CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Amazonas: impacto climático, desmontes y un millón de hectáreas arrasadas

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo, Francisco Olivera

(CNN Radio Argentina) — “La situación no deja de ser preocupante”, expresó este domingo Hugo Enrique Fassola, coordinador del Programa Nacional Forestal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con respecto a los incendios que azotan la Amazonia, el “pulmón del mundo”. En el programa CNN Campo, el especialista comentó que habrá “un impacto en el clima” de la región, siempre según “la magnitud de la superficie afectada”.

En diálogo con Joaquín Pinasco, Fassola también se refirió al “impacto hidrológico”, con la consecuente “pérdida de fertilidad” de los suelos, y explicó que “América latina reúne el 23 por ciento de los bosques del mundo”.

“El gobierno de Brasil tiene que organizarse y determinar qué es legal en los desmontes”, aseguró el funcionario, quien la vez que señaló que la propagación de las llamas afectará a la zona del Chaco, “la de más desmontes de los últimos años”.

Brasil está a la cabeza de los desmontes ilegales, pero Argentina ocupa el octavo o noveno puesto

“Brasil está a la cabeza de los desmontes ilegales, pero Argentina ocupa el octavo o noveno puesto”, deslizó Fassola, quien enseguida apuntó que hay bosques de nuestro país, por caso en la selva misionera, con “estructuras complejas”. En esa dirección, afirmó, los organismos oficiales están “trabajando con las provincias para buscar alternativas productivas más eficientes”.

En el Amazonas, de acuerdo con los datos suministrados por Marcos López Arriazu, periodista especializado en temas agropecuarios, “se está quemando un millón de hectáreas” en un área de 34 millones de habitantes. “Hay 70.000 focos, pero no estamos ante un colapso, porque el Amazonas tiene 50 millones de hectáreas”, agregó, invitado a los estudios de la radio.

“No existe una sola causa del origen del fuego. Hay pequeños productores que culturalmente queman tierras y gente que trata de hacer negocios del mismo modo”, manifestó López Arriazu. En una conversación con Pinasco, se destacó la “desconfianza” que ha generado el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ya que muchos creen que “no quiere ir a fondo” para detener las llamas. Bolsonaro acusó a los gobernadores por los incendios y “tiró la pelota afuera”, dijo López Arriazu. Y cerró señalando que “Europa hizo estragos ambientales a lo largo de su historia y ahora se presenta como guardián: eso es aprovechamiento político”.

Manuel Jaramillo, director general de la Fundación Vida Silvestre, coincidió con López Arriazu en la influencia de la “costumbre cultural” que lleva a que ardan pastizales. En el programa Hora 10, que conduce Francisco Olivera, expresó que se trata de “una táctica agrícolo-ganadera, muchas veces legal”, que sirve para preparar el terreno para cultivos. “Se quema para rejuvenecer la zona, recuperar el tallo verde y aportar más nutrientes al ganado”, comentó.

“Seguramente un humano inició los incendios”, aventuró Jaramillo, tras lo cual afirmó que Bolsonaro es “culpable: su discurso no estuvo orientado a la conservación del Amazonas y quitó recursos”, con lo cual se generó una “zona liberada”.

“Se quema el bosque para producir dinero, no alimentos. La comunidad internacional debe hacer algo por la restauración del Amazonas”. El proceso inicial de recuperación, estimó, “llevará unos 20 o 30 años”.