CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Sergio Hernández en CNN Radio: “En Tokio habrá que jugar con presión”

Por CNN Radio Argentina, Juan Pablo Varsky

(CNN Radio Argentina) — Sergio «Oveja» Hernández piensa cada palabra. Estratégico, pausado y claro en sus definiciones. El DT del seleccionado argentina de básquet visitó los estudios de CNN Radio para conversar con Juan Pablo Varsky y, entre otros temas, habló sobre la reconstrucción del plantel, la performance en el Mundial de China y los desafíos de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/688978921″ params=»color=#ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&show_teaser=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

“Este es un grupo especial”, lanzó el entrenador que obtuvo el subcampeonato con el conjunto nacional en el certamen disputado en el país asiático, en tanto que reconoció haberse “sorprendido” por la repercusión que causó el equipo en la competencia.

El alto rendimiento

Un factor clave y no menor que adoptaron muchos de los jugadores del seleccionado nacional fue el cambio de hábito: alimentación, entrenamiento, descanso, etc. “Aquel jugador que se ordenó en la alimentación tuvo cambios increíbles como nunca había visto y jugadores que alargaron su carrera”, expresó Hernández en La Mañana de CNN, e hizo eje en el capitán de Argentina: “Luis (Scola) no era un dichado de virtudes físicas”.

Juan Pablo Varsky, conductor de La Mañana de CNN, y el entrenador del seleccionado argentino de básquet, Sergio Hernández.

Y puso también como ejemplo al base Facundo Campazzo. “Ahora parece otra persona. (Pablo) Prigioni también terminó de jugar con 40 años”, recordó

“Son tipos que lo lograron a través del trabajo. Cuando uno se ordena afuera e internamente, después lo traslada a lo que hace. Era el problema que tenía Campazzo cuando jugaba en Peñarol. Le gustaba entrenar, pero totalmente desordenado en su vida. Y fue lo que pasó: te ordenás fuera y te ordenas dentro. Empezás a tener el valor por el detalle”, profundizó.

La reconstrucción y el Mundial

La reconstrucción no fue de un día para el otro. Todo lo contrario. “No me subí a la ola del agujero negro después de la Generación Dorada”, aclaró el entrenador, mientras afirmó que en los años en que se empezó a formar este plantel “aparecían jóvenes con talento, aunque no sabíamos si todos iban a poder concretar” el sueño de llegar al seleccionado argentino y estar en la alta competencia.

Este es un grupo especial

Y añadió: “Muchos de ellos lo terminaron concretado como Deck, Vildoza, Delía, Campazzo y Laprovittola”, entre otros.

“No hay que dejarse llevar porque que esta camada puede ir por la medalla de oro. Saben jugar juntos, tienen un deseo como pocas veces vi en un grupo en mi vida y es uno de los grandes secretos”, indicó, y aclaró: “Jugamos la final del mundo porque algunos no creyeron que podíamos jugarla. Serbia y Francia pensaron que Argentina no era más de lo que era y creyeron que el transcurso iba a poner las cosas en su lugar. España fue más inteligente”, reconoció el DT.

“Nos llevaron a nosotros a una versión muy chiquita”, afirmó sobre la final que ganó España ante el conjunto nacional.

En otro orden de la charla, Hernández habló sobre el “miedo” como concepto. Y le quitó la carga negativa de la palabra. “Siempre es un poco necesario el miedo. Es una exageración del respeto. Algún psicólogo diría que el miedo no es tu enemigo. Ese miedo que te tiene alerta es beneficioso”, argumentó.

El próximo desafío

La próxima prueba fuerte del seleccionado nacional de básquet, es, sin dudas, los Juegos Olímpicos de Tokio. “Hay que ir a competir de la mejor manera como hacemos siempre. Sabemos que ahora se sumó mucha gente. Cuando terminó el mundial por eso hablé de ganar la de plata y no perder la de oro”, expresó.

Y concluyó: “Habrá que jugar con presión”.