CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

CNNE Underscored es la guía de productos y servicios que te ayuda a vivir una vida más inteligente, simple y satisfactoria. El contenido es generado por el equipo de CNNE Underscored. El personal de noticias de CNN no está involucrado. Al hacer una compra, recibimos ingresos.

Blink Mini es una cámara de seguridad de solo $35 y la hemos probado

Por CNN Underscored

Blink Mini

La Blink Mini es la cámara de seguridad más reciente y cuesta solo $34.99. Por precio, competirá con la cámara de interior de Ring a $59.99 y la cámara Wyze de $20, entonces, ¿cómo se compara? Bueno, la hemos estado poniendo a prueba durante la semana pasada para averiguarlo.

Es una cámara pequeña y simple que necesita estar conectada para funcionar, un cambio importante frente a las habituales cámaras alimentadas por batería de la compañía. Además, no hay almacenamiento en la nube gratuito de por vida con este producto. A pesar de eso, realmente disfrutamos nuestro tiempo con la pequeña solución interior y descubrimos que era una manera fácil de monitorear nuestro hogar.

Un diseño simple

Blink no está reinventando la rueda aquí, y realmente no hay necesidad de hacerlo. En pocas palabras: La Mini parece una cámara de seguridad. El módulo de la cámara en sí es un cubo que cabe en la palma de la mano y con una carcasa de plástico. No se siente baratoa, pero puedes escucharla crujir con una presión fuerte. Dicho esto, no creemos que se vaya a romper en su desempeño normal.

La cara frontal es de plástico negro brillante con un micrófono, dos indicadores LED y la lente principal. Esta lente es 1080p HD con un campo de visión de 110 grados, por lo que muestra una vista muy ancha. La construcción principal de plástico blanco se extiende hacia el frente con un marco delgado alrededor del frontal. La parte superior tiene un altavoz que se utiliza para comunicación bidireccional, y la parte posterior tiene el puerto micro USB para la alimentación.

Tanto la parte posterior como la parte inferior del Blink Mini tienen divisiones circulares donde el soporte incluido puede engancharse. Puedes usarlo para sostener la cámara sobre una repisa, encimera o escritorio, o sujetar el soporte en la parte posterior del Mini para que sea fácil de montar en una pared. Los tornillos están incluidos en la caja. La base nos parece bastante resistente tanto si se usa en vertical como montada, un uso versátil del mismo componente que realmente nos gusta. Visualmente, mantiene el mismo exterior de plástico blanco que la cubierta, pero agrega refuerzos de metal debajo. Tiene más peso que la cámara en sí, que es lo que quieres en un soporte.

También se incluye en la caja un cable de alimentación de 6.5 pies, así como un enchufe de pared. Ese cable y el correspondiente conector micro USB encajan perfectamente en la parte posterior del Blink Mini. Es más seguro que algunas otras cámaras; te da la sensación de que no se caerá. A pesar de esta estabilidad, desearíamos que Blink hubiera optado por un estándar más nuevo como USB-C.

La configuración es bastante fácil y es una aplicación intuitiva

Tanto si eres un usuario experimentado de Blink como si eres completamente nuevo en la marca, te será fácil configurarla. Simplemente conecta la Blink Mini a la corriente y descarga la aplicación Blink Home para iOS, Android o incluso FireOS (ten cuenta que deberá screar una cuenta para usar Blink). Abrirás la aplicación y seleccionarás que deseas agregar una cámara a través del signo «+» en la esquina superior derecha. A partir de ahí, escanea el código QR en el Blink Mini, dale la contraseña del Wi-Fi y estará listo.

La Blink Mini vivirá en la pestaña de inicio de tu aplicación. Si tienes otras cámaras, verá varias vistas, pero si es solo la Mini, verás la vista más actualizada allí. Desde esa pantalla, puedes saltar fácilmente para obtener una vista en vivo que durará 30 segundos (o menos, si lo deseas) o tomar una captura de pantalla actualizada. También puedes conectar o desconectar fácilmente el sistema. La siguiente pestaña en la parte inferior te brinda acceso fácil a cualquier alerta de movimiento. Es una aplicación simple, casi básica.

Realmente nos gustaría que Blink Mini ofreciese una vista en vivo siempre activa, y no solo estas miradas de 30 segundos. Tiene sentido para la cámara Blink Indoor Cam y XT2, que funcionan con baterías, pero el Blink Mini siempre está encendido.

La vista que obtienes es bastante nítida. Es un vídeo HD de 1080p, y tu internet puede ser un poco variable para la calidad de su transmisión. De ninguna manera es la cámara más nítida que hemos visto. Creemos que la cámara de interior Ring ofrece una visión más nítida, aunque solo sea por un pequeño margen. Puedes distinguir claramente a las personas en la Blink Mini y ver claramente algunos elementos dentro de un espacio, como los cuadros colgados en una pared lejana. La visión nocturna es sólida, pero no la mejor. El Mini también tiene algunos problemas con elementos demasiado brillantes en una habitación oscura, lo que resulta en un pequeño estallido de luz.

En términos de conversación bidireccional en el Blink Mini, es bastante potente y se puede escuchar a través de un HomePod o un altavoz inteligente. Es impresionante y, lo que es más importante, es bastante claro. Puede distinguir palabras diferentes, incluso cuando habla rápido, y esa es un reto bastante difícil para la mayoría de las cámaras de seguridad. También tienes la opción de apagar el micrófono por completo, si hay problemas de privacidad.

Dentro de la configuración de la cámara, puedes identificar zonas de actividad, lo cual es bastante útil. De esta manera, puede hacer que te avise si detecta movimiento en un lugar específico, en lugar de dispararse cada vez que nota algo moverse en el campo de visión.

El almacenamiento no es tan claro o simple

Como no hay una vista en vivo, dependerás bastante del almacenamiento en la nube, y aquí es donde las cosas se vuelven menos óptimas. A diferencia de la Blink Indoor Cam y la Blink XT2, que ofrecen almacenamiento gratuito en la nube, la Blink Mini no. Actualmente, Blink ofrece a los propietarios de la Mini una suscripción de prueba gratuita hasta el 31 de diciembre. Ese plan está valorado en $3 al mes o $30 al año y brinda 60 días de almacenamiento de video continuo para una cámara. Si tienes más de una Blink, el almacenamiento cuesta $10 al mes o $100 al año. Esta es actualmente la única opción de almacenamiento con el Blink Mini, y es un poco frustrante.

Blink ha prometido un dispositivo de almacenamiento local llamado Blink Sync Module 2, para finales de este año por $34.99. Piensa en él como un mini servidor de almacenamiento donde puedes enchufar una unidad flash USB para almacenar clips. Sync Module 2 admitirá hasta 10 cámaras Blink: Mini, XT, XT2 y Indoor están incluidas. De esta manera, puedes almacenar archivos localmente y no tendrás que pagar tarifas mensuales.

El Blink Sync Module 2 realmente resuelve nuestra queja principal con el Blink Mini. Es una pena que aún no esté disponible.

En resumen

Por solo $34.99, Blink Mini hace lo que está diseñada para hacer. Es una pequeña cámara de seguridad que es bastante fiable y te permite vigilar una habitación, tu familia o incluso tu mascota mientras estás fuera. Sí, desearíamos que hubiera una función de visualización en vivo que durara una cantidad ilimitada de tiempo. Y sí, desearíamos que el Blink Sync Module 2 estuviera disponible desde el primer momento.

Pero con una solución de almacenamiento local prometida para finales de este año, todavía estamos bastante contentos con la Blink Mini. Simplemente no esperes mucho de una cámara de seguridad de $35.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.