CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El debate post-elecciones: economía, cepo, dolarización y consumo

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)–  El economista en jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Juan Luis Bour, dijo este martes en CNN Radio que existe el riesgo de que la crisis actual derive en una profundización del cepo, afirmó que dolarizar no es la solución y advirtió que «estamos en una situación realmente muy complicada».

«Estamos en una situación realmente muy complicada y vamos a tener que actuar con mucha prudencia para no volver a chocar», sostuvo Bour en Café con Pepe.

En un extenso diálogo con Pepe Gil Vidal y su equipo, el economista dijo que «tenemos problemas que son recurrentes» con «el viejo stop and go: aceleramos hasta que nos encontramos con la restricción de que faltan dólares y ahí frenamos».

Y agregó: «Siempre nos encontramos con el mismo problema. El año pasado Argentina se encontró con una restricción externa por no reconocer que estábamos con un déficit muy grande. Tuvimos que frenar, producir un frenazo muy brusco en la economía para re-equilibrar» las cuentas».

Pero eso, prosiguió Bour, «produce recesión» y volvemos a «chocar la calesita en la misma esquina«.

El cepo tan temido

Sobre de riesgo de que la crisis empuje a una profundización del cepo, Bour sostuvo que «es la tendencia más natural cuando uno pone un mecanismo de este tipo de controles a menos que todas las variables» de la economía «se vayan encaminando».

Y  precisó: «Cuando se tiene una demanda fuerte de dólares normalmente los cepos empiezan con números muy altos y terminan con números muy bajos. Eso ya ha pasado con el cepo del 2012. Hay un riesgo por lo menos de que esto pueda pasar en esta oportunidad».

¿Se puede profundizar el cepo? (Foto de Telam)

Bour dijo que «siempre es posible mejorar las condiciones de confianza» y señaló que «para ello se necesita bajar el nivel de incertidumbre de este momento».

«Eso es difícil» por «la situación compleja que enfrentamos. Se necesita tomar decisiones que permitan que la población, en lugar de pasarse a dólares, se quede en pesos. Eso es lo que se requiere: decisiones que permitan mantenerse en pesos«, indicó.

El economista afirmó que ahora «se requiere un diagnóstico» y precisó que «el tema fiscal está detrás de todas las cuestiones».

Añadió que «la indefinición potencia los problemas en la economía» y llamó a «tener una posición fiscal relativamente cómoda que permita cumplir con alguna promesa de pago».

La economía requiere que trabajes en varios frentes. No hay una sola medida que resuelve los problemas

«Eso, puntualizó, «requiere que las autoridades que vengan tomen decisiones muy rápidas» para «evitar mayores complicaciones en el mercado de pesos».

Además pidió «fortalecer la economía exportadora», la situación fiscal «y tener mucha prudencia desde el Banco Central. Probablemente la basa de las tasas no pueda ser tan agresiva. Tenés que hacer un conjunto de cosas. La economía requiere que trabajes en varios frentes. No hay una sola medida que resuelve los problemas«, acotó.

¿Es posible dolarizar la economía?

Bour dijo que «la dolarización no resuelve ninguno de los problemas» que enfrenta el país» y señaló que «lo que hace es poner un cepo de corto plazo».

Según su opinión, la dolarización «no resolvió problemas durante la convertibilidad porque no guardamos la disciplina mínima en materia fiscal».

Y afirmó: «El ejemplo sería dolarizar en Chubut. Y lo que va a pasar es que van a empezar a emitir bonos de Chubut porque no tienen un mínimo equilibrio» en sus cuentas.

«La dolarización no resuelve el problema, claramente«, concluyó

Finalmente consideró que «la idea de poner plata en el bolsillo es la idea de expandir el gasto, ya sea con fondos del sector privado o publico».

En ese sentido, rechazó el plan de «exigirle a las empresas (privadas) que reduzcan sus ahorros e inversiones» y al Estado que redistribuya las partidas de gasto porque «lo único que hace en cambiar transitoriamente» las cosas «por muy corto plazo».

A su juicio, eso sería «dar un poco más de consumo» con «menos inversión. La solución no pasa por esa redistribución, sino en lograr la expansión de la actividad económica. Pasa por no dañar las exportaciones y las decisiones de las empresas de invertir», sostuvo.

Y concluyó: «El ahorro privado es casi 15% del PBI. Es esencialmente ahorro de las empresas. Hay que ser cuidadoso para que las empresas puedan ahorrar e invertir. Dañar esa fuente es dañar la capacidad de crecimiento en Argentina».