CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La situación social en los barrios marginales

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)– El padre jesuita Rodrigo Zarazaga, quien lidera la iniciativa solidaria “Seamos uno” que busca distribuir un millón de cajas de alimentos y artículos de limpieza en barrios pobres, se mostró “preocupado” por la situación social en el conurbano, aunque minimizó la posibilidad de un estallido social como el del 2001 en el marco de la cuarentena.

El fantasma del estallido social recorre el conurbano desde 2001. Desde 2001 para acá cualquier argentino cada vez que ve extrema necesidad inmediatamente ese fantasma nos hiela la sangre porque sabemos que en la desesperación la gente es capaz de llegar a extremos que no quiere”, sostuvo en diálogo con CNN Primera Mañana que conduce Nacho Girón.

Zaragaza dijo que “la gente sabe que después es la principal damnificada” de situaciones de este tipo y señaló: “Me preocupa porque veo que la extrema necesidad y la desesperación nos lleva al abismo, pero también noto que no hay un sector interesado en que esto acontezca”.

“Noto que actores en el territorio, intendentes, movimientos sociales, todos, entienden que (en) ese abismo difícilmente tendríamos retorno. Me preocupa que la desesperación pueda empujarnos a ese abismo, pero no noto que los actores tengan interés” en un estallido, aseveró.

Sobre su programa de acción solidaria, dijo que nació con la ayuda de un grupo de empresarios y distintos sacerdotes “con un pie en el territorio” de los barrios más pobres de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

Allí “está el miedo al coronavirus pero había otro miedo que era una realidad: el hambre”, indicó.

Añadió que la idea es ayudar no solo a los que “ya venían de una emergencia social sino también a aun montón de emprendedores del bario como peluqueras, peones de taxi o vendedores ambulantes” que vivían al día y hoy no pueden trabajar.

La iniciativa, apuntó, busca llegar a un millón de hogares.

Para el sacerdote, la cuarentena se vive de distintas manera. “Está la cuarentena de Netxlif y la de canal abierto, la del delivery y las que tienen que pedalear para llevarla. Hay lugares donde pedimos el protocolo de higiene pero no tienen agua potable“, indicó.

Finalmente pidió que quienes estén dispuestos a ayudar a esta causa se contacten a través de la página http://www.seamosuno.com.ar.