CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ucrania

La presa hidroeléctrica más grande de Ucrania está en estado crítico tras ataques rusos, dicen las autoridades

Por Niamh Kennedy, Svitlana Vlasova

(CNN) -- La represa hidroeléctrica más grande de Ucrania, la central hidroeléctrica de Dnipro (HPP), se encuentra en “estado crítico” después de que fue alcanzada por un ataque ruso contra instalaciones energéticas de Ucrania, dicen las autoridades.

El jefe de la administración militar de la región de Zaporiyia, Ivan Fedorov, dijo a la televisión ucraniana que la central eléctrica ya no puede producir electricidad.

El tráfico alrededor de la planta está "completamente bloqueado", indicó, y los residentes se ven obligados a cruzar puentes para desplazarse, dijo.

Rusia continúa con su táctica de atacar instalaciones energéticas clave esta semana, y el Ministerio de Energía de Ucrania advirtió el domingo sobre una “escasez de energía significativa” como efecto en cadena de los ataques.

El ministerio dijo que se llevaron a cabo apagones de emergencia en varias regiones de Ucrania después de "seis grandes ataques".

publicidad

El Ministerio de Energía de Ucrania dijo que las instalaciones eléctricas en las regiones de Zaporiyia, Dnipropetrovsk, Donetsk, Kirovohrad e Ivano-Frankivsk fueron alcanzadas, en lo que el ministerio llamó “el sexto ataque con misiles y drones contra instalaciones energéticas desde el 22 de marzo”.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que estos ataques se llevaron a cabo “en respuesta a los intentos del régimen de Kyiv de dañar las instalaciones rusas de energía y transporte”.

Ucrania está a la defensiva en la línea del frente mientras enfrenta continuos ataques aéreos. En mayo, Rusia abrió un nuevo frente con un ataque sorpresa en el noreste de Járkiv, aprovechando la escasez de armamento y mano de obra de Ucrania.

El presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky, que asistía a una cumbre de jefes de defensa en Singapur, pidió a los países de Asia y el Pacífico que se unieran a una próxima cumbre de paz que acusó a Rusia de intentar frustrar.

Agradeció al presidente de EE.UU. Joe Biden por “una decisión importante” de permitir que Ucrania utilice municiones estadounidenses para ataques limitados dentro del territorio ruso, pero dijo que no era suficiente.

El año pasado, la presa Nova Kakhovka, una importante presa y central hidroeléctrica en el sur de Ucrania ocupada por Rusia, colapsó.

La causa del colapso aún no está confirmada, aunque varios expertos en ingeniería civil sugirieron que una explosión dentro de la estructura fue la causa más probable de la rotura de la presa.

Varios funcionarios occidentales culparon a Rusia por el desastre en ese momento, ya sea acusando directamente a Moscú de atacar la presa o diciendo que Rusia era responsable simplemente porque es el agresor en la guerra contra Ucrania.

Rusia negó cualquier implicación en el desastre y a su vez acusó a Ucrania de destruir la presa, sin aportar pruebas.

Ivana Kottasová y Gianluca Mezzofiore contribuyeron a este informe.