CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Sol Pérez: “Ahora me pelean los economistas”

Por CNN Radio Argentina, Angel de Brito

(CNN Radio Argentina) — Sol Pérez es auténtica. No se guarda nada y actúa en consecuencia. Afirma que quiere ir por la “conducción” de televisión como camino en su profesión y se ilusiona con incursionar en la política, aunque pone un freno y lo deja para “más adelante”.

“Siempre me gustó la política y ayudar a la gente. Ahora no voy a ser diputada. Entrar en la política es dejar el medio, no quiero hacerlo a medias o para que me de prensa”, explicó este lunes en su visita a los estudios de CNN Radio en el programa El Espectador.

Respecto del impacto de su declaración sobre sus ganas de hacer política, explicó: “No mido lo que digo. A veces me pregunto `para qué abrí la boca´. Cuando vi la repercusión no podía creerlo”.

Siempre me gustó la política y ayudar a la gente

Sol no tiene tiempo de sobra. Cuenta múltiples trabajos en radio y televisión. “No estoy durmiendo mucho. Tengo el gimnasio que me ayuda para descargar y estoy muy tranqui. Antes me volvía loca y era muy nerviosa. Hoy desactivo y no sigo trabajando mi cabeza cuando me enojo”, añadió.

Sol Pérez, en los estudios de CNN Radio Argentina.

“Ahora me pelean los economistas, es un mamarracho”, afirmó, sobre sus presencia en programas de actualidad y el debate con periodistas expertos en finanzas y política.

En este sentido, Sol Pérez insiste en que hoy no tiene la guardia alta y evita los conflictos. “Me río y me lo tomo desde otro lugar. Vivía todo demasiado intenso, aunque las cosas que se trataban no me gustaban”.

No suelo confundir el trabajo con el amor o los chongos

“No suelo confundir el trabajo con el amor o los chongos”, aclaró, sobre su premisa de no mezclar lo que suceda a nivel laboral con su corazón.

Y salió a responderles a los críticos de moda que cuestionan su forma de vestirse. “No me molesta que me digan que me visto bien o mal, sino las formas. Que hablen de la ropa no me interesa. El tema es cuando te quieren agredir. No es gracioso ni un juego”, lanzó.