CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Amenazan con sancionar a ferroviarios que paralizaron la línea Sarmiento

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, afirmó este martes en CNN Radio que el paro de la línea Sarmiento que paraliza el servicio es “político” y anunció sanciones para los trabajadores que adhirieron a la medida.

“Vamos a sancionar a todas las personas que no tomaron el servicio” del día, aseguró Orfila en Café con Pepe

Los trabajadores reclaman que las mujeres guardas utilizan desde hace seis años un container convertido en un vestuario externo al edificio de la estación Castelar y que incluso se encuentra ubicado en una zona peligrosa para su seguridad.

Orfila dijo que las negociaciones siguen, pero aclaró que no se puede pedir la conciliación obligatoria porque no es una medida de fuerza convocada por un gremio, sino “por un delegado de línea” como el sindicalista Rubén “Pollo Sobrero.

El gremio nos dice que esta es una medida que no está avalada por ellos y que (la empresa) tome las medidas que tiene que tomar”, apuntó.

Seguimos negociando con ellas para ver la posibilidad de levantar” la medida, pero “hay un trasfondo político que lleva a que no lo quieran levantar”, indicó.

La línea Sarmiento está paralizada por una medida gremial dispuesta por el sector de jefes y jefas de tren. El paro de 24 horas fue convocado en reclamo de condiciones laborales de seguridad e higiene para el personal femenino que trabaja en las estaciones.

Al respecto, Orfila aseguró que “esta es una medida política” que “no tiene nada que ver con la realidad” y “no está avalada por la secretaría general del gremio. No se respetó ningún protocolo del convenio cooperativo.

Para el titular de Trenes Argentinos, la empresa tiene previsto construir un vestuario definitivo para el personal femenino el año que viene. “Está firmada un acto y está en el plan de inversión” del 2020, aseveró.

Y agregó: “No tiene ninguna lógica esta medida que afecta a 320.000 personas que no pueden llegar a su trabajo”.

Sobre el contenedor que disparó la medida de fuerza, Orfila dijo que “son vestuarios con todas las comodidades” y lo calificó como ” impecable”, aunque admitió que es una obra temporaria. “Ellas objetan el vestuario porque quieren el definitivo de material, pero no se hace en cinco minutos. Ya está en los planes del año que viene”, expuso.

Pero este no será el único paro que afectará a los trenes esta semana. Mañana miércoles pararán las líneas Urquiza, San Martín y Belgrano Cargas. La medida de fuerza de mañana se realiza en reclamo de la regularización y el traspaso de los trabajadores que desempeñan tareas en la empresa SOFSE y que se encuentran “irregularmente” bajo la órbita de la empresa DECAHF-SAPEM, indicó el gremio que comanda Sergio Sasia.

La mirada gremial

A su vez, el delegado gremial del sector de Cargas de la línea Sarmiento Eduardo Romero dijo también en Café con Pepe que “la salida” del conflicto “siempre estuvo a disposición de la empresa” y precisó que hay un sector en el edificio ferroviario de Castelar que se puede utilizar como vestuario femenino.

Ellas quieren integrarse al edificio. Están fuera, en una lata, un container. El reclamo lleva cinco años. Son 26 guardas. La realidad es que quieren estar dentro del edificio” como están sus compañeros hombres”, indicó.

Ellas quieren integrarse al edificio. Están fuera, en una lata, un container. El reclamo lleva cinco años

Y agregó: “Ellas hace cinco años que están afuera. Cuando se tienen que cambiar e ir al baño tienen que pedir permiso. Están como ´prestado´. Nunca hubo predisposición a hacer algo como marca la ley”.

Además, advirtió el gremialista, el contenedor “está en una traza de una vía de maniobras” al lado de un andén”, lo que es inseguro para las trabajadoras.

“Siempre se les brindó la solución. Ofrecer a las compañeras que puedan cambiarse dentro del edificio. Somos conscientes de que viene un gobierno de transición, pero el reclamo tiene cinco años. En el edificio hay una parte de oficina. Se pidió que las compañeras puedan usar ese espacio”, pero no hubo respuesta positiva, concluyó.