CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Levantan el toque de queda en Chile: «Piñera intenta bajar los humos»

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — «Estamos esperando señales» del presidente Sebastián Piñera, afirmó este sábado en CNN Radio el periodista chileno José Opazo, quien trazó un repaso de la situación que está viviendo el país transandino, antes del levantamiento del toque de queda por parte del Ejército, por lo cual ya no hay restricciones para la circulación. Además, Piñera les pidió luego la renuncia a sus ministros.

A raíz de las protestas, que incluyeron saqueos e incendios a cargo de «los vándalos de siempre», precisó el cronista, «hay detenidos cuyas familias no saben en qué comisaría están» y las denuncias por violaciones a los derechos humanos suman mínimamente «una decena», en tanto que se produjeron «más de dos centenares de heridos» y el número de muertos asciende a «al menos 19 personas».

Piñera intenta bajar los humos, pero el descontento sigue

Pese a que Piñera pasó de declarar que Chile «está en guerra» a referirse a una movilización pacífica en Santiago, «hay críticas» al mandatario, dijo Opazo, quien trabaja en Radio Conquistador. «La manifestación, en gran medida, fue en contra de su gobierno. Aunque Piñera intenta bajar los humos, el descontento sigue», agregó.

«No sabemos cuándo se va a acabar todo esto», comentó el periodista, en diálogo con Guillermo Panizza y su equipo en el programa CNN Aire de mañana, antes de señalar que la multitudinaria manifestación en la capital chilena congregó a «más de un millón de personas» e incluso hay quienes sostienen que alcanzó «los dos millones».

La concentración de este viernes fue la mayor que se haya registrado en el país desde el retorno a la democracia en 1990 y delató un gran malestar social por reclamos que vienen de arrastre.