CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El sistema impositivo que se viene: ¿qué pasará con las grandes fortunas?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– ¿Qué pasará con el sistema tributario argentino en el próximo gobierno que surja de las elecciones del 27 de octubre? Y en el caso de un triunfo del Frente de Todos, ¿se pondrá el foco en las grandes fortunas y los bienes exteriorizados en el blanqueo de 2017?

 En Café con Pepe el contador tributarista César Litvin analizó este lunes estas dudas después del elogio hecho por el candidato presidencial Alberto Fernández a la política impositiva de Bolivia que «grava más severamente a los poderosos».

«Si queremos generar actividades productivas lo que necesitamos es seguridad jurídica y no cambios en las reglas de juego«, sostuvo Litvin.

Y agregó: «No hay tolerancia de la población para tener más carga fiscal de la que existe en este momento. Estoy totalmente en contra de seguir creando impuestos. Hay que buscar propuestas creativas para usar el sistema tributario no solo como sistema de recaudación sino como instrumento para impulsar las actividades económicas».

Alberto Fernández, en su visita a Bolivia la semana pasada, dejó abierta la posibilidad de aplicar el «modelo» tributario implementado por el presidente de ese país, Evo Morales, que gravó de manera más fuerte las fortunas de los millonarios.

En una entrevista, el candidato presidencial del Frente de Todos dijo que «con un régimen impositivo que grava más severamente a los más poderosos, Bolivia logró equilibrar las cuentas públicas y también consiguió mayor equidad en la distribución del ingreso».

163 tributos

Litvin recordó que en el sistema tributario hay 163 impuestos, «con lo cual -apuntó- seguir agregando tributos o castigar más» a la gente «no me parece adecuado».

«En Argentina se está cobrando muchos impuestos, a las grandes fortunas y a los grandes capitales. Para este año la alícuota de bienes personales pasa a ser 0,75%. No sé que creatividad adicional puede haber a esta presión fiscal«, indicó.

Al respecto, comentó que «en todos los países modernos bajar la presión fiscal genera muchas inversiones y empleo» y señaló a Irlanda como ejemplo. «Hizo una baja contundente de los tributos y hoy están radicadas las empresas más importantes y hoy sus finanzas públicas están muy sanas por vía de una mayor actividad económica y no por suba de impuestos», apuntó.

«Los impuestos altos espantan a los inversores», aseveró. Según Litvin, «hay que ir para otro lado, para la ruta de incentivar a los capitales productivos».

Los impuestos altos espantan a los inversores

Bienes personales y blanqueo

El tributarista agregó que «se está hablando de aumentar básicamente bienes personales, que son impuestos patrimoniales» y señaló que «en España se empieza a pagar cuando se supera los 700.000 euros y en Francia 1.300.000 euros. Y en Argentina cuando hay activos de más de 20.000 dólares», indicó.

«Seguir agregando presión fiscal no va a traer buenos resultados», enfatizó.

Sobre los bienes exteriorizados en el blanqueo de 2017, Litvin dijo que «los rumores tienen que ver con la imaginación de que se quiere castigar el sinceramiento fiscal», pero advirtió que «hay un derecho adquirido» tras el pago de una penalidad prevista en la ley.

Ese pago «libera» a quienes adhirieron al blanqueo de cualquier pago futuro. «Habría que ser muy cauto en el análisis de todas estas situaciones porque necesitamos seguridad jurídica y Argentina necesita crecer y para crecer necesita inversiones«, sostuvo,

Y advirtió: «No podemos generar rumores que tienden a que la gente salga corriendo a pedir cambios de residencia tratando de proteger su patrimonio».

«La gente está muy inquieta. Y algunos están pensando en irse del país. Me están consultando. Algunos han tomado la decisión de irse a vivir afuera y eso genera de alguna manera una pérdida de recaudación», concluyó.