CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Pymes en alerta: emergencia, bono, pacto social “real” y crisis

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El vicepresidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CeGERA), Ariel Aguilar, dijo este viernes en CNN Radio que las pymes están en emergencia desde hace más de un año y medio, llamó a firmar un pacto social en el próximo gobierno y dijo que en este contexto las pequeñas y medianas empresas no pueden hacerse cargo de un bono extraordinario a los trabajadores.

“El problema es que muchos sectores están en emergencia. La emergencia pyme no nace ahora. Están (así) desde hace más de un año y medio. Esto no empezó después de las elecciones. Venimos con tasas de 60 por ciento hace más de un año con 14 de 15 sectores industriales en caída”, sostuvo Aguilar, “enlace” entre las pequeñas y medianas empresas y el candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof.

El empresario dijo que “por supuesto” de debe declarar una emergencia pyme y recordó que en los últimos años se cerraron 23.000 pequeñas y medianas empresas.

Aguilar aseguró que “este gobierno no tiene a la industria en el radar y no lo tuvo nunca” y señaló que a los tres meses de asumir presentó al sector el Plan Productivo Nacional y llamó a reconvertirse a sectores considerados “inviables” en, por ejemplo, “cervecerías”.

Afirmó que en la anterior gestión “nosotros competíamos con lo importado”, pero indicó que “con un esquema como este”, con un aumento de la importación, “es complicado.  Antes, prosiguió, “no es que estaba cerrada la frontera. Con ese mito se justificó la apertura” actual, añadió.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) pidió el jueves el compromiso de todos los sectores políticos para declarar la emergencia pyme. Su vocero, Pedro Cascales, dijo que esa medida busca “generar un alivio” en el sector, llegar de manera ordenada a fin de año y tratar de mantener el mayor empleo posible en medio de la crisis.

El reclamo apunta a “restaurar líneas de créditos a tasas accesibles; la suspensión del impuesto al cheque hasta fin de año; eximir del cobro de IVA e ingresos brutos en las boletas de luz, agua y gas; suspender el anticipo de ganancias y adelantar un cronograma que había del mínimo no imponible sobre contribuciones patronales; y acelerar un mecanismo de asistencia para empresas que tienen problemas para mantener la nomina de empleados”.

Bonos y acuerdo social

En un extenso diálogo con Pepe Gil Vidal y su equipo, el empresario dijo que “tiene que haber una reestructuración impositiva” y mencionó que un importador con cinco empleados no puede pagar lo mismo que un textil que “da trabajo a 50” personas.

Y añadió: “Es imposible producir en Argentina con una tasa al 85%.  Sí creo que se abrió una expectativa nueva en muchas cámaras pymes para que pueda llegar a venir algo más a partir de lo que pasó en las últimas elecciones y volver a prender las maquinas”.

En ese sentido dijo que la capacidad industrial instalada está en 58,8 por ciento, con sectores por debajo del 50% y afirmó: “Tenemos que prender las máquinas con otro tipo de política”.

Hay como una expectativa de salir adelante. Hemos pasado el primer industricidio de Martínez de Hoz, el de los ’90 y ahora estamos pasando esto”, apuntó.

Sobre la posibilidad de una reforma laboral, Aguilar dijo que primero hay que pensar “en un acuerdo social real” y “dar aumentos fuertes” de salarios “porque si no, no vamos a dinamizar el consumo y prender las máquinas”.

Además afirmó que el problema hoy está representado por “consumo, tarifas, importaciones y tasas” de interés. “Cuando se habla de reforma laboral es el quinto tema para nosotros. No es un tema hoy” para las pymes.

“Tenemos otras cosas que discutir antes”, aseveró.

Finamente dijo que “objetivamente no” podemos hacernos cargo del bono proyectado por el gobierno para los trabajadores privados de 5.000 pesos.

Y graficó: “Este es el gobierno del diálogo. Pero no nos convocó a quienes generamos el 80 por ciento del empleo para ver de qué manera” se resolvía esto, “ver si lo podíamos compensar con algún impuesto. El gobierno no nos puso en la mesa y estableció de manera ambigua” este bono.

“Objetivamente en este contexto, con esta caída de consumo”, las pymes no pueden pagar esta bonificación. “El problema no es el bono, son las políticas” económicas, concluyó.