CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Lavagna: «La economía funciona con el casamiento entre consumo e inversión»

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — «De esta hay que salir», reclamó Roberto Lavagna, el candidato a presidente por Consenso Federal. Y explicó su fórmula este sábado en CNN Radio. «Hay que usar los recursos que tiene la Argentina: los económicos, los naturales, los humanos. Con dos medidas básicas: ponerles dinero en el bolsillo a los argentinos, el mismo que les sacaron en los dos últimos años, e impulsar una baja de impuestos para la inversión y para crear puestos de trabajo».

En diálogo con Guillermo Panizza y su equipo durante el ciclo CNN Aire de mañana, el economista afirmó que «la economía lleva ocho años de estancamiento, con tendencia a empeorar en los últimos dos», lo cual ha generado «un empobrecimiento de todos por la caída global». El ex ministro de Economía agregó: «Son 32 trimestres, no uno o dos. Eso demuestra que la dirección del gobierno anterior y la del actual no ha sido la correcta. Con dos políticas totalmente diferentes, inclinadas hacia los extremos, los resultados fueron malos».

«El mundo financiero está ganando muchísimo dinero, pero no debemos confundir esto con los intereses de los argentinos», comentó Lavagna. «No hay que comprar los espejitos de colores que nos venden desde Colón», remarcó. Y estimó: «Se logra una economía sana con un 4 por ciento de crecimiento sostenido durante muchos años, entendiendo que la economía funciona con el casamiento entre consumo e inversiones, que mueven la rueda».

Hace ocho años que la economía argentina está estancada. Los resultados de los dos últimos gobiernos fueron malos

Con sus propuestas, aseguró Lavagna, «en 15 años les cambia la vida a los argentinos», pero -puntualizó- con resultados palpables «desde el vamos» para llegar a «duplicar» los ingresos. En tal sentido, el candidato a presidente deslizó: «El primer día de gobierno, olvídense del Fondo Monetario Internacional. Ese día hay que poner en marcha medidas para estimular el consumo y empezar a trabajar con el Congreso en una reducción de impuestos, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas. Para discutir con el FMI ya habrá tiempo: podemos esperar 15, 20, 30 días».

A la vez que aclaró que aún no decidió a quién designará como ministro de Economía si llega a la Casa Rosada («¿Alguien definió su gabinete hasta ahora?»), Lavagna expresó que no será él quien asuma en la práctica esa función porque, explicó, sabe «delegar».

Por último, se le hizo escuchar un pegadizo jingle de campaña: «La economía está sucia y Roberto Lavagna, la sociedad está sucia y Roberto Lavagna». Lo tomó con humor, dijo que le gustaba y que era «la primera vez» que lo escuchaba. Le cayó «simpático», concedió.