CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El crucial momento de la industria vitivinícola

Por CNN Radio Argentina, Martín Melo

(CNN Radio Argentina) — La industria vitivinícola atraviesa «un momento complicado», según explicó este domingo en CNN Radio el productor cuyano Marcelo Federici. «Hay caída de consumo interno, y dos años de baja con estancamiento de precios», precisó en diálogo con los conductores Martín Melo y Joaquín Pinasco.

En el ciclo CNN Campo, Federici, quien se dedica a la actividad en la localidad mendocina de San Martín, señaló que la vitivinicultura requiere una «mano de obra intensiva» y que la «carga impositiva» llega a «casi un 50 por ciento» del producto, lo cual –indicó– «nos pega muy fuerte».

En 2015 y 2016 tuvimos las dos peores cosechas en 50 años

El consumo interno, puntualizó el productor, cayó «de 23-24 litros por año per cápita a 19 litros», descenso en el que influyeron «las dos peores cosechas en 50 años, las de 2015 y 2016″.

En un nuevo aniversario de la declaración del vino como bebida nacional, que se produjo el 24 de noviembre de 2011, Federici comentó que «la industria vitivinícola funciona bien cuando hay cuatro meses de stock, y ahora estamos en 9 meses. Esto presiona para la baja de precios».

En Mendoza, la vitivinicultura es la principal actividad de captación de mano de obra

Federici afirmó que «desde el Gobierno se han implementado medidas para incentivar la exportación», en un contexto de «competitividad en función de dólares». Y reforzó: «Si el Gobierno no se involucra, se deteriora la masa salarial y la calidad de vida de mucha gente en Mendoza», ya que en esta provincia, deslizó, la vitivinicultura «es la principal actividad de captación de mano de obra».

En la Argentina, donde hay más de 230.000 hectáreas cultivadas con vid, «el precio de nuestros productos está hoy por debajo de los costos», dijo Federici, quien estimó que los cambios de hábito del consumidor, que derivan en la elección de otras bebidas alcohólicas, «tienen poco impacto: es más fuerte la percepción de aumento del producto. No hemos podido captar al consumidor joven y así se achica nuestro público».