CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La justicia argentina, la política y las causas de corrupción

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– «La justicia argentina no se banca más la cronoterapia». La frase pertenece al profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Buenos Aires Andrés Gil Domínguez, quien habló este jueves en CNN Radio sobre la situación en el poder judicial en relación a la coyuntura política argentina.

«La justicia está funcionando. No se banca más la cronoterapia», aseguró el especialista en Café con Pepe.

Para Gil Domínguez, «la justicia argentina ha reaccionado como no lo ha hecho en otros momentos políticos» en torno a la situación procesal de la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner y apuntó: «Ha reaccionado de una forma positiva porque ha confirmado ciertos procesamientos y ha revocado otros porque ha considerado que no daban las condiciones que exige la ley penal».

La Cámara Federal porteña revocó el último martes dos procesamientos que pesaban sobre Cristina Kirchner en sendos expedientes vinculados al caso de los «cuadernos de las coimas» (GNL y Corredores Viales), en tanto que le confirmó uno relacionado con la supuesta cartelización de obra pública.

El experto dijo que «la justicia está funcionando» y precisó que ya no aplica el congelamiento» de causas como sucedió con el expresidente Carlos Menem o incluso con el mandatario saliente, Maurico Macri, a quien se le cayeron varias causas «en tiempo récord» tras asumir el gobierno.

«Estas primeras respuestas del a justicia son respuestas de una justicia que está funcionando, que no se banca más la cronoterapia«, que enviaba «al freezer» las causas y que «no va a soportar un desprocesamiento total en causas que están en marcha», aseveró.

Y prosiguió: «Hay un tempo distinto de la justicia con respecto a la política».

Gil Domínguez afirmó que el promedio de un juicio de corrupción en el país es de 11 a 15 años y precisó que sólo el 2 o 3 por ciento de los casos se elevan a juicio oral. «No sé si la sociedad argentina sigue soportando estas cuestiones como las ha soportado en otro tiempo«, señaló.