CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El Polo Obrero reclama a la CGT un paro nacional de 36 horas

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El referente del Polo Obrero Eduardo Belliboni dijo este lunes en CNN Radio que su organización reclamará a la CGT un paro nacional de 36 horas con movilización «para parar este ajuste» y señaló que este martes realizarán una jornada nacional para decidir la hoja de ruta de las nuevas protestas que pueden incluir un nuevo acampe en la 9 de Julio.

«Mañana se va a hacer esta jornada nacional» donde se decidirá llevar «todos estos reclamos a la CGT», sostuvo el dirigente social en Café con Pepe.

Belliboni dijo en ese sentido que se le pedirá a la central obrera convocar a «un paro nacional de 36 horas con movilización para parar este ajuste» y que «sigue todos los días a pesar de los resultados electorales» de las primarias del 11 de agosto.

«Seguimos sin respuestas concretas para miles de personas que no alcanzan la línea de pobreza», indicó.

El dirigente social calificó de «vergonzoso» el comportamiento de la CGT y precisó que la central sindical «representa su interés personal y no el de los trabajadores».

Y advirtió: «La CGT y el peronismo apoyaron a este gobierno votando las leyes» y «no llevando adelante el reclamo de los trabajadores. Y siguen en esa línea».

«Ahora, prosiguió, están bajando los reclamos, taponeando, con un dique de contención a los reclamos que se abren paso en mayor medida en el país».

Sobre la jornada prevista para este martes, Belliboni dijo que habrá una movilización a las 11 de la mañana en 20 provincias y «nos vamos a concentrar en una movilización» que concluirá en Plaza de Mayo.

«Votamos un acampe de 72 horas, pero lo dejamos en suspenso. No queremos una escalada de medidas que el gobierno tome como excusa. El gobierno debe dar respuestas para resolver los problemas» del país, sostuvo.

Al respecto, señaló que ha habido «contactos telefónicos» con autoridades del ministerio de Bienestar Social y dijo esperar que los convoquen a un reunión «para evitar salir a la calla a acampar».

Votamos un acampe de 72 horas, pero lo dejamos en suspenso. No queremos una escalada de medidas que el gobierno tome como excusa

En ese sentido, expresó que «si el reclamo no se visibiliza» no llega a la gente y puntualizó que «si no hubiéramos acampado la semana pasada el Parlamento se hubiera mantenido cerrado» y no se habría votado la Emergencia Alimentaria.

«Hemos colocado un tema como el hambre, la desocupación y las necesidades básicas que no estaban en agenda», sostuvo.

Y concluyó: «El acampe es una medida extrema. Por eso lo hemos dejado en suspenso por ahora. El gobierno no escucha. A veces son medidas extremas que no son simpáticas, fáciles y que son un enorme sacrificio para las familias porque no tienen más remedio porque si protestan en sus barrios no los escucha nadie».