CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Conclusiones del día 17 del juicio penal contra Donald Trump: primer día del contrainterrogatorio a Michael Cohen

Por Alexandra Ferguson

(CNN) -- El abogado de Donald Trump, Todd Blanche, comenzó su confrontación con Michael Cohen este martes echándole en cara los dichos del exabogado del expresidente.

Blanche confirmó que nunca habían hablado, pero preguntó a Cohen si ya sabía quién era, puesto que Cohen "se metió a TikTok y me llamó pequeño llorón" justo antes de que comenzara el juicio.

"Suena como algo que yo diría", respondió Cohen, exabogado de Trump.

La pregunta marcó el tono del contrainterrogatorio al testigo clave de la Fiscalía de Manhattan en el juicio contra el expresidente por el pago de dinero por silencio. Durante aproximadamente dos horas, Blanche comenzó un contrainterrogatorio para tratar de desacreditar las acusaciones de Cohen contra Trump. Blanche confirmó que su interrogatorio durará la mayor parte del día cuando el tribunal se reanude el jueves.

Cohen detalló a lo largo de dos días el esquema de dinero por silencio que involucró a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels antes de las elecciones de 2016, explicó al jurado los US$ 130.000 que pagó por orden de Trump y describió su ruptura con el expresidente. El testimonio de Cohen vincula las acusaciones de la fiscalía de que Trump violó la ley al falsificar registros comerciales para reembolsar a Cohen y ocultar el pago. Trump se ha declarado inocente y niega haber tenido una aventura con Daniels.

publicidad

Si Cohen baja del estrado el jueves, la fiscalía parece dispuesta a terminar sus argumentos contra Trump. El fiscal adjunto Joshua Steinglass confirmó el martes al juez Juan Merchan que Cohen es el último testigo de la Fiscalía.

Aquí están las conclusiones del día 17 del juicio contra Trump:

Blanche intenta usar las palabras de Cohen para desacreditarlo

La pregunta inicial de Blanche fue solo la primera de una serie de citas variopintas de Cohen que Blanche planteó a los miembros del jurado para intentar retratar a Cohen como alguien que odiaba a Trump y que estaba empeñado en vengarse mientras ganaba dinero a costa del expresidente e intentaba que se revisara su sentencia de prisión.

El expresidente Donald Trump y Michael Cohen. Jane Rosenberg

Blanche tenía mucho material con el que trabajar. Cohen escribió dos libros, "Disloyal" y "Revenge", y grabó cientos de podcasts -lo que confirma que menciona a Trump en cada episodio de "Mea Culpa".

Sobre el primer podcast de Cohen en 2020, Blanche le preguntó si había llamado a Trump "misógino grosero de dibujos animados".

"Suena como algo que yo diría", volvió a responder Cohen.

Blanche preguntó entonces si Cohen llamó a Trump "villano de dibujos animados rebozado en Cheeto".

"Eso también suena como algo que dije", dijo Cohen.

Blanche disparó más líneas a Cohen, preguntando si dijo en su podcast en 2020: "De verdad espero que Donald Trump termine en la cárcel".

"Suena más como mi lenguaje en 'Mea Culpa'", respondió Cohen.

Blanche pidió entonces a Cohen que escuchara el audio del podcast, que Cohen, el juez, los abogados y Trump se pusieron los auriculares para escucharlo.

Blanche continuó preguntando a Cohen cuánto dinero había ganado con sus libros, sus podcasts y la cuenta de TikTok que lanzó hace seis meses.

El resultado del interrogatorio fue que Cohen se estaba ganando la vida atacando a Trump después de que perdiera su licencia de abogado tras su declaración de culpabilidad en 2018 por cargos que incluían violaciones de financiación de campaña vinculadas al esquema de dinero por silencio.

Cohen trató de darle otro giro. Cuando se le preguntó cuál era su objetivo de publicar un TikTok casi todas las noches, dijo: "Construir una audiencia, crear una comunidad, desahogarme de verdad porque me cuesta dormir, así que encontré una salida".

