CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Pandemia y excarcelaciones: cacerolazo, reacción tardía y reformas

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina)- ¿Qué está pasando con las excarcelaciones de detenidos en el marco de la pandemia? Dos fiscales hablaron este viernes en CNN Radio sobre la situación que vive hoy el sistema penitenciario, los cacerolazos  y la posición del gobierno en torno a un problema que ha provocado protestas en la ciudadanía.

En diálogo con CNN Primera Mañana que se transmite en dúplex con CNN en Español, el fiscal federal Federico Delgado dijo que «se ha simplificado mucho el debate» y afirmó que «la dirigencia política y la justicia reaccionaron tarde y no siempre con el canal de información necesario».

«Y se generó una especie de pánico moral fundado, básicamente por la mala información y porque en el apuro y el pánico no solo empezaron a cumplir prisión en sus domicilios aquellas personas que cometieron delitos leves o los enfermos, sino también algunos violadores y homicidas que han salido cuando no debían hacerlo», indicó.

En diálogo con Nacho Girón, Delgado dijo que ahora «tenemos dos problemas grandes: uno es inmediato, que es tratar con mucha responsabilidad caso por caso y balancear que ningún delito quede impune pero también que ningún preso se muera» por coronavirus.

Para el fiscal, el otro problema es discutir a futuro una reforma penitenciaria.

También, aseveró Delgado, «hay que discutir» una reforma de la justicia y precisó que las prisiones preventivas son uno de los problemas más frecuentes. «Hay un problema muy complejo de temporalidad. Además lo que hemos logrado es que la prisión preventiva funcione como una especie de regulación social«, apuntó.

Y aseveró: «En barios vulnerables, con una violencia mayor, hemos escogido el camino más rápido de encerrar a quien se nos cae del contrato social. Hay mucho encierro preventivo que en cualquier país normal esos casos serían de menor cuantía. Pero en Argentina funciona como un mecanismo de regulador social»

«Bomba de tiempo»

A su vez, el fiscal bonaerense Marcelo Romero advirtió que el gobierno de Alberto Fernández activó «una bomba de tiempo» con las excarcelaciones de detenidos y afirmó que el cacerolazo de anoche es un llamado de atención para los funcionarios de los tres poderes del Estado.

«El gobierno ha hecho una lectura tardía, tal vez se ha equivocado en la forma de encararlo, sobre todo cuando es algo tan delicado como la población carcelaria que está en constante tensión», afirmó el fiscal en Café con Pepe.

En diálogo con Pepe Gil Vidal, Romero dijo que «son reales las condiciones lamentables de la mayoría de los penales, pero si uno genera ansiedad o la posibilidad de salir en forma masiva la bomba de tiempo la activa inmediatamente».

«Es un polvorín y le echa un fósforo«, alertó.

El presidente aseguró que el gobierno no propicia una política de liberaciones masivas en el marco de la pandemia y afirmó que esa es una prerrogativa de la Justicia. Pero la oposición advirtió que en las últimas semanas se registraron numerosas excarcelaciones de «violadores y asesinos» y culpó de esta situación al ejecutivo, al que responsabilizó de buscar liberar a políticos y empresarios acusados de corrupción.

Romero dijo que «la salida de los detenidos le corresponde a la justicia» y precisó que «hay un procedimiento» a seguir para lograr las excarcelaciones que incluye las opiniones de la defensa, la fiscalía y de las víctimas hasta que el juez toma una decisión.

«Más allá de la circunstancia extraordinaria» que vive el país, advirtió el fiscal, «es algo peligroso porque puede filtrarse alguna decisión incorrecta. Se ha reaccionado a tiempo, tal vez un poco tarde, pero se ha reaccionado. El gobierno no puede prometer salidas a nadie porque no puede hacerlo. Ni siquiera en medio de un motín», indicó.

En ese sentido, Romero dijo que esa posibilidad no la tiene siquiera la comisión que negocia con los detenidos y dijo que una promesa de ese tipo «sería lo peor que se puede hacer» en el marco de una tratativa, «Esto lo dice el manual. Lo que se negocia es una pizza, una gaseosa, la visita de un familiar. No se puede ofrecer ni droga, ni armas ni libertades«, sostuvo.

El gobierno no puede prometer salidas a nadie

Y añadió: «Me llama la atención» que alguien «con la suficiente experiencia no les diga esto  no se puede» hacer y «mucho menos prometer algún tipo de libertad porque es el magistrado el que va a decidir» liberar o no a un preso.

La difícil situación en las prisiones argentinas (Foto de Telam)

Cacerolazos y alternativas

Romero dijo que Alberto Fernández «no puede ignorar» esta situación y tampoco «ningún funcionario que está en los máximos puestos de conducción. «Nunca nadie ha tomado la decisión de otorgar la libertad» de reclusos, apuntó.

Sobre las alternativas que podrían barajarse, el fiscal indicó que «tenemos que extremar la imaginación como han hecho los profesionales de salud» y afirmó que «no puede ser la única solución liberar a los detenidos. Tiene que haber una solución alternativa», expresó.

Y afirmó: «Lo que primero se nos cruza por la cabeza es alguna unidad militar en desuso que se pueda adaptar y tener seguridad«.

«Hay que decir la verdad. Si la pandemia es la excusa estamos en plano diferente. Si la razón real es esta tragedia que está viviendo la humanidad hay posibilidades alternativas«, sostuvo.

Finalmente se refirió al cacerolazo registrado el jueves en la noche contra las excarcelaciones. Romero aseguró que «es la reacción de la comunidad, del pueblo. No es solo para el funcionario si no para todos los que tenemos responsabilidad estatal».

Y concluyó: «Debemos estar muy atentos a la voz y la reacción de aquellos que pagan nuestros sueldos. Evidentemente es un mensaje directo al corazón del sistema penal» y para los tres poderes del Estado.