CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Breaking News

Terminó el velorio de Maradona y el cortejo fúnebre partió hacia el cementerio en Bella Vista

CNN Radio Argentina

Pandemia y economía: diferencias y similitudes con la crisis de 2001

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El economista Fernando Marull, de la consultora FMyA, advirtió este martes en CNN Radio que en abril la economía argentina se derrumbó 20 por ciento en el marco de la pandemia y alertó que se trata de una caída similar a la que el país vivió en las crisis de 1989 y 2001, aunque con realidades políticas diferentes.

«Los ciudadanos más grandes ya lo vivieron lamentablemente. En abril, mis cálculos dan que Argentina cayó 20 por ciento. Es fuerte esa caída. Son niveles de diciembre de 2001, de abril del 89″, afirmó el especialista en Café con Pepe.

En ese sentido, Marull dijo que «son caídas de ese nivel» y precisó que «la gente mayor ya lo vivió. Mis padres dicen ´ya va a pasar´, pero se vienen tres o cuatro meses, más allá de la cuarentena , muy duros, donde el sector (privado) va a estar afectado».

«El gobierno es el único que tiene herramientas para ayudar a quien no tiene ingresos, Hoy el sector público está colaborando. Los jubilados están cobrando, pero los cuentapropistas no están cobrando nada», indicó.

Para Marull, «los datos de abril son muy similares» a los de 2001. Eso es una realidad. Los precios de los bonos valen 30 (dólares cada 100). Igual  que en diciembre de 2001. Obviamente que siempre la historia se repite mucho en Argentina, pero siempre es diferente», apuntó.

Al respecto, señaló que «las caídas son similares, pero el presidente tiene una gobernabilidad bastante alta y apoyo popular» y afirmó que «la dinámica (de la crisis) del 89 es diferente a la de hoy».

Y apuntó: «O sea, ahí había una dinámica con déficit muy alto, monetización, maquinita… Hoy recién estamos empezando esa dinámica«.

Por ello, alertó que «tenemos muchos abriles por delante» y precisó que «la dinámica va a ser parecida a la del 89 y se sabe donde termina» ese panorama. «Pero esto recién está empezando. Esto es así y puede terminar en esas dinámicas del 89. Pero hay tiempo para no darle tanto a la maquinita. Por eso es tan importante arreglar con los bonistas y buscar otras fuentes de financiamiento«, indicó.

La deuda y los bonistas

Marull se refirió además al rechazo de un grupo de bonistas a la propuesta argentina de reestructuración de la deuda. «El acuerdo está lejos, Parece que llegaron a un acuerdo con el 15 o 20 por ciento, pero estamos lejos de un acuerdo. Hay tiempo hasta el viernes para acceder al canje, pero ya está circulando que van a extender» las negociaciones «hasta el 22 de mayo para sumar chances de arreglo».

«Pero como venimos comentando ya hace semanas, las puntas están muy separadas de lo que quiere el acreedor y lo que quiere el deudor. Uno ofrece 30 y el otro ofrece 50 y nadie se mueve de ahí», expuso.

Para Marull, «hoy el mercado los bonos valen menos de 30 dólares. Ya hace meses que están en esos niveles. Implica que alguien prestó 100 y hoy esa deuda vale 30. Un 70% menos, y que son precios de default. Hoy los precios son los (de Adolfo) Rodríguez Saá» cuando declaró el default en diciembre de 2001. «En 2001 valían lo que valen hoy», indicó.

El economista dijo que ve con buenos ojos que Alberto Fernández se involucre personalmente en las negociaciones porque «tiene experiencia y conoce el mercado. Lo veo como positivo. Acá hay una cuestión de números. El que te prestó 100 no quiere que le devuelvas 30. Quiere que le devuelvas un poco más«, sostuvo.

«El acreedor dice ´me querés devolver 30´ y dice ´hacé un esfuerzo más cuando no me querés pagar nada por 4 años. Entiendo que Argentina esté en crisis, va a caer muy fuerte, pero esto no va a ser eterno y posiblemente el año que viene se empiece a recuperar y la gente esté mejor y ahí dame algo o adelantame algo en los próximos años. No me dejes sin darme nada por 4 años´», concluyó.