CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La odisea de una cobertura periodística de riesgo en Bolivia

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — Mariano García está de regreso en la Argentina. Cubrió para Telefe Noticias los acontecimientos de la crisis en Bolivia y fue evacuado, junto con colegas de otros medios, luego de haber recibido agresiones e incluso la calificación de “sediciosos” por parte de una ministra. Tuvieron que resguardarse en la Embajada argentina y montar un operativo para retornar al país, contó.

Este sábado, García visitó los estudios de CNN Radio y relató su experiencia acerca de esta cobertura de riesgo. “La tensión iba en aumento. En ningún momento sentí que podía estar tranquilo”, dijo en el ciclo CNN Aire de mañana. “Volví y nunca me sentí tan feliz de dormir en mi cama”, confesó.

Volví a la Argentina y nunca me sentí tan feliz de dormir en mi cama

El cronista deslizó que que el líder civil de utraderecha Fernando Camacho, a quien entrevistó en una nota tensa, “es un personaje cínico. Me habló de una Bolivia unida. Y yo tuve la espalda para decir que la sociedad está dividida, porque es lo que vi. Después empezó una campaña de difamación contra mi persona. En la calle, sentí el afecto de un sector y el odio del otro”.

“Nos hicimos fuertes”, afirmó con referencia a la solidaridad entre los enviados especiales argentinos. Y agregó: “Cuando nos acusaron de sediciosos, dije: Nos tenemos que ir de acá. Montamos un operativo con la Embajada. Pero igual yo tenía mi plan personal de escape”.

Cuando nos acusaron de sediciosos dije: “Nos tenemos que ir de acá”

Con respecto al rol de gran parte de la prensa boliviana, García deslizó: “No podés tapar el sol con la mano cuando en la calle se están matando”.

El periodista también comentó que lo acusaban “de cosas que no dije al aire” y que el escenario actual de convulsión en Bolivia reflota “cuestiones de origen, de identidad racial”. Y cerró: “Un policía nos dijo a tres cronistas argentinos: La prensa extranjera no tiene que estar acá“.