CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

El periodista argentino que fue testigo de la caída del Muro de Berlín

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– A 30 años de la caída del Muro Berlín, el periodista argentino Jorge Hoenig, testigo de aquel hito de la historia moderna, dijo este viernes en CNN Radio que los sucesos ocurridos el 9 de noviembre de 1989 “cambiaron a Alemania y al mundo”.

“Tuve la enorme suerte de poder estar en ese momento en esa noche inolvidable que cambió a Alemania y al mundo”, afirmó Hoenig en Café con Pepe.

El periodista contó que a tres décadas de los hechos, que se cumplirán mañana, “se prepara una gran fiesta en la ciudad” y precisó que “desde hace una semana se realizan actos, conciertos y conferencias” en toda la ciudad.

“Hoy hay un concierto en la Puerta de Brandeburgo” donde estará el argentino Daniel Bareinboim con la Quinta Sinfonía e Beethoven, indicó.

En su diálogo con Pepe Gil Vidal, el periodista recordó que la caída del Muro “fue una cosa inesperada y hecha de una manera sorpresiva” y señaló que no se dieron cuenta “ni siquiera los periodistas que estábamos en esa famosa conferencia de prensa donde un miembro del buró político anunció que se abrían las fronteras” para ir a la entonces Alemania Occidental.

“Lentamente fuimos reaccionando. Esa noche salí del centro de prensa cerca de un paso fronterizo, el Check Point Charly y vi gente que quería salir. Los guardias que controlaban la frontera armados hasta los dientes y que no sabían nada“, indicó.

Y agregó: “Fue un momento de gran tensión, de espera, y como a las 23 horas comenzaron a abrir los portones y la gente pudo finalmente pasar a Berlín occidental”.

El periodista recordó que “fue una explosión de alegría, de fiesta” porque “nadie podía creer que después de estar 28 años encerrados se podían abrir las puertas y salir otra vez. Fue una explosión de júbilo que duró una semana y se prologó meses, hasta que finalmente después de un año se produjo la reunificación alemana”.

Hoenig dijo que “por supuesto” existen nostálgicos de la Alemania Oriental porque “la reunificación fue realizada de apuro” y eso “provocó un choque entre ambas sociedades.

“Las estructuras no estaban preparadas y de golpe se encontraron y hubo muchos problemas que recién se están viendo ahora con tranquilidad. Hay mucha gente nostálgica. Si ya tenías 50 años era muy difícil que te adaptaras a la situación. Si tenías menos era posible, pero con dificultades”, sostuvo.

Finalmente, señaló que hoy en el este de Alemania “hay una inclinación hacia los partidos de derecha” como antes lo hubo hacia la izquierda. “Es como que la vacuna democrático no prendió a nivel de la gente todavía”, opinó.

Hay mucha gente que abandona los pueblos por la falta de trabajo. Todos quieren ir a la Alemania rica y poderosa”, concluyó.