CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiempo

Inundaciones repentinas amenazan el sur de Estados Unidos mientras fuertes tormentas azotan una región ya inundada

Por Robert Shackelford, Elizabeth Wolfe

(CNN) -- Inundaciones repentinas podrían golpear el sur de Estados Unidos a principios de esta semana como otra ronda de tormentas severas, incluyendo partes de Texas, donde cientos de personas fueron rescatadas durante los aguaceros torrenciales de la semana pasada.

El Centro de Predicción de Tormentas (SPC) publicó su actualización de las 2 de la madrugada, hora Miami, y aumentó la amenaza de tormenta severa en partes del sur a un nivel 3 de 5 para este lunes.

Más de 14 millones de personas están bajo alerta de inundaciones entre este lunes y martes en una zona que se extiende desde el centro de Texas hasta el Panhandle de Florida, incluidas las zonas afectadas por las lluvias al norte de Houston. Centros metropolitanos como Dallas, Nueva Orleans, Shreveport, Mobile y Tallahassee podrían sufrir inundaciones. El granizo podría alcanzar hasta 10 centímetros de diámetro y las ráfagas de viento podrían superar los 119 km/h.

"Se esperan tormentas eléctricas severas hoy desde el centro y este de Texas a través de partes de los estados de la costa del Golfo. El potencial puede desarrollarse para corredores de ráfagas de viento significativas, granizo muy grande, y unos pocos tornados", advierte el Centro de Predicción de Tormentas.

El sur ha sido azotado por varias rondas de lluvia durante la semana pasada, incluyendo fuertes tormentas que se movieron a través de Texas y Luisiana este domingo, trayendo algunos granizo del tamaño de una pelota de tenis y generando que el Servicio Meteorológico Nacional emitiera alertas de tornado y advertencias de inundaciones repentinas.

publicidad

Se esperan fuertes vientos, granizo de hasta 10 centímetros de de diámetro y un puñado de tornados a medida que esas tormentas avanzan hacia la costa del Golfo este lunes y otro muro de tormentas severas comienza a aumentar a través del este de Texas y Louisiana.

Los aguaceros más intensos se prevén desde el sureste de Luisiana hasta el oeste de Florida. Las precipitaciones en la zona podrían alcanzar casi 8 centímetros por hora y combinarse con las tormentas de este domingo para alcanzar hasta 200 milímetros de precipitación total.

Algunas zonas del sureste han sufrido un aluvión incesante de fuertes tormentas en las últimas dos semanas que han azotado la región con vientos dañinos y granizo y peligrosos tornados e inundaciones.

Los medidores fluviales del este de Texas y Luisiana siguen registrando crecidas debido a las lluvias de hace más de una semana, incluido el río Liberty, que se encuentra en la fase de crecida más importante al norte de Houston. Al menos otros siete ríos de ambos estados se encuentran en estado de crecida moderada.

Este martes, la amenaza se desplazará hacia el sureste y se prevé que la mayor parte de las tormentas se produzcan en una zona que se extiende desde el Panhandle de Florida hasta las Carolinas.

Clima EE.UU. Tormentas

Se prevén lluvias torrenciales en todo el sur el lunes. (Crédito: CNNweather)

Un tiempo brutal azota Texas

Las fuertes tormentas que azotan Texas son solo las últimas de una serie de fenómenos meteorológicos severos que han asolado el estado desde principios de abril.

En el último mes, decenas de tornados han azotado desde el Panhandle tejano hasta la costa del Golfo, dejando a su paso casas y negocios destruidos. Algunas zonas del estado también han recibido una lluvia de granizo del tamaño de pelotas de softball y meses de lluvia han empapado el este de Texas, generaronla crecida de los ríos a niveles no vistos desde las devastadoras inundaciones del huracán Harvey en 2017.

El pasado fin de semana, en el condado de Harris, Texas, más de 200 personas tuvieron que ser rescatadas de sus casas y vehículos debido a que los aguaceros causaronel desbordamiento de los ríos y las carreteras quedaron sumergidas bajo el agua. Muchas personas tuvieron que dejar al ganado abandonado y más de 150 mascotas fueron rescatadas por las tormentas, según ha explicado a CNN la jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo.

Pocos días antes, algunas comunidades al norte de Houston habían recibido lluvias durante casi dos meses, lo que generó evacuaciones y rescates acuáticos.

Las lluvias consecutivas hacen que la región sea especialmente vulnerable a las inundaciones repentinas, ya que los ríos ya están crecidos y los suelos tienen poca capacidad para absorber más agua.