CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Evo Morales: Storani se suma a las críticas contra el comunicado de la UCR

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– Evo Morales generó una grieta en el radicalismo. Tras el comunicado de la mesa nacional que presiona al gobierno para quitarle el refugio al exmandatario boliviano, se generó una polémica interna y este miércoles en CNN Radio el vicepresidente de la UCR, Federico Storani, estimó “absolutamente apresurado” plantear la posibilidad de expulsión.

Para el dirigente radical, el caso de Evo Morales “está encuadrado en las leyes de refugiados y dentro del amparo que establece el alto comisionado de la ONU. Puede reunirse y hacer actividad. Lo único que podría ser cuestionable” es su referencia a la creación de “milicias armadas”.

“Pero de ninguna manera plantear la posibilidad de la expulsión. La expulsión es restituirlo a su país y en este momento eso vulnera las tradiciones del radicalismo que ha sido siempre amparar a quienes son perseguidos políticos”, afirmó.

El comunicado de la UCR, con la firma de su presidente Alfredo Cornejo y bajo el título “¿Podemos seguir refugiando a Evo Morales?, afirmó que “las declaraciones de Morales atentan contra la paz y la democracia del país vecino, que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones. Las amenazas de su exmandatario no ayudan en nada a los bolivianos”, expuso.

Storani dijo que esta “es una posición muy sesgada, muy parcial” y recordó que en Bolivia “hubo un golpe de Estado. Cualquiera hayan sido las irregularidades que haya cometido en el pasado” Evo Morales “sin dudas hubo un golpe de Estado“.

Para el dirigente, el comunicado de su partido tenía que “advertir que (Evo Morales)) debe abstener de realizar este tipo de declaraciones y ayudar a que se realicen elecciones libres” en el país vecino.

Al respecto, consideró “absolutamente apresurado” el comunicado y afirmó que “en Bolivia no existe un gobierno democrático” y “nosotros tenemos que amparar a quien ha sido perseguido políticamente”.