CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La deuda y las elecciones: ¿qué hacer con el FMI y los acreedores privados?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El investigador jefe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), Jorge Vanconcelos, dijo este lunes en CNN Radio que la re-negociación con el FMI debe hacerse «en los primeros meses de 2020»  y antes hay que profunfizar el reperfilamiento con los acreedores privados.

El economista del IERAL, que depende de la Fundación Mediterránea, afirmó en Café con Pepe que la deuda con el FMI hay que verla «con cuidado en los primeros meses de 2020, pero «el reperfilamiento con sectores privados hay que tratar de destrabarlo desde el principio porque es fundamental dar vuelta las expectativas que hay sobre la Argentina».

«Hoy no hay expectativas«, aseveró.

Sobre la posibilidad de obtener una quita, Vasconcelos dijo que «depende del gobierno, de lo que proponga en términos fiscales» y recordó que «la característica que tuvo la negociación uruguaya» que mencionó el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, «fue un esfuerzo fiscal importante del Estado».

«Pasaron de una situación deficitaria a un superávit. Eso dio certezas a los acreedores. Fue clave para que la adhesión al canje fuera elevada», apuntó.

Y agregó:  «Acá hay que pensar en el grado de adhesión que va a tener esa propuesta entre los acreedores. Hay cláusulas que obligan a tener una cantidad de adhesiones entre los acreedores para que acepten la propuesta» oficial.

Vasconcelos dijo que la austeridad fiscal «en realidad es el problema central, el nudo a destrabar» porque ese ítem «se ha deteriorado no solo por algunas de las medidas adoptadas» por el gobierno, «sino porque la recesión se ha vuelto a agravar después de devaluación de agosto».

En ese sentido, el economista afirmó que «la recaudación impositiva se va a resentir mucho» y dijo que espera «una desaceleración muy marcada en la mejora nominal de recaudación».

«Vamos a tener cuatro meses consecutivos de desaceleración muy marcada de mejora nominal de la recaudación. Eso plantea una complicación adicional. Por lo tanto, pensando en 2020 y en el presupuesto del 2020, la dirigencia política del gobierno y de la oposición van a tener que arremangarse para poder recomponer la situación», expuso.

Y concluyó: «Está claro que nos se va a poder recomponer solo con impuestos. No es tan fácil recaudar impuestos a las exportaciones adicionales. Habrá que revisar el gasto público y ver en qué parte del Estado se está gastando innecesariamente».