El tira y afloja sobre las palabras de Cohen seguramente continuará el jueves mientras Blanche intenta convencer al jurado de que no confíe en los alegatos de Cohen relacionados con el caso en sí.

Blanche interroga a Cohen sobre sus opiniones drásticamente cambiantes sobre Trump

Blanche llevó a Cohen a través de la evolución de los sentimientos del exabogado sobre Trump, señalando el paso de la admiración al odio en el verano de 2018, cuando Cohen se volvió contra su antiguo jefe.

A la pregunta de si estaba "obsesionado" con Trump, Cohen respondió: "Yo no diría obsesionado. Lo admiraba enormemente".

Y continuó: "No recuerdo haber usado esa palabra. No diría que estaría mal".

Este boceto de la corte muestra al expresidente Donald Trump, izquierda, y Michael Cohen, derecha, en la corte el martes 14 de mayo en Nueva York. Cristina Cornell

Cohen también utilizó su admiración para tratar de explicar su cambio, respondiendo a una serie de preguntas sobre las cosas agradables que había dicho sobre Trump diciendo: "En ese momento estaba metido hasta las rodillas en el culto a Donald Trump, sí".

Blanche leyó una lista de cumplidos que Cohen hizo a Trump públicamente en 2015 y 2016, entre ellos llamar a Trump "un buen hombre", "un hombre que se preocupa profundamente por su familia" y "un hombre que dice las cosas claras".

A lo largo del contrainterrogatorio, Blanche hizo preguntas punzantes a Cohen sobre cuándo decía la verdad o mentía cuando se trataba de Trump.

"Decías la verdad, ¿correcto?", preguntó Blanche en relación con los cumplidos que Cohen hizo a Trump.

"Así es como me sentía", dijo Cohen. "Estaba expresando mis sentimientos, así que sí, sería la verdad".

Cohen confirmó que sus sentimientos hacia Trump cambiaron en el verano de 2018, alrededor del momento en que se declaró culpable de cargos federales.

El abogado de Trump presionó a Cohen sobre sus motivaciones desde que se volvió contra el expresidente, sugiriendo que Cohen ahora está impulsado por la venganza y el dinero.

Blanche le citó un extracto del libro de Cohen "Disloyal": "Lo quería todo: el poder, la buena vida, la aclamación pública, la fama, los grandes negocios, los autos rápidos, los aviones privados, el exceso y el glamour y el entusiasmo por la vida".

"Esas son mis palabras, sí", confirmó Cohen.

No hubo fuegos artificiales por parte de Trump o Cohen el martes por la tarde durante el interrogatorio.

El exabogado de Trump mantuvo su talante comedido durante las más de dos horas de interrogatorio de Blanche. Trump, por su parte, rara vez se involucró con el testimonio de Cohen. Se volvió inicialmente hacia Cohen cuando Blanche comenzó, pero pasó la mayor parte del tiempo con los ojos cerrados, pareciendo estar ausente, con la boca abierta en algunos momentos.

Ocasionalmente, Trump miraba en la dirección de Cohen, torciendo el cuello en un momento cuando se le preguntó a Cohen si mintió a la oficina del fiscal especial Robert Mueller en 2018.

Cohen explica a los jurados su decisión de dejar de ser leal a Trump

Por la mañana, los fiscales concluyeron su interrogatorio a Cohen, conduciéndolo en detalle a través de su decisión de dejar de ser leal a Trump -y dejar de mentir por Trump- cuando se declaró culpable de cargos federales en 2018.

Cohen explicó que mintió en nombre de Trump al Congreso en 2017 durante la investigación sobre Rusia, y que fue "equívoco" cuando informó a la Comisión Federal Electoral (FEC) sobre el pago de US$ 130.000 a Daniels en una carta de 2018.

Después de enviar la carta a la FEC en febrero de 2018, Cohen testificó que el entonces abogado de Trump, Jay Sekulow, le envió un mensaje que decía: "El cliente dice gracias por lo que haces". Cohen confirmó que el cliente era Trump.

Michael Cohen es interrogado por la fiscal Susan Hoffinger. Cristina Cornell

A lo largo del testimonio en el que explicaba los acontecimientos que condujeron a su declaración de culpabilidad, Cohen describió cómo los aliados de Trump -y los tuits de Trump- le aseguraron que su lealtad era apreciada y que no debía "delatar" a Trump.

