CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

CNNE Underscored es la guía de productos y servicios que te ayuda a vivir una vida más inteligente, simple y satisfactoria. El contenido es generado por el equipo de CNNE Underscored. El personal de noticias de CNN no está involucrado. Al hacer una compra, recibimos ingresos.

Los mejores anillos de luz de 2020

Por CNN Underscored

Las luces anulares son exactamente eso, una tira de LEDs incorporada en un aparato con forma de anillo que proporciona una luz favorecedora sin crear sombras o líneas duras.

Las primeras luces anulares fueron diseñadas típicamente para que la cámara o el celular se ubicara en el centro de la luz. Con esto se consiguen minimizar las sombras al sostener el celular y se asegura una iluminación perfecta para selfies. No es de extrañar que se convirtieran en un accesorio imprescindible para vloggers e influencers.

Pero las luces anulares han evolucionado claramente en los últimos años más allá de sus raíces vlogging. Están disponibles en muchos tamaños y configuraciones y se han convertido en herramientas vitales para los fotógrafos en ciernes, así como en el accesorio perfecto para los trabajadores remotos. En una reunión virtual a través de zoom, marca la diferencia.

En el transcurso de un mes, hemos probado ocho luces anulares de primera categoría para determinar cuál proporciona la mejor iluminación general.

Nuestras dos preferidas son estas:

Una vistazo rápido a los ganadores

La luz de anillo de pie Emart de 10 pulgadas viene con un trípode que es totalmente ajustable, de 19 pulgadas a 50 pulgadas, lo que lo convierte en una gran opción, tanto si lo estás colocando encima de tu escritorio para videollamadas o necesitas algo de iluminación aérea para que no se cuelen sombras extrañas en tus fotos. Sus tres modos de luz (caliente, fría y una mezcla de los dos), junto con 11 niveles de brillo (entre los mejores de las luces que probamos), aseguran que siempre tengas la luz correcta. Y a un precio relativamente barato de $35.40, esta luz combina facilidad de uso y asequibilidad mejor que cualquiera de las otras opciones que probamos.

Dado que una luz de 10 pulgadas no es el accesorio más compacto para llevar encima, también recomendamos la luz de anillo Whellen Selfie. Esta luz ultraportátil de 3,5 pulgadas se sujeta convenientemente a tu celular, tanto si usas un estuche o no, y cabe fácilmente encima de una computadora portátil para videollamadas. La luz de anillo Whellen Selfie proporcionó una iluminación favorecedora en todas las imágenes que tomamos con ella, y ofrece ajustes cálidos y fríos para ajustar la dureza de la luz que se proyecta. Es simplemente una gran luz, especialmente a $16.99.

Los ganadores a fondo

Mejor luz de anillo general: Emart 10 pulgadas Selfie Ring Light ($35.40; amazon.com)

La luz de anillo Selfie Emart de 10 pulgadas cumple con todo lo que pides a una luz anular: capacidad de ajuste (tanto en términos de configuración como de opciones de iluminación), diseño ligero y múltiples casos de uso. Reunir todo eso a un precio asequible de $35.40 hizo que la Emart fuera un claro ganador en comparación con el resto de nuestro grupo de pruebas.

Desde el primer momento, la luz anular Emart es extremadamente fácil de usar. La luz en sí simplemente se atornilla en el trípode, que a su vez tiene tres secciones plegables para alcanzar sus alturas mínimas y máximas. La base sobre la que se asienta la luz puede girar 360 grados y 180 grados hacia arriba o hacia abajo, lo que te asegura obtener el ángulo perfecto para disminuir las sombras al tomar una foto o iluminarte durante las reuniones virtuales.

Mientras que la configuración es bastante grande (el trípode puede expandirse hasta 50 pulgadas de altura), puedes colapsarlo a su altura más corta (19 pulgadas) para ponerlo en tu escritorio detrás de tu computadora. La altura de 19 pulgadas le dio al Emart una ventaja, ya que fue la única luz de anillo que probamos que se asomaba por encima de la altura de la computadora portátil incluso en su configuración más baja. Eso significa que todavía puedes usarlo directamente de frente, a diferencia de los otros que tienes que usar un poco hacia un lado, lo que puede conducir a sombras no deseadas.

