CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Axel Kuschevatzky y el éxito de “El robo del siglo”

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina)– “El robo del siglo” está batiendo récords. La película estrenada este jueves reunió ese día a 100.000 espectadores y se convirtió en el film con actores más taquillero en su debut en la cinematografía argentina.

El productor del film, Axel Kuschevatzky, habló este sábado en CNN Radio y dijo que lo que está pasando con la película “es una locura”.

En diálogo con Aire de Mañana, que conduce Guillermo Panizza, el productor dijo que el film congregó a “aproximadamente 100 mil espectadores y 100 mil y pico en los primeros días” y agregó que “tiene el récord histórico de primer día de debut de película con actores”.

“No está muy lejos de (la película animada) Metegol que tiene el primer puesto. Todos suponíamos que podía funcionar” pero “no estábamos preparados para  que fuera un récord histórico“, indicó.

Kuschevatzky dijo que “fue una película muy complicada y difícil de hacer” porque “no podías hacerla barata. Tenia que tener la escala de un caso real”.

La película “El robo del siglo”, basada en el asalto al Banco Río de Acassuso en 2006, se estrenó el jueves pasado en salas de todo el país.

El filme está protagonizada por Guillermo Francella y Diego Peretti y dirigida por Ariel Winograd (‘Cara de queso’, ‘Mi primera boda’, ‘Vino para robar’). Peretti interpreta a Fernando Araujo, “cerebro” y ejecutor del asalto, y Francella a Luis Mario Vittete Sellanes, los dos líderes de la banda que el 13 de enero de 2006 cometió el robo.

Un proyecto de tres años

Sobre cómo se gestó la película, Kuschevatzky dijo que “hubo que cerrar (la avenida) Libertador, conseguir un edificio que parecía un banco, armar un videoclub enfrente y una cantidad de complicaciones de organización muy grande”.

“Y eso implicaba que lo tenías que hacer con estrellas. No solo con actores buenos. Si no, no podías vender entradas. Estuvimos tres años y medio armando este proyecto“, enfatizó.

Sobre el peligro de presentar la película como una apología del robo, Kuschevatzky dijo que hay que poner en contexto el hecho. “La gente desconfiaba mucho de los bancos después del Corralito y unos meses antes había sido la masacre de Ramallo”, dijo.

“Había en la gente cierta desconfianza hacia la policía. la gente estaba muy sensible. Todos estamos enojados con el sistema y todos vemos a los bancos en el sistema. Pero cuando te dicen estos tipos robaron un banco y no hubo víctimas, todos sentimos cierta cosa..”, apuntó.

Y acotó: “La película juega con esto”.

En relación al guión, Kuschevatzky afirmó que se basaron en los expedientes y en el libro de Fernando Araujo e incluso hablaron con algunas de las víctimas que estuvieron de rehenes varias horas en el banco.

No pensamos que esto era la celebración de un robo” más allá de que “los personajes pueden ser seductores”, indicó.

Por otra parte, Kuschevatzky dijo que “en Argentina estamos bastante mal” en relación a la industria del cine. “Tenés muchísimo talento, mucha capacidad de producción”, pero “Argentina le ha dado sistemáticamente la espalda, en la última década y media, a los cambios de modelo de producción. Y eso la saca de la foto”, enfatizó.

Al respecto, comentó que en el mundo hay “muchos beneficios fiscales para traer una producción internacional” en contraste con nuestro país. “Frente a eso, los jugadores grandes prefieren no producir en Argentina” e ir a filmar a Colombia que tiene en 40 por ciento de exención impositiva.

“Argentina no tiene nada”, concluyó.