CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

¿Vamos hacia un modelo mundial de criptomonedas?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– ¿Puede una crisis de salud como la desatada por el coronavirus disparar nuevas tecnologías para terminar con el dinero físico?

Sebastián Serrano, CEO de Ripio, la plataforma de productos financieros sobre tecnología Blockchain, dijo este jueves en CNN Radio que “los dos sistemas pueden convivir” en el tiempo porque costará un buen tiempo acostumbrarse a usar monedas digitales.

“Los dos sistemas pueden convivir. Hacia hacia el futuro vamos a ver los dos sistemas funcionando porque no van a dejar de existir las economías nacionales”, sostuvo.

Y agregó: “Lo mas probable es que sigan existiendo en el futuro monedas nacionales pero en el que todo se interconecte y muchos elementos de esas tecnologías sean utilizados para hacer el dinero de los Estados”.

Cada vez más vamos a ir a una economía totalmente global“, indicó.

Las autoridades chinas trabajan en esterilizar el dinero en efectivo en medio de la emergencia epidemiológica generada por el coronavirus.

Para Serrano, “tal vez China está usando como oportunidad” esta situación para dar un paso adelante en la incorporación de criptomonedas.

Sin embargo, consideró que “cambiar de sistema es muy difícil, no desde el punto de vista tecnológico. Es algo que se va a ir dando y tiene que ver con la evolución y la transformación en el que todo esta siendo tocado por sowtware y convirtiendo en online”.

“Lo que más lleva son los hábitos. Muchos sistemas masivos tardan en morir y son primeros absorbidos  por las personas más jóvenes”, indicó. “El dinero electrónico es la forma más segura que haya inventado la humanidad”, apuntó.

Y concluyó: “Está basada en matemáticas. Si alguien quisiera saquear la red de Bitcoin tendría que hackear miles de servidores alrededor de todo el mundo” con un costo millonario. “No solo es solo  desde el punto de vista de la dificultad que tendría tratar de vulnerar el sistema sino por el costo económico que tendría el hacerlo”.