecalentamiento y si está relacionado con el descarrilamiento.

El tren transportaba materiales tóxicos, incluidos cloruro de vinilo, éter monobutílico de etilenglicol, acrilato de etilhexilo, isobutileno y acrilato de butilo, dijo la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

De esos, el gas de cloruro de vinilo que se incendió podría descomponerse en compuestos que incluyen cloruro de hidrógeno y fosgeno, un arma química utilizada durante la Primera Guerra Mundial como agente asfixiante, según la EPA y los CDC. Se sabe que el cloruro de vinilo, un compuesto orgánico volátil, o VOC, y el químico más tóxico involucrado en el descarrilamiento, causa cáncer, ataca el hígado y también puede afectar el cerebro, dijo a CNN Maria Doa, del Environmental Defense Fund.

A los residentes les preocupa que no todos estén recibiendo las pruebas adecuadas

Son los peligros que representan estos productos químicos lo que ha puesto nerviosos a los residentes de East Palestine durante las últimas dos semanas.

En una reunión del ayuntamiento este miércoles, el alcalde de East Palestine, Trent Conaway, se refirió a las detonaciones controladas del 6 de febrero y dijo que la única opción era liberar los productos químicos manualmente o arriesgarse a un mayor peligro para los residentes.

“Había (había) dos opciones: o detonábamos esos tanques, o ellos mismos se detonaban”, dijo Conaway a un grupo de reporteros en la reunión del miércoles. “Si no hacíamos eso, iban a explotar y tendríamos metralla por todo el pueblo”.

Jami Cozza, residente de East Palestine, dijo que no regresará a casa hasta que sea seguro. Cozza le dijo a CNN que se hospeda en un hotel pagado por la compañía de trenes debido a la toxicidad en su casa.

Cozza explicó que la compañía de trenes le dijo que era seguro regresar a casa después de realizar pruebas de aire. Ella insistió en que la compañía hiciera pruebas de suelo y agua, y solo entonces un toxicólogo consideró que su casa no era segura.

“Si no hubiera usado mi voz, si no me hubiera dado un ataque, estaría sentada en esa casa ahora mismo, cuando me dijeron que era seguro”, dijo Cozza este jueves, y agregó que le preocupa que no todos los residentes estén recibiendo el nivel adecuado de prueba.

Cozza señaló que la compañía también se ofreció a pagar todos sus gastos de mudanza. "No se trata de dinero. Se trata de nuestra casa”, dijo.

Los representantes del operador del tren, Norfolk Southern, no asistieron a la reunión comunitaria este miércoles, citando preocupaciones de seguridad después de que dijo que los empleados fueron amenazados, lo que aumentó aún más las tensiones.

A pesar de la ausencia de la empresa, el alcalde dijo que el operador ha estado colaborando con los funcionarios locales “tremendamente”.

A principios de esta semana, Norfolk Southern dijo que planea crear un fondo caritativo de US$ 1 millón para apoyar a la comunidad de East Palestine.