CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Andrés Gil Domínguez y los juicios contra Lula y Cristina Kirchner

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina) — El constitucionalista Andrés Gil Domínguez opinó este lunes en CNN Radio que los procesos contra los expresidentes Lula da Silva y Cristina Kirchner «son totalmente distintos» ya que a su juicio el caso brasileño estuvo «plagado de irregularidades» y en el argentino, más allá del «uso desproporcionado del recurso de prisión preventiva», hay «motivos suficientes para someter a juicio» a la vicepresidenta electa.

«Son temas totalmente distintos. El proceso contra Lula es un proceso plagado de irregularidades desde el comienzo», sostuvo el experto en Café con Pepe.

En ese sentido, recordó que el juez Sergio Moro, que condenó a Lula, terminó formando parte del gabinete de Jair Bolsonaro e incluso se conocieron escuchas telefónicas que pusieron en duda la «imparcialidad» de todo el proceso.

«Lo que sucedió en Brasil es totalmente distinta.  Acá vemos una justicia que confirmó y revocó procesamientos. Hay causas elevadas donde hay motivos suficientes para someter a determinadas personas, entre ellas a la expresidenta, a juicio», indicó.

E insistió: «Es algo muy distinto a lo que sucedió con la causa que llevó a Lula» a prisión y «le impidió ser candidato» a presidente.

«El único parangón es que en Argentina se usó en forma desproporcionada el recurso de prisión preventiva» y que «se vieron afectados determinados sectores de la oposición», aseveró.

Para Gil Domínguez, con el tema de las prisiones preventivas hubo «un uso desmedido y arbitrario de un recuso que es excepcional».

«Veo que muchas de las presiones preventivas fueron dictadas contra la expresidente que no tenían mucho sentido», sostuvo.

Al respecto, dijo que Cristina Kirchner «no se podía fugar, se ajustaba a derecho. Hay que ser muy cuidadosos. Muchas veces vimos imágenes lamentables como la detención de (Amado) Boudou a la madrugada, fotografiado en su casa, en pijama. Ese no era un funcionamiento normal de las instituciones«, concluyó.