Después de que el FBI incautara los teléfonos y registros de Cohen en una orden de registro en 2018, "recibí una llamada telefónica del presidente Trump", testificó. "Quería obviamente que él supiera lo que estaba ocurriendo. Y él me dijo: 'No te preocupes. Soy el presidente de Estados Unidos. Aquí no hay nada. Todo va a salir bien. Sé fuerte'".

Fue la última vez que hablaron, dijo Cohen.

En última instancia, Cohen describió cómo una conversación con su familia en agosto de 2018 lo convenció de cambiar de opinión, declararse culpable y decir la verdad sobre Trump, dijo.

"Tomé una decisión basada de nuevo en la conversación que tuve con mi familia de que no mentiría más por el presidente Trump".

La fiscal Susan Hoffinger utilizó varias preguntas para pasear a Cohen a través de sus giros de declaraciones pasadas sobre temas como sus cargos fiscales federales en un intento de adelantarse al contrainterrogatorio seguro de mantener el foco en esas discrepancias. Terminó su interrogatorio a Cohen preguntándole si se arrepentía de su pasada asociación con Trump.

"Me arrepiento de haber hecho cosas por él que no debería haber hecho, mentir, intimidar a la gente con el fin de lograr un objetivo", afirmó Cohen. "No me arrepiento de haber trabajado con la Organización Trump. Como expresé antes, algunos momentos muy interesantes, geniales. Pero para mantener la lealtad y hacer las cosas que él me había pedido, violé mi brújula moral, y sufrí la sanción, al igual que mi familia".

Más aliados de Trump acuden a los tribunales

El juzgado de Trump en Manhattan parece ser el club de moda en Nueva York para los aspirantes a políticos republicanos.

La semana pasada, fue el senador por Florida Rick Scott quien se unió a Trump en los tribunales. El lunes, el senador J.D. Vance, de Ohio, estaba sentado dos filas detrás del expresidente.

El martes, el mayor grupo de políticos, y al menos un posible candidato a vicepresidente, subió a al piso 15 del tribunal de Manhattan para mostrar su apoyo a Trump.

La lista incluía a Doug Burgum, gobernador de Dakota del Norte, antiguo rival de Trump en las presidenciales y ahora aspirante a vicepresidente, a Mike Johnson, presidente de la Cámara de Representantes, a los representantes de Florida Byron Donalds y Cory Mills, y el exaspirante presidencial Vivek Ramaswamy. Todos estuvieron sentados detrás de Trump durante gran parte del día excepto Johnson, que apareció en el pasillo con Trump para su rueda de prensa matutina pero no entró en la sala (la oficina del republicano de Louisiana dijo que entró en la sala de escucha antes de dar una conferencia de prensa fuera del tribunal).

Judge Juan Merchan. Crédito: Jane Rosenberg

Lara Trump, la nuera de Trump y la nueva copresidenta del Comité Nacional Republicano, también asistió al tribunal el martes, junto con el hijo de Trump, Eric Trump, que se ha convertido en una presencia casi habitual en la sala en las últimas dos semanas.

En un momento dado, cuando los políticos volvieron a entrar en la sala tras dar una conferencia de prensa en el exterior antes del almuerzo, el juez se les quedó mirando, con cara de fastidio, mientras tomaban asiento mientras Cohen estaba en medio de su declaración.

En su rueda de prensa en el exterior, todos los políticos republicanos denunciaron el proceso que habían acudido a presenciar, al igual que habían hecho quienes les habían precedido.

"He aprendido mucho estando allí en persona", dijo Ramaswamy. "Es uno de los lugares más deprimentes en los que he estado en mi vida, pero es apropiado porque lo único más deprimente que el ambiente de esa sala es lo que realmente está ocurriendo allí dentro".

Trump reconoció el martes por la mañana que agradecía las muestras de apoyo.

"Tengo muchos sustitutos y están hablando muy bien", dijo Trump antes de entrar en el tribunal.