CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Incendios

Los incendios inminentes están obligando a miles de canadienses a evacuar. Es posible que algunos no regresen a casa hasta la próxima semana

Por Elizabeth Wolfe, Joe Sutton

(CNN) -- Colosales incendios forestales continúan ardiendo en todo Canadá, lo que obligó a miles de personas a evacuar con niños, mascotas y pertenencias preciadas a cuestas, muchas de ellas sin saber cuándo podrán regresar a sus hogares.

Los bomberos que luchan contra más de 100 incendios en todo el país podrían ver un alivio temporal en algunas regiones a medida que una gran tormenta a mitad de semana avanza por el oeste y el centro de Canadá, generando mayores posibilidades de lluvia y ráfagas de aire más frío.

Aun así, varios incendios volátiles están arrasando a kilómetros de los vecindarios. Los bomberos advierten que ligeros cambios en las condiciones climáticas o en la dirección del viento podrían rápidamente poner en riesgo las casas y negocios cercanos.

Más de 6.000 personas fueron evacuadas de Fort McMurray en Alberta desde este martes mientras un incendio de 20.638 hectáreas arde a menos de 8 kilómetros de las afueras de la ciudad. Los residentes deberían planear estar lejos de sus hogares hasta al menos el 21 de mayo, posiblemente más, dijo el municipio regional.

El incendio cerca de Fort McMurray todavía estaba activo este miércoles, pero se esperaba que los vientos comenzaran a alejar el incendio de la ciudad y su carretera principal, dijo Josee St-Onge, oficial de información sobre incendios forestales de Alberta. Se pronostica que las lluvias comenzarán en el área este miércoles por la noche y caerán hasta 25 milímetros hasta mañana.

Los esfuerzos de extinción de incendios las 24 horas del día ayudaron a mantener las llamas a raya, incluidos helicópteros acuáticos equipados con visión nocturna. Los bomberos –algunos de ellos defendiendo a sus propias comunidades– también han estado realizando turnos agotadores y peligrosos.

“A los bomberos que desafiaron las llamas para defender Fort McMurray y otras áreas de la provincia, apreciamos sus heroicos esfuerzos más de lo que podemos decir y oramos por su regreso seguro”, dijo este miércoles la primera ministra de Alberta, Danielle Smith.

Para muchos residentes de Fort McMurray, los cielos ennegrecidos por el humo y las ansiosas evacuaciones evocan dolorosos recuerdos de un catastrófico incendio de 2016 denominado “La Bestia”, que obligó a 90.000 personas a evacuar y causó miles de millones de dólares en daños a hogares y negocios.

La residente Jocelyn Routhier, cuyo vecindario aún no ha recibido la orden de evacuación, ha observado desde su porche trasero cómo la escena se vuelve inquietantemente similar al desastre anterior. Ella compartió dos fotografías asombrosas de los incendios tomadas con ocho años de diferencia.

“Este es un déjà vu que preferiría no experimentar. Esperemos que no se convierta en realidad”, dijo Routhier en una publicación en las redes sociales junto a las imágenes.

"Es difícil pensar en otra cosa que no sea lo peor"

Todos los días surgen nuevos incendios en todo Canadá y varios incendios fuera de control amenazan a vecindarios poblados, lo que ha llevado a decenas de residentes evacuados a buscar alojamiento en hoteles, refugios de emergencia y campamentos y sitios para vehículos recreativos.

Mackenzie Spenrath se encuentra entre las casi 5.000 personas a las que se les ordenó evacuar el área de Fort Nelson en Columbia Británica, donde el incendio Parker Lake de 12.545 hectáreas arde a solo 2,4 kilómetros de la comunidad. Le dijo a CBC, afiliada de CNN, que se ha obsesionado con ver las noticias y navegar por las redes sociales “tratando de averiguar si mi ciudad sigue en pie”.

Los equipos de bomberos de Fort Nelson pueden recibir ayuda por menos de una pulgada de lluvia pronosticada este miércoles por la noche y hasta este jueves por la noche. Pero eso está lejos de la cantidad de precipitación necesaria para compensar las condiciones de sequía y extinguir los incendios, dijo el Servicio de Incendios Forestales de Columbia Británica.

“Obviamente, no es del todo inútil. Pero el incendio está tan cerca de la ciudad que es difícil pensar en otra cosa que no sea lo peor”, dijo Spenrath.

El humo se eleva mientras el fuego quema Fort Nelson el 14 de mayo. (Crédito: Cheyenne Berreault/Anadolu/Getty Images)

Las condiciones extraordinariamente secas también plantean desafíos para el personal de bomberos que lucha contra un incendio que se ha producido a 1,5 km de la comunidad de Cranberry Portage en el oeste de Manitoba. Unas 580 personas han sido evacuadas y no hay una hora estimada para su regreso.

"Debido a que las condiciones son extremadamente secas allí, los incendios se quemaron profundamente", dijo a CBC Earl Simmons, director del Servicio de Incendios Forestales de Manitoba . “Así que los bomberos tienen que entrar allí y cavar muy profundamente en el suelo para apagarlo. Y no estamos hablando sólo de unos pocos centímetros, sino de metros de profundidad en algunos puntos”.

Las condiciones secas que generaron los incendios forestales en Canadá se ven agravadas por las condiciones de calentamiento causadas por el cambio climático provocado por el hombre.

"Esta región ha experimentado varios años de sequía, con una capa de nieve por debajo de lo normal el invierno pasado", dijo Ben Boghean, especialista en comportamiento de incendios del Servicio de Incendios Forestales de Columbia Británica. "Como resultado de esto, nuestros bosques en la zona de Fort Nelson son muy receptivos a nuevos incendios y a rápidas tasas de propagación".

La disminución de la nieve, el aumento de las temperaturas y el empeoramiento de las sequías son características del cambio climático y se prevé que sigan generando incendios más grandes e intensos en todo Canadá, según Environment Canada.

--Melissa Alonso, Sharif Paget, Taylor Galgano y Caitlin Kaiser de CNN contribuyeron a este informe.