CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Barrios populares: una pandemia que «golpea muy fuerte desde lo social»

Por CNN Radio Argentina, Guillermo Panizza

(CNN Radio Argentina) — El sacerdote Lorenzo «Toto» de Vedia afirmó este domingo en CNN Radio que en los barrios populares «si bien los vecinos están de acuerdo con la cuarentena, esto golpea muy fuerte desde lo social», a la vez que señaló que «hay que tratar de que la situación no colapse».

En el programa CNN Aire de mañana, que conduce Guillermo Panizza, De Vedia, quien encabeza las acciones de la parroquia Caacupé de la Villa 21 de Barracas, manifestó: «Tenemos ocho comedores y agregamos uno para darle comida a la gente, que se acerca con el tupper». Asimismo, indicó que «hay jóvenes que visitan a los abuelos e hicieron un relevamiento para detectar quién necesita espacio por la cuarentena. También hicimos vacunación».

Tenemos ocho comedores y agregamos uno para darle comida a la gente

En las zonas carenciadas de la Ciudad de Buenos Aires, los casos de coronavirus vienen creciendo en los últimos días. «Acá no hay tantos contagiados como en la Villa 31 de Retiro o en el Bajo Flores. Tenemos siete y hay rumores no confirmados de 3 más», expuso.

El Padre Toto, como se lo conoce, explicó que en la Villa 21 «se sigue el protocolo del Ministerio de Salud. Aislamos a los contagiados y nos ocupamos de sus contactos estrechos». En esa dirección, subrayó que «entre el Estado y la comunidad tenemos que encontrar el camino. Pusimos las capillas para colaborar y hay que buscar espacios para la cuarentena. Hace falta que agreguen hoteles, si no esto se hará insostenible».

El problema es sanitario y social. Aparece gente que antes nunca pedía y ahora no tiene para pagar un alquiler o la garrafa

El párroco, quien recibió la distinción de Ciudadano Ilustre de Buenos Aires, comentó que «el problema es sanitario y social. Aparece gente que antes nunca pedía y ahora necesita comida, además de que no tienen plata para pagar un alquiler o la garrafa». Y añadió que están recibiendo «donaciones de particulares», que se articulan, mencionó, con la ayuda «del Estado nacional y el local», cuya intervención «es necesaria».

«Queremos que se abra el juego a los subsidios habitacionales y a un montón de ayuda social que necesitamos profundizar», dijo el cura, quien alertó acerca de los casos de dengue, que «son muchos».

Necesitamos que se profundice la ayuda

Por último, De Vedia se refirió a los «líderes positivos», personas jóvenes que, además de auxiliar a los adultos mayores, cuidan a los chicos. «La comunidad se organiza. Abrimos las iglesias para dar más raciones de comida todos los días, incluidos fines de semana y feriados», resaltó.

Este domingo, el Ministerio de Salud de la Nación informó que los casos de COVID-19 en los barrios vulnerables ascienden a 519, una cantidad que representa cerca del 30 por ciento del total de la Ciudad.