CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

CNNE Underscored es la guía de productos y servicios que te ayuda a vivir una vida más inteligente, simple y satisfactoria. El contenido es generado por el equipo de CNNE Underscored. El personal de noticias de CNN no está involucrado. Al hacer una compra, recibimos ingresos.

Análisis del Echo de 4ª generación: una bola de gran sonido

Por CNN Underscored

Echo 4º gen

El Echo se ha vuelto esférico. Una bola. Redondo. Una pelota. Da igual como quieras definirlo, el Echo de cuarta generación estrena nuevo diseño pero está también lleno de nuevas características, y por el mismo precio de US$ 99,99.

Amazon realmente quiere que el Echo sea un dispositivo todo en uno para el hogar inteligente. Y, por lo que hemos experimentado, lo ha conseguido. Un conjunto fiable de altavoces en el interior potencia una experiencia de audio rica y vibrante. Alexa está a bordo, claro, con toda su inteligencia, junto con un chipset personalizado hecho por Amazon. Y al igual que en el Echo Plus (que este Echo está reemplazando), hay soporte para el estándar de domótica Zigbee en el interior que permite que el Echo sea un verdadero cerebro del hogar inteligente.

Así que, por menos de US$ 100, ¿merece la pena?

Es un aspecto completamente nuevo

Es cierto que éramos un poco escépticos sobre el nuevo diseño esférico. Cuando se anunció, era diferente a cualquier otro altavoz inteligente que hubiéramos visto.

Pero el Echo no es un orbe gigante que se sienta fuera de lugar. En los últimos días, lo hemos usado en nuestra mesa de noche, escritorio e incluso encimera de la cocina. Al igual que los altavoces Echo anteriores, tiene un diseño acogedor con una carcasa exterior de tela. Está disponible en azul crepuscular, blanco glaciar y carbón. No importa dónde lo coloques, el Echo se mezclará a la perfección con la decoración del hogar. Está cerca de un pomelo en cuanto al tamaño; es más ancho que los Echos anteriores y más corto, por lo que ocupará un poco de espacio.

La parte superior cuenta con botones físicos, que descansan por encima de la carcasa de la tela, y que funcionan para activar Alexa, silenciar los micrófonos y establecer niveles de volumen. En la parte trasera está el puerto de alimentación patentado y un conector de audio de 3,5 milímetros. También seríamos negligentes si no mencionáramos que la parte trasera es de plástico, por lo que la carcasa de la tela es solo parcial.

La parte inferior del Echo de cuarta generación contiene un puerto de montaje y un agarre de goma para un posicionamiento adecuado. Incluso hay un pequeño botón rectangular para restablecer el dispositivo si es necesario. Amazon incluye un enchufe de pared de 30 vatios con el cable conectado en la caja. Independientemente del color que elijas, el enchufe de alimentación será blanco.

Amazon no eliminó el anillo circular de LEDs, sino que movió su ubicación. En todos los Echos anteriores, estaba en la parte superior; ahora está en la parte inferior. Para empezar, sigue siendo fácil ver cuando Alexa está escuchando mientras brilla azul, o si tienes una notificación mientras brilla en amarillo. Cuando el micrófono esté apagado, brillará en rojo. Pero no solo brilla en el anillo, brilla en la superficie en la que está apoyado el Eco.

La carcasa exterior de la tela está hecha de tela 100% reciclada, el aluminio utilizado es 100% reciclado fundido a presión y el plástico es 50% reciclado. Así que es bastante sostenible. El Eco también cuenta con un modo de baja potencia. Si no siente sonido en casa, conservará energía. Podrás monitorear cuánta energía utiliza tu Echo en la aplicación complementaria Amazon Alexa para Android e iOS también.

Puede montar una fiesta

El año pasado, descubrimos la mejora de la calidad de sonido del Eco de tercera generación, gracias a un tweeter de 0,8 pulgadas y un woofer de 3 pulgadas en el interior. Con la cuarta generación, Amazon empacó un tweeter adicional (así que hay dos tweeters de 0,8 pulgadas junto con un woofer de 3 pulgadas).

Y la colocación dentro de un altavoz de forma esférica es diferente. Ya que es más ancho. Amazon tiene la capacidad de colocar ambos tweeters mirando hacia adelante, con uno inclinado a la izquierda y el otro a la derecha. El woofer está estacionado en la parte superior y tiene más espacio, tanto en altura como en anchura, para que los bajos se asienten y sean empujados con fuerza.

Esto hace una experiencia muy robusta, pero ya no es una experiencia omnidireccional de 360 grados. En este Echo, el sonido se empuja hacia afuera por la parte delantera, por lo que querrás considerarlo al instalarlo. El viejo truco de esquina para la amplificación sigue siendo útil aquí. Esencialmente, cuando se coloca un altavoz de 360 grados en una esquina de la habitación, el diseño de esa esquina amplifica el sonido. Es especialmente útil para altavoces Bluetooth, ya que es una forma gratuita de aumentar el volumen. Con este también ocurre, aunque dado el carácter direccional del sonido, es menos pronunciado.