Emart

Pero lo que más brilló durante nuestras pruebas fue la favorecedora luz proyectada por el Emart, que se presentó como luz solar natural tanto en retratos como en selfies. Eso es posible gracias a los tres modos de luz de la luz (hay calor, frío y una mezcla de las dos) junto con 11 niveles de brillo para cada modo. En fotos tomadas tanto durante el día como durante la noche, la iluminación nos dio imágenes de alta calidad, destacando todo lo que se suponía que debía mientras amortiguaba las sombras. Incluso en su configuración más brillante, la luz no es dominante, por lo que no distrae demasiado para usarla en videollamadas.

El Emart viene con dos soportes de celular incluidos. Uno de ellos es bastante práctico, recortando la parte más delgada del trípode con un pequeño cierre de metal que se envuelve alrededor del poste donde sostiene su celular tanto vertical como horizontalmente. El segundo soporte de teléfono hace que la luz sea inútil si se usa en la parte superior del trípode. No es un problema ya que el otro soporte del teléfono es suficiente, pero es molesto.

En última instancia, la Emart Selfie Light de 10 pulgadas, gracias a su capacidad de ajuste y varias opciones de iluminación, fue la mejor que probamos. Tanto si estás utilizando esta luz para dar una apariencia profesional en reuniones virtuales o para crear contenido divertido y creativo es una gran opción. Además, para una combinación de luz y trípode, el precio de $35.40 es relativamente y ofrece resultados de alta calidad.

Mejor luz de anillo portátil: Whellen Selfie Ring Light ($16.99; amazon.com)

La Whellen Selfie Ring Light es extremadamente ligera y pequeña, por lo que cabe fácilmente en bolsillos, carteras y mochilas. Lo metimos en un bolso mientras fuimos a comprar, e incluso con llaves, un teléfono, una cartera y muchos más objetos, la luz no se rayó apenas.

Se engancha directamente a tu celular o computadora portátil con un clip. Si lo está utilizando para la cámara frontal, la mitad inferior de la luz cubrirá parte de tu pantalla mientras que la mitad superior se encuentra por encima de tu celular. Eso puede sonar molesto, pero en uso, no bloquea ninguna parte importante de la pantalla, nunca cubrió a la otra persona mientras estábamos en una videollamada, por ejemplo, y esencialmente cubre la misma cantidad de espacio en la parte superior del celular que una notificación desplegable, por lo que todavía tienes casi todo el campo de visión.

El clip de Whellen tiene relleno de goma en el interior, por lo que nunca tendrás que preocuparte de que raye tu pantalla. E incluso con una carcasa, no tuvimos problemas para colocar el clip en nuestro teléfono.

Al igual que nuestro ganador general, aunque mucho más compacto, la Whellen ofrece tres opciones de iluminación diferentes: cálida, fría o una combinación de las dos, más que algunas de las luces más grandes y caras que probamos. El ajuste frío es blanco brillante, y el ajuste cálido lleva un tinte naranja. Incluso en las habitaciones más oscuras o durante el uso nocturno, tanto la opción de luz cálida como las opciones de luz fría funcionaron bien, aunque encontramos que la mezcla de ambas parecía más natural y favorecedora.

WHeller

La luz tiene un solo botón, que cambia a través de los ajustes. Si mantienes presionado el botón mientras está sen cualquiera de los modos de luz, la luz se atenuará para que puedas ajustar fácilmente los niveles de brillo. Una vez que la luz esté en su punto más tenue, puedes hacer clic y mantener presionado el botón superior de nuevo para que vuelva a niveles más brillantes, hasta que alcance el ajuste que quieras.

La duración de la batería es el único aspecto que nos dejó con ganas de más. La luz tardó alrededor de una hora en cargarse por completo, y duró alrededor de una hora y media. Está a la par que el resto de opciones (casi todos promediaron la misma vida útil) pero el cargador USB incluido tiene solo 10 pulgadas de largo. Así que mientras que otras luces pueden permanecer conectadas mientras están en uso, eso es más o menos imposible con el Whellen si no pones un cargador con un cable más largo.

Aún así, por solo $16.99, los múltiples ajustes de luz y facilidad de uso de la Whellen la convierten en una de las mejores luces anulares que hay, especialmente si buscas algo portátil.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.