CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Tragedia en la ruta 2: otra vez el debate sobre la seguridad vial

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– La obligatoriedad de los cinturones de seguridad, el uso de los teléfonos celulares, los micros de doble piso… La tragedia del ómnibus que volcó el jueves en la ruta 2, en la que murieron dos niñas de un grupo estudiantil en viaje de egresados, reavivó el debate sobre la seguridad vial en el país.

El presidente del Observatorio Vial Latinoamericano, Fabian Pons, y Sergio Kohen, papa de una de las víctimas de la tragedia del colegio Ecos, hablaron este viernes en CNN Radio sobre la situación que se vive en las rutas argentinas.

Pons dijo que el lugar donde se produjo el accidente, a la altura de Lezama, “es una autovía que tiene cruces a nivel” y “en uno de esos cruces hay una alcantarilla. Si se distrajo” el chofer “o se quedó dormido” aún no se ha determinado, pero “muerde la banquina por su error de conducción y en la zona hay un cantero central que tiene una geometría para nada amigable”.

Entonces “se encuentra con la alcantarilla de frente, pega el volantazo y vuelca”, enfatizó.

Tras señalar que el micro iba a la velocidad correcta y el test de alcoholemia dio negativo, Pons dijo que se trató de “un error humano“.

Los motivos

En ese sentido, hipotizó que se abren varios aspectos para analizar en este punto, uno de los cuales es el uso del celular.

Los celulares son agentes distractivos que cada día influyen más en nuestros comportamiento en general. No solo conduciendo vehículos, también como peatones. Está generando distracciones que generan siniestros graves”, sostuvo.

Según Pons, entre el 14 y el 18 por ciento de los peatones cruza las calles usando su celular.

Otro de los puntos a analizar son los micros de doble piso que, de acuerdo a Pons, están prohibidos en varios países del mundo. “Hay una cuestión comercial” que implica un “sacrificio de seguridad. Acá es la eterna lucha entre los técnicamente correcto y lo económicamente rentable. Y prevalece lo económico“, apuntó.

Y acotó: “Se necesita un Estado que esté presente, legislando qué se puede hacer y qué no en materia de seguridad vehicular”.

También el uso de cinturón de seguridad es fundamental en estos casos. Su utilización, recordó Pons, debe ser “constante. “Las chicas que fallecieron no estaban atadas, pero por la magnitud del siniestro suponemos que la mayoría sí estaba atada porque si no las consecuencias hubieses sido mayores”.

Una tragedia que se repite por todo el país (Foto de Telam)

“Hechos tremendos”

Por su parte, Sergio Kohen dijo que estos hechos se repiten de manera periódico en el país y señaló que “pareciera que no hacemos los cambios que hay que hacer para que esto no se repita”.

“En este caso fue una sinergización de hechos tremendos. Primero por qué el micro sale de noche. En el horario del crepúsculo es donde más sueño, fatiga y cansancio produce en el chofer. El chofer estaba cansado. Si vas a 90 km por hora medio cansado lo esperable es que te duermas. Cuando volanteó y tocó la banquina volcó”.

Kohen precisó que “no hay seriedad en los controles y en las sanciones y pareciera que es tierra de nadie. Salen de los colegios y no hay control. Es un tema de cultura social”.

Y agregó: en forma comparativa, en Argentina “se caen tres aviones o cuatro de aerolíneas 737 todos los meses. Si una vez se te cae una avión sería un drama imparable. Acá se caen 737 todos los meses y la gente dice qué barbaridad, fue un accidente, pero no se hacen las cosas de fondos como justicia, sanción y cambios culturales”, concluyó.

La tragedia de Ecos sucedió el 8 de octubre de 2006 en el kilómetro 689 de la ruta nacional 11, a 200 kilómetros de la ciudad de Santa Fe y causó la muerte de 12 personas, en su mayoría alumnos del colegio Ecos de la Ciudad de Buenos Aires.