CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La historia del nieto número 130 recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– Javier Matías Darroux Mijalchuk, el nieto recuperado 130 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, dijo en CNN Radio que ahora intentará armar el “rompecabezas” de su vida y de sus padres detenidos-desaparecidos durante la dictadura y afirmó que vive un “deja vu“, como “volver a un espacio al que ya pertenecía”.

En diálogo con Al Fin y al Cabo, Darroux Mijalchuk señaló que el jueves fue “un día muy intenso, mental y emocionalmente, hasta físicamente” al ser presentado en la sede de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Estoy agotado“, pero fue un día “muy importante más allá de lo personal por la búsqueda, la lucha de tantos años de las Abuelas” y “los nietos que se ha ido recuperando”, apuntó.

El nieto número 130 recuperado por esa entidad defensora de los derechos humanos dijo que su caso permite “saber que la memoria y la lucha por la verdad y la justicia sigue estando vigente” y “no pierde vigencia.

Javier Matías es hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, ambos desaparecidos en diciembre de 1977.

En la entrevista, contó que la suya “es una historia larga” y precisó que siempre tuvo la “sospecha” de que era hijo de detenidos-desparecidos. “No sé si esa es la palabra adecuada porque siempre fui consciente de que me había criado en una familia que no era la mía biológica, nunca se me engañó con el tema de mi origen”.

Y añadió: “En la adolescencia no tenía estas inquietudes, pero llegando mas cerca de los 30 años, por insistencia de mi compañera de vida, amigos, la fuerte campaña de las Abuelas por televisión”decidió buscar una respuesta.

Ahí tomé la decisión, no puedo ser egoísta. Si hay alguien que está desde el otro lado, un hermano, un tío, un rimo, una abuela es un pinchacito en el dedo nada más

“De ahora en más viene para mi lo importante de ver si realmente pueden aparecer datos que ayuden a armar esta historia“. (Foto de Telam)

“Fueron todos pequeños factores que fueron sumando que decidiera salir de una postura que tenía como una certeza interna de que era muy probable que fuera hijo de desaparecidos“, sostuvo.

Darroux Mijalchuk dijo que siempre sintió que “no me iba a cambiar nada saberlo o no, hasta que me puse del otro lado, me plantearon ´qué pasa si del del otro lado hay alguien que te esta buscando desde hace 30 años”.

“Ahí tomé la decisión, no puedo ser egoísta. Si hay alguien que está desde el otro lado, un hermano, un tío, un rimo, una abuela es un pinchacito en el dedo nada mas”, afirmó.

“Bastante natural”

Sobre cómo vive su nueva realidad, aseguró que “es bastante natural” porque “es como volver a un espacio al que uno ya pertenecía, reencontrarse con un lugar en el que uno ya estuvo, solo que no tenia el recuerdo de haber estado ahí”.

“Es como una sensación de deja vu, decir esto ya lo vi o ya ya estuve en este lugar. Entonces se da por bastante naturalidad, por lo menos en mi caso, con bastante fluidez, y a la vez se comparte el dolor, porque por un lado es agridulce, por un lado la alegría de un montón de emociones que son positivas”, acotó y afirmó:

“Y por el otro la tragedia, el dolor y el sufrimiento, sobre todo que le ha tocado vivir mi tío durante tantos años que le arrebataron no solo a mi, sino a su hermana, a su cuñado y mi hermano o hermana que hasta el día de hoy no puedo saber si nació o no”.

Es como una sensación de deja vu, decir esto ya lo vi o ya ya estuve en este lugar. Entonces se da por bastante naturalidad, por lo menos en mi caso, con bastante fluidez

Al hablar de sus padres, Darroux Mijalchuk dijo que “lo que pasó con ellos es como un rompecabezas que voy intentando armar con relatos, algunos hechos que por ahí me iban contando, pero siempre me van a faltar piezas”.

Nunca voy a poder completar la totalidad de ese rompecabezas. Sigo en esa lucha y búsqueda de la verdad que es lo que mas firme me sostiene para mantener perseverancia y tenacidad en esto que me ha tocado vivir que es reconstruir mi vida y la de mis padres”, aseveró.

Finalmente, el nieto 130 en recuperar su identidad dijo que “de ahora en más viene para mi lo importante de ver si realmente pueden aparecer datos que ayuden a armar esta historia“.