Sin embargo, el volumen realmente no debería ser un problema. El Echo de cuarta generación es considerablemente potente para un altavoz a este precio: realmente deja atrás al Nest Audio en términos de volumen.

El Echo, al igual que el Echo Studio, también estudiará la acústica de la habitación para tener una idea del espacio. Esencialmente, escuchará cómo suena el audio y determinará lo cerca que está de algo que podría impactar ese sonido, como una pared. También puedes personalizar la mezcla a través de un ecualizador. Y como Alexa está integrada, puedes hacerlo sólo con la voz.

En su conjunto, estamos muy contentos con la experiencia de audio. Con un volumen establecido en 10 en una canción como «Helter Skelter» de The Beatles, el altavoz llena un dormitorio de tamaño moderado. La pista por sí sola puede ser un poco fangosa, pero incluso con una gran gama de instrumentos, el Echo la maneja bastante bien. Del mismo modo, «Born to Run» de Bruce Springsteen llega con claridad.

Con una pista pop como «Paper Rings» de Taylor Swift, el bajo es potente con el ritmo de la batería de apertura, y sus voces llegan limpiamente en el rango más alto del espectro de audio. En «Bad Guy» de Billie Eilish, se puede escuchar claramente la gama más amplia de graves y sentir que el woofer realmente sacude la superficie en la que está el Echo.

En general, Amazon logró ofrecer un amplio escenario sonoro con el Echo que funciona para una variedad de géneros.

Alexa, inteligente con toda su fuerza

Puede ser difícil de creer, pero el Echo se lanzó por primera vez en 2014. En el espacio tecnológico, eso significa que Alexa está envejeciendo. Pero con la edad viene la sabiduría, y Alexa es posiblemente uno de los asistentes más inteligentes de nuestras pruebas. Y, en este Echo, brilla con luz propia.

Puedes recibir una sesión informativa flash todas las mañanas para conocer las últimas noticias (lo que te importa, por supuesto), obtener el último parte meteorológico y, si viajas a algún lugar, incluso recibir alertas de tráfico. Si tiene otros altavoces inteligentes Echo, puedes usarlos para anunciar mensajes a otros altavoces de su casa. Y si un familiar o amigo tiene un Echo, incluso puedes llamarles.

Todo esto funciona no solo con la inteligencia de Alexa, sino también con seis micrófonos de campo lejano en el interior y el procesador AZ1 Neural Edge fabricado en Amazon. Este último es un chipset de primera generación que puede acelerar el reconocimiento de voz y ofrecer respuestas de Alexa de una manera más rápida.

En uso, no notamos ninguna desaceleración en el Echo de cuarta generación. Alexa pudo responder rápidamente a preguntas. Nuestro único reparo fue que con la música a todo volumen, tuvimos que levantar la voz para que escuchara las palabras. Otros altavoces inteligentes, como Nest Audio, HomePod y Echos anteriores, funcionaban mejor al escuchar la palabra de comando, con música fuerte y todo.

Desde una perspectiva de hogar inteligente, el Echo de cuarta generación está cargado de conectividad. Junto a la conectividad Wi-Fi, obtienes Zigbee, Bluetooth Low Energy y Amazon Sidewalk. Sidewalk es el único estándar propiedad de Amazon también. Se utiliza para obtener conectividad en Ring Smart Lighting, por lo que con este Echo, no tendría que comprar un dispositivo que haga de puente.

Y para un producto para el hogar inteligente con Bluetooth o Zigbee, no tendrás que comprar un hub o puente separado. Nosotros, por ejemplo, pudimos emparejar algunas bombillas Ring, una bombilla Bluetooth Philips Hue e incluso un sensor de puerta que utiliza Zigbee. También es muy fácil encontrar dispositivos que funcionen con Alexa.

Conclusión

Después de casi una semana con el Echo de cuarta generación, podemos decir con seguridad que el paso a un diseño esférico es una victoria doble. Es un nuevo diseño que es más único y, al mismo tiempo, encaja mejor en más lugares. Pero también permitió al equipo de audio que trabaja en Echo mejorar realmente el sonido en este dispositivo.

Año tras año, no solo es más fuerte, sino que proporciona una mezcla más completa con un escenario sonoro más amplio. La actualización desde un Echo de primera o segunda generación ofrecerá una experiencia de sonido aún más impactante, sin sacrificar la parte principal de este producto: Alexa.

A US$ 99,99, el Echo aporta una tremenda cantidad de valor. En comparación con Nest Audio, es el claro ganador. (Pronto probaremos el Echo Dot actualizado y el Echo Dot con reloj.) El Echo de cuarta generación hace lo que se le pide y más, es un dispositivo de hogar inteligente todo en uno que se integra genial en el ecosistema de Amazon.

Nota: Los precios anteriores reflejan el precio en el momento de la publicación del artículo.