CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La tradicional línea 60 de colectivos, en conflicto y sin servicio

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– La linea 60 de colectivos, una de las más tradicionales de Buenos Aires y el conurbano, se encuentra paralizada este jueves por 24 horas por una protesta de los choferes que se oponen a una readecuación empresaria que implica el cierre de numerosos ramales.

Esteban Simonetta, delegado de los conductores, dijo hoy en Café con Pepe que la medida de fuerza se realiza “con un 100 por ciento de acatamiento” y señaló que “no hay ningún tipo de servicio desde las 0” hora de hoy.

Los trabajadores de la línea 60 rechazan la reestructuración del servicio anunciada por la empresa y oficializada el 31 de octubre por el ministerio de Transporte. “Habiendo realizado un análisis exhaustivo de los ramales afectados, se concluyó que no es necesaria la llegada de todos los ramales hacia Barracas, a raíz de la baja carga que hay en los mismos, en el tramo Plaza Italia – Constitución”, se lee en la resolución oficial.

En síntesis según Simoneta, los ramales pasaron de 19 a 5.

Esta readecuación va a significar pérdida de trabajos porque es un achique muy grande de la línea

Simonetta dijo que a raíz de esta decisión no sólo se va a afectar a los trabajadores sino también “a gran cantidad de usuarios que van a quedarse sin ramales” y van a tener que realizar transbordos y “pagar dos boletos”.

La línea 60 de colectivo está paralizada (Foto de Telam)

¿Fuentes de trabajo en riesgo? Además el delegado dijo que los choferes cumplen sus tareas “de manera precaria” y precisó que que “usamos como cabecera” la intersección de Avenida Libertadores y Olleros, en el barrio porteño de Nuñez, “con un baño químico” para los trabajadores.

“No hay condiciones. Esta readecuación va a significar pérdida de trabajos porque es un achique muy grande de la línea“, indicó.

Simonetta explicó que “todos los ramales que llegaban a Constitución los cortan en Barrancas y los que salían de Constitución a zona norte los eliminaron a todos menos a uno que va a llegar a San Isidro”.

La argumentación es que perdió muchísimos pasajeros producto de la política económica del gobierno y que la situación no la puede sostener. Y que buscan no echar masivamente a 300 trabajadores. Pero esta readecuación no significa que va a mejorar la situación de la empresa. Esto va a generar más costos y pérdidas de fuentes de trabajo”, aseveró.

Los trabajadores tienen pautada hoy una audiencia en la secretaría de Trabajo. “Ojalá nos encontremos con una solución que de marcha atrás con esta situación“, dijo.

Finalmente el delegado de los choferes afirmó que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) “está apoyando las medidas” de fuerza y rechaza las adecuaciones que “están poniendo en riesgo las fuentes de trabajo”.