CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

“No es el valor del trigo lo que mueve el precio del pan”

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo

(CNN Radio Argentina) — La sugerencia del diputado nacional Felipe Solá de reactivar la Junta Nacional de Granos -con la consiguiente intervención estatal en la comercialización de cereales-, que durante la semana motivó diversas reacciones del sector del agro, fue uno de los temas abordados este domingo en el ciclo CNN Campo.

El organismo regulador del mercado de granos se creó hace más de 80 años y fue disuelto en 1991, cuando Solá, hoy cercano al kirchnerismo, era ministro de Agricultura. El conductor del programa, Joaquín Pinasco, coincidió con el periodista especializado Marcos López Arriazu en que “ninguna herramienta de hace más de ocho décadas debería ser eficiente hoy”, tras lo cual se señaló que “no es el valor del trigo lo que mueve el precio de pan, sino las tarifas de servicios y los costos laborales”.

En esa dirección, explicaron que “el valor del trigo en el costo del pan en panaderías no supera el 9 o el 10 por ciento”. El ex gobernador bonaerense argumenta que el regreso de la Junta frenaría incrementos bruscos en el precio del pan.

La Junta Nacional se encargaba de regular el mercado de granos: compraba trigo, maíz y lino a precios fijados por el Gobierno para luego exportar. En 1991, expresó López Arriazu, “el mundo empezaba a moverse de otra forma”, para enseguida agregar: “No veo que las condiciones internacionales hayan cambiado demasiado desde entonces. Recrear ahora la estructura de este organismo, con sus puertos y sus molinos, es imposible”.

Cuando se disolvió la Junta Nacional de Granos, en 1991, el mundo empezaba a moverse de otra forma

En los estudios de CNN Radio, el periodista afirmó que, para buscar puntos de acuerdo, “en lugar de alarmarse, los dirigentes agropecuarios deberían llamar a Alberto Fernández y decirle: Tenemos que juntarnos. Si ganás las elecciones de octubre vamos a estar con vos”.

Por su parte, Enrique Sarthes, analista del mercado de granos, subrayó: “Tenemos un señor como Felipe Solá que sale a hablar pavadas: cuando propone volver a la Junta Nacional de Granos la gente se asusta. Acá no hay un problema económico sino de otra índole”.

“La Argentina está bien encaminada en niveles productivos. Sería una picardía volver a la sojadependencia cuando está demostrado que no hay nada mejor que la rotación de cultivos”, enfatizó Sarthes. “Por el miedo político, esta semana el informe de la Bolsa de Cereales indicó que el crecimiento del maíz baja del 6,2 al 3,3 por ciento”, añadió.

A este escenario, el experto sumó la “guerra comercial” por los aranceles entre China y Estados Unidos, que sigue aportando capítulos, y fustigó los tuits de Donald Trump que “instigan a las empresas de su país a buscar alternativas”.

En tanto, Alejandro Rodríguez, candidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires en la lista de Roberto Lavagna y ex ministro bonaerense de Asuntos Agrarios, deslizó que “desde el Gobierno ensucian a Felipe Solá: salieron a pegarle en caravana”. Y concluyó: “Las declaraciones de Solá tuvieron dos componentes: lo que dijo de la Junta Nacional de Granos, a mi juicio equivocado, y la intención de poner en agenda lo que el Gobierno ignora: el precio de los alimentos. Habría que discutir cómo generar condiciones para que no haya hambre en la Argentina”.