CNN en Español | 21/05/2019

Honduras establece lazos diplomáticos con China y los rompe con Taiwán

(CNN) -- Honduras estableció formalmente lazos diplomáticos con China y se desligó de Taiwán, poniendo fin a una relación de décadas y asestando un golpe a la democracia insular autónoma en su lucha por el reconocimiento.

“El gobierno de la República de Honduras reconoce la existencia de una sola China en el mundo y que el gobierno de la República Popular China representa a China como un todo”, dijo su Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado el sábado, hora local.

“Taiwán es parte inalienable del territorio chino y a partir de hoy, el gobierno de Honduras informó a Taiwán sobre la ruptura de relaciones diplomáticas”, agregó.

China, que ve a Taiwán como parte de su territorio a pesar de no haberlo gobernado nunca, se niega a mantener lazos diplomáticos con cualquier país que reconozca a Taiwán.

Ha pasado gran parte de los últimos 40 años tratando de aislar a la democracia insular autogobernada al socavar a sus aliados diplomáticos con ofertas de apoyo económico.

Honduras había sido hasta ahora uno de los 14 países que aún reconocían diplomáticamente a Taipei sobre Beijing.

Poco después del anuncio de Honduras, Taiwán confirmó que los lazos se habían cortado formalmente.

“Para salvaguardar la soberanía y la dignidad nacional, hemos decidido cesar de inmediato las relaciones diplomáticas con Honduras y suspender todos los planes de cooperación bilateral”, dijo el canciller Joseph Wu en una conferencia de prensa, y agregó que Taiwán solicitó a Honduras que cerrara su embajada en Taipei.

En un discurso en video el domingo, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que la decisión de Honduras era “muy lamentable”.

“La represión y las amenazas no cambiarán el hecho de que la República de China (Taiwán) y la República Popular China no están subordinadas entre sí”, dijo Tsai.

“Tampoco socavarán la insistencia del pueblo taiwanés en la libertad y la democracia, y la voluntad de ser parte de la comunidad global”, continuó, y agregó que Taiwán trabajará con países de ideas afines para promover la paz.

China también confirmó la medida, y dijo que firmó un “Comunicado Conjunto sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas” con Honduras el domingo.

“Los dos gobiernos (de China y Honduras) han decidido reconocerse y establecer relaciones diplomáticas a nivel de embajadores, a partir de la fecha de la firma de este comunicado”, se lee en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

“Solo hay una China en el mundo y el gobierno de la República Popular China es el único gobierno legal que representa a toda China. Taiwán es una parte inalienable del territorio de China”, agregó.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, anunció el 14 de marzo que el cambio era inminente.

Castro, una socialista democrática que obtuvo una victoria aplastante en 2021, indicó en su manifiesto de política exterior antes de ser votada que el país centroamericano buscaba establecer lazos diplomáticos con Beijing.

El Partido Comunista de China no ha descartado usar la fuerza para algún día apoderarse de Taiwán. Bajo el liderazgo de Xi Jinping, China aumentó la presión militar, diplomática y económica sobre la isla, lo que incluye incitar a los aliados de Taipei a cambiar su lealtad.

Pérdida de reconocimiento

Taiwán contaba 56 aliados diplomáticos cuando perdió el reconocimiento de las Naciones Unidas en 1971. Ese número se había reducido a solo 22 cuando Tsai asumió el cargo en 2016 y ha seguido cayendo en los años posteriores.

La mayoría de los aliados restantes de Taiwán ahora son pequeñas naciones en América Latina y el Pacífico, y todas las economías más poderosas del mundo cambiaron el reconocimiento a Beijing hace décadas.

Beijing utiliza el enorme mercado de China para persuadir y eliminar a los países restantes, en un enfoque que muchos expertos denominan "diplomacia del dólar".

Cuando las Islas Salomón cambiaron el reconocimiento diplomático a Beijing en 2019, China le ofreció al país del Pacífico US$ 8,5 millones en fondos de desarrollo para hacerlo, según Reuters.

Paraguay, el país más grande entre los aliados diplomáticos restantes de Taiwán, por otro lado, enfrenta restricciones en la exportación de soja y carne de res a China. Su presidente, Mario Abdo Benítez, llamó abiertamente a Taiwán a invertir US$ 1.000 millones en su país el año pasado para seguir resistiendo la “enorme” presión que sufre para abandonar la alianza.

“El ascenso de China se ha convertido en un desafío muy grande para nuestra diplomacia”, dijo recientemente a CNN Johnny Chiang, legislador del partido opositor Kuomintang de Taiwán y miembro del Comité de Defensa Nacional y Exterior del parlamento.

Aseguró que Taiwán elige cada vez más no igualar la "diplomacia del dólar" de China, y prefiere en cambio subrayar valores compartidos, como la democracia.

¿Qué tan significativo es esto?

Los analistas difieren en cuanto a la importancia que le dan a la pérdida de aliados de Taiwán.

Algunos dicen que las relaciones oficiales son valiosas, pero solo hasta cierto punto.

Tener aliados oficiales ayuda a dar voz a Taiwán en la comunidad internacional. El pasado mes de octubre, por ejemplo, 10 de los aliados diplomáticos de Taiwán firmaron conjuntamente una carta al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para criticar la exclusión de Taiwán por parte de la ONU.

Pese a eso, la mayoría de sus aliados restantes son relativamente pequeños y tienen una influencia limitada en el escenario mundial.

“Ellos brindan una voz en la Asamblea General de la ONU, pero su número es insuficiente para influir en el resto, que a menudo vota a favor de Beijing”, dijo J. Michael Cole, asesor principal del Instituto Republicano Internacional con sede en Taipei.

No obstante, otros señalan que la influencia global de Taiwán crece a pesar de la pérdida de aliados.

Por ejemplo, la relación no oficial de Taiwán con Estados Unidos, que retiró el reconocimiento diplomático de Taipei en 1979, parece ser tan fuerte como lo ha sido en décadas.

La falta de lazos diplomáticos no impidió que la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, hiciera una controvertida visita a Taipéi en agosto, una visita a la que China respondió con enojo al ejecutar ejercicios militares sin precedentes y disparando misiles sobre la isla.

Tampoco ha disuadido al actual presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Kevin McCarthy, de planear reunirse con Tsai a principios de abril, cuando ella planee transitar por Estados Unidos de camino a Centroamérica, en otro viaje que se espera que tenga repercusiones de China.

Los expertos señalan que Estados Unidos sigue siendo el mayor garante de la seguridad de la isla ante una posible invasión de China y que Estados Unidos suministra armas a Taiwán todos los años, sin una relación diplomática "oficial".

También señalan que las naciones del G7 (EE.UU., Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido) se apresuraron a expresar sus preocupaciones después de los ejercicios militares posteriores a Pelosi de China.

El papel de Taiwán como líder mundial en el suministro de chips semiconductores, que se necesitan para potenciar todo, desde computadoras portátiles hasta armas avanzadas, también lo convierte en un socio comercial importante para muchas democracias occidentales.

Lev Nachman, profesor asistente de política en la Universidad Nacional Chengchi, lo puso en estos términos en un diálogo con CNN recientemente: “Los aliados diplomáticos de Taiwán ofrecen un apoyo significativo para Taiwán, como permitir que se realicen visitas oficiales. Pero a menudo preguntamos, si algún día Taiwán no tiene aliados diplomáticos formales, ¿qué cambiaría realmente? Y la respuesta es no tanto”.