CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Una medida que permitiría a las autoridades locales arrestar a inmigrantes aparecerá en la boleta electoral de noviembre en Arizona

Por Veronica Stracqualursi

(CNN) -- Los votantes de Arizona opinarán este otoño sobre una medida electoral que permitiría a las autoridades locales arrestar a los inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera sur si existe una “causa probable”.

Los legisladores estatales aprobaron este martes un proyecto de ley que permitirá que la medida aparezca en la boleta electoral de noviembre. El proyecto de ley, conocido como Ley de Seguridad de la Frontera, fue aprobado en la Cámara de Representantes de Arizona, controlada por los republicanos, por 31 votos a favor y 29 en contra.

Arizona desempeñará un papel clave este año electoral, como estado campo de batalla en la carrera presidencial y sede de una carrera por el Senado que podría ayudar a determinar el equilibrio de poder en el Senado de Estados Unidos. La inmigración ha sido un tema central de campaña para el expresidente Donald Trump y los republicanos en el estado fronterizo y podría impulsar a los votantes a acudir a las urnas.

Si los votantes aprueban la medida en noviembre, los agentes del orden público podrían arrestar a los migrantes que crucen a Estados Unidos sin pasar por los puertos de entrada oficiales. Los jueces podrían ordenar la deportación de aquellos condenados por violar la ley.

Según la propuesta, una persona que ingresa ilegalmente a Estados Unidos no puede ser arrestada a menos que exista una “causa probable”: un agente del orden público haya sido testigo de la violación, haya un registro de la violación o haya “cualquier otra señal constitucionalmente suficiente” de causa probable.

publicidad

Sus defensores dicen que la medida frenaría la inmigración ilegal y reduciría el crimen perpetrado por inmigrantes, ya que intervendría donde el gobierno federal ha fallado. Mientras tanto, los críticos argumentan que la propuesta resultaría en perfiles raciales y vigilancia ilegal, sería costosa para el estado y sobrecargaría los recursos policiales.

La propuesta es similar a la controvertida ley de inmigración de Texas conocida como SB 4, cuya entrada en vigor fue bloqueada mientras se desarrolla un desafío legal en los tribunales. Si los votantes de Arizona aprueban la medida electoral, la parte de la propuesta que permitiría a las autoridades locales realizar arrestos por entrada ilegal no podrá aplicarse hasta que la ley de inmigración de Texas o la ley de otro estado haya estado en vigor durante 60 días.

La medida de Arizona también crearía delitos penales para los inmigrantes ilegales en Estados Unidos que “a sabiendas” presenten documentos falsos para recibir beneficios públicos o eludir el programa de verificación electrónica del estado. Además, aumentaría las represalias por las ventas de fentanilo que resulten en la muerte de otra persona.

La votación final del proyecto de ley en la legislatura de Arizona se produjo el mismo día en que el presidente Joe Biden anunció nuevas acciones ejecutivas de inmigración que permitirán a su administración prohibir a los solicitantes de asilo que crucen la frontera ilegalmente.