CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

“Soy una afortunada”: la vida de Paula Pareto, médica y campeona de judo

Por CNN Radio Argentina, Juan Pablo Varsky

(CNN Radio Argentina) — “Está entre las cinco mejores deportistas argentinas de la historia”. Así fue la presentación de Juan Pablo Varsky a Paula Pareto, judoca argentina campeona olímpica que, lejos de conformarse, va por más.

En su última presentación, la “Peque” se coronó campeona panamericana en su disciplina en Perú. “Fue importante porque suma muchos puntos para la clasificación de Tokyo. Estoy contenta, arrancamos muy bien el año”, expresó, sobre un torneo que permite acercarse a los próximos Juegos Olímpicos 2020.

“Hay que mirar lo que sigue para no quedarnos con lo que tenemos”, afirmó Pareto, quien obtuvo el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en el 2016 y bronce en Beijing 2008. “Este primer año lo terminamos bárbaro y ojalá el próximo sumemos la misma cantidad de puntos”, añadió.

La medicina, su otra pasión

Además de integrar el grupo selecto de deportistas argentinos, la “Peque” es médica y está en su último año de residencia en la especialidad traumatología. Comparte sus tiempos entre la traumatología y las prácticas deportivas.

“Es lo que me gusta y elijo. El día a día se hace más pesado, pero lo tomo como algo que elijo”, dijo Pareto, y agregó: “El día a día es complicado porque termino cansada, pero es lo que me gusta y no sé cuánto tiempo me queda de hacer las dos cosas a la vez”.

Y explicó: “A veces llego bien al entrenamiento y otras veces no me sale nada. Hay que regular. Mis entrenadores no me dicen nada, saben que siempre intento dar lo mejor posible”.

En este sentido, Pareto aclaró: “La clave es que te guste lo que hacés. Cuando no tengo ganas, me paro a pensar y digo `nadie me obliga de nada, lo hago porque me gusta´”. Me intento agarrar de los pro más que de los contra y lo disfruto”.

“Soy una afortunada e intento aprovecharlo. Uno nunca sabe cuándo puede ser el último torneo. Hay que disfrutarlo”, finalizó la judoca argentina, quien siente que tiene mucho más para dar. En la vida y en el deporte.