CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Elecciones: por qué el Gobierno achica la diferencia con la oposición y gana terreno

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo

(CNN Radio Argentina) — Números, expectativas y análisis con vistas a las elecciones. En el piso del programa CNN Campo, el politólogo Lucas Romero desmenuzó el escenario actual, a pocas semanas de las PASO y con proyección a los comicios de octubre. El experto hizo hincapié en la recuperación de terreno que viene mostrando el Gobierno desde abril, achicando distancias con el opositor Frente de Todos y perfilándose fortalecido para un eventual balotaje.

Romero, director de Synopsis, brindó datos de una encuesta realizada por su consultora en base a 2.260 casos, con cobertura nacional en las principales ciudades. Según el relevamiento, para una hipotética segunda vuelta la fórmula de Juntos por el Cambio (Mauricio Macri-Miguel Pichetto) le lleva ventaja al binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner. «Macri tiene un 47 por ciento de intención de voto, contra un 45 de Alberto Fernández. Hay un 6 por ciento de indecisos y la proyección da que con esos votos el oficialismo obtendría el 50,7 por ciento, contra el 49,3 del frente opositor», afirmó Romero.

Las principales preocupaciones de electorado, señaló, son la inflación (44 por ciento), el desempleo y la corrupción, todas ellas ligadas de una manera u otra a la economía. «Pero como la inflación viene cayendo, eso favorece al Gobierno, al igual que el dólar planchado», comentó Romero, en diálogo con Martín Melo y Joaquín Pinasco.

La «última foto» de la encuesta, esto es, los guarismos para las primarias abiertas y obligatorias, revela que las dos principales fórmulas reúnen casi el 80 por ciento de la intención de voto: 41,6 para Fernández-Fernández y 38,1 para Macri-Pichetto. Muy lejos aparecen Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, de Consenso Federal, con 8,9. «La diferencia entre el kirchnerismo y Cambiemos se fue reduciendo: 7 puntos en abril, 5 en mayo, 4 en junio y 2,5 en julio, los dos últimos meses con Alberto Fernández encabezando la fórmula», precisó el consultor.

Las dos principales opciones están ubicadas en extremos opuestos, con dos escenarios bien distintos

«Las dos opciones están ubicadas en extremos opuestos, con dos escenarios bien distintos», consideró Romero. «En el proceso electoral, primero votan los políticos al definir su posicionamiento en la confección de la oferta. Y eso es un condicionante que explica la polarización que se ha profundizado: se elige entre lo que hay. La incorporación de Sergio Massa al kirchnerismo y la de Pichetto al oficialismo desarticularon el espacio del centro», explicó.

«Hay una descomposición del sistema de partidos políticos, lo cual hace que hoy el sistema funcione con personas que tienen llegada a la gente en la competición por los espacios», agregó. «El Gobieno superó los cuatro meses de caída de imagen hasta abril y repuntó con algunas decisiones económicas que favorecen el consumo. En períodos electorales, el poder se vuelve relacional: se ausculta la realidad con metodología comparativa y se evalúa según quiénes son los adversarios. La alternativa no convence para pensar en otras opciones», indicó.

«La oposición saca ventaja en el Gran Buen Aires. El Gobierno recupera en el centro (interior de la Provincia, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa). En el norte y en el sur el oficialismo vuelve a estar en desventaja, pero no tanto como en el GBA. Finalmente, en la Ciudad de Buenos Aires el macrismo se perfila muy bien», aseguró Romero.

El especialista dijo además que el 39 por ciento de los encuestados cree que el país estará «mejor» dentro de un año, contra el 24 que supone que estará «peor». Y en cuanto a las expectativas personales, el 33 por ciento visualiza que su situación va a mejorar y el 21 por ciento, que va a empeorar.

Sobre la relación que mantendrá Alberto Fernández con el campo en caso de ganar las elecciones, Romero expresó que el candidato presidencial está «condicionado» por la presencia de Cristina en la fórmula, por lo cual el vínculo se tornaría «complicado por los antecedentes». En este sentido, Romero expuso que «no hay un referente para el campo en el Frente de Todos. El oficialismo claramente tiene referentes» para el agro.