CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Judicial

El fiscal del distrito de Manhattan dice que volverán a juzgar el caso de crímenes sexuales de Harvey Weinstein

Por Eric Levenson, Lauren del Valle

(CNN) -- La Fiscalía del Distrito de Manhattan volverá a juzgar el caso de delitos sexuales contra Harvey Weinstein, dijo un fiscal al tribunal este miércoles en la primera audiencia del exproductor de cine desde que se anuló su condena.

El juez ordenó que Weinstein permaneciera bajo custodia antes de su nuevo juicio. La próxima audiencia está fijada para el 29 de mayo.

Weinstein, de 72 años, había sido declarado culpable en el 2020 de acto sexual delictivo en primer grado y violación en tercer grado y fue sentenciado a 23 años de prisión. Sin embargo, la semana pasada el Tribunal de Apelaciones de Nueva York, por una votación de 4 a 3, anuló la condena y ordenó un nuevo juicio, tras alegar que el juez admitió erróneamente los testimonios de tres testigos de "malos actos anteriores" y permitió incorrectamente a los fiscales interrogar a Weinstein sobre los casos de abuso verbal.

El fallo del tribunal anuló el caso contra Weinstein, cuya caída fue un símbolo del éxito del movimiento #MeToo.

La Fiscalía del Distrito de Manhattan dijo la semana pasada que planeaba volver a juzgar el caso, y la fiscal Nicole Blumberg hizo oficial esa posición en el tribunal este miércoles. Dijo que quieren volver a juzgar el caso rápidamente, tan pronto como en septiembre, si es posible.

publicidad

El fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, también llegó a la corte con Jessica Mann, una de las acusadoras clave en el caso, como muestra de unidad.

“Jessica Mann está aquí en el tribunal para demostrar que no va a dar marcha atrás”, dijo Blumberg, quien añadió que este era un caso sólido anteriormente y “sigue siendo un caso sólido en 2024”.

Weinstein llegó a la corte en silla de ruedas y vestía un traje. Arthur Aidala, su abogado, dijo que Weinstein “tiene problemas médicos muy graves” y que había estado en el Hospital Bellevue, pero dijo que todavía estaba mentalmente capacitado.

"Está más astuto y más inteligente que nunca", dijo Aidala.

Aidala rechazó la afirmación del fiscal de que el caso es sólido y dijo: "Fue absuelto de los cargos más graves". Pidió que los cargos de los que Weinstein fue absuelto se eliminaran del documento de acusación.

Weinstein ratificó su inocencia y negó cualquier actividad sexual no consensuada.

¿Cómo se llegó hasta aquí?

La comparecencia ante el tribunal se produjo más de seis años después de que informes del The New York Times y The New Yorker en 2017 revelaran el presunto historial de abuso sexual, acoso y acuerdos secretos de Weinstein mientras usaba su influencia como poderoso agente de Hollywood para aprovecharse de las mujeres jóvenes.

En ese momento, Weinstein era uno de los hombres más poderosos de Hollywood y ayudó a producir películas como “Pulp Fiction”, “Clerks” y “Shakespeare in Love”. Las revelaciones provocaron una oleada de testimonios de mujeres que hablaron públicamente sobre la omnipresencia del abuso y el acoso sexual en lo que se conoció como el movimiento #MeToo.

Sin embargo, el #MeToo no tuvo tanto éxito en los tribunales ya que este es el segundo caso de alto perfil que se anula en una apelación. El comediante Bill Cosby fue condenado en 2018 por drogar y agredir sexualmente a una mujer, pero un tribunal de apelaciones de Pensilvania anuló la condena en 2021, tras argumentar que habían violado sus derechos al debido proceso.

Además del caso de Nueva York, Weinstein fue sentenciado el año pasado en Los Ángeles a 16 años de prisión por cargos de violación y agresión sexual. Ese juicio también utilizó testigos de “malos actos anteriores” y también fue apelado.

Los cargos de Nueva York se basaron directamente en el testimonio de Miriam Haley y Mann. Haley testificó que Weinstein le había practicado sexo oral a la fuerza en 2006 en su departamento de Manhattan, mientras que Mann testificó que la había violado en 2013 durante lo que ella describió como una relación abusiva.

Los fiscales de Manhattan podrían enfrentar algunos desafíos importantes al volver a juzgar el caso de Weinstein.

Haley dijo la semana pasada que consideraría testificar de vuelta en un nuevo juicio, pero señaló las desventajas de hacerlo.

"Implica revivir el trauma una y otra vez", dijo Haley. "Definitivamente no quiero volver a pasar por eso".

“Esto no se trata solo de mí. Es un caso realmente importante. Está ante el público, lo cual es difícil para mí personalmente, pero es importante para el colectivo. Esas son las razones por las que lo haría de nuevo. No lo hago solo por mí", añadió.

-- Elizabeth Wagmeister y Jean Casarez de CNN contribuyeron a este informe.