CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Coronavirus: el ministro Arroyo advirtió que «la situación social es crítica»

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)–  El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, advirtió este jueves en CNN Radio que «la situación social es crítica» en el país y afirmó que unas tres millones de personas se sumaron al programa de asistencia alimentaria desde que se desató la pandemia.

«La situación social es crítica y hay mucho apoyo y mucha ayuda para los distintos sectores», aseguró el funcionario en CNN Primera Mañana en dúplex con CNN en Español.

Arroyo dijo que «antes de la pandemia teníamos 8 millones de personas con asistencia alimentaria» y precisó que ahora «pasamos a 11 millones».

El ministro detalló que se sumaron a esta ayuda «gente que hacía changas y un día (a la semana) iba al comedor y se le cayó el ingreso» y otros trabajadores que «frente a la caída» de sus salarios «también generó demanda» de alimentos.

«Hay mucha gente ayudando. Estamos trabajando en dos planos: asistiendo y con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y bonos. Y construimos el camino de salida» a través de «mecanismos de trabajo para la gente que está sin ingresos».

Barrios populares

La pandemia de coronavirus afecta en especial a los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires, donde se están produciendo la mayoría de los casos en la capital.

En ese sentido, Arroyo dijo que el gobierno lleva adelante «tres acciones» para cuidar a los habitantes de esos centros populares.

Mencionó en primer lugar al «Programa de Barrio cuida al Barrio» que prevé poner gacebos en las entradas y salidas de las barriadas más pobres donde se realizan controles de temperatura e higiene en general. Además, señaló que se lleva adelante «una recorrida dentro de los barrios, casa por casa, con voluntarios y organizaciones sociales y ahí se identifican los problemas» en el lugar,.

Y agregó: «Hay otra línea que es detectar casos», en especial en los barrios 31 y 1.11.14, donde se reportan la mayoría de los afectados. «Ahí los llevamos al hospital o a los centros de aislamiento. Todos estamos articulando con la idea de construir una metodología que ayuda en la entrada de los barrios a la identificación de casos y llevar a los enfermos a los centros de aislamiento y a los hospitales».

«Se está haciendo en la ciudad y la idea es hacerlo en todo el país», enfatizó.

«En el medio del proceso»

En una extensa entrevista, Arroyo dijo que ahora «estamos en el medio del proceso» y precisó que «claramente la curva se ha logrado aplanar bastante» en todo el país.

En ese sentido, indicó que «hay un trabajo fuerte del Estado y del gobierno y hay un montón de gente que le pone el cuerpo. Estamos en medio de un proceso trabajando muy articuladamente y hasta acá hemos logrado aplanar la curva y esto hay que continuarlo en el día a día«.

El ministro dijo que «permanentemente vamos evaluando» la situación y señaló que «hay un comité de emergencia sobre todo en el área metropolitana».

Y añadió: «Hacemos un seguimiento permanente e incorporamos medidas donde hace falta. El conurbano y la capital es el 1 por ciento del territorio donde vivimos 15 millones de personas, un tercio de la población y sobre todo en barrios vulnerables. El nivel de hacinamiento hace que el contagio sea más rápido«, apuntó.

Por eso, pidió «sostener el ingreso, reforzar la asistencia alimentaria y lograr menor el movimiento posible en barrios donde predomina el hacinamiento».

Compra de alimentos

Sobre la polémica en torno a la compra de alimentos por parte del Estado, Arroyo dijo que «eso se ha regularizado».

Y explicó: «En este momento estamos haciendo una compra y la semana que viene otra. Las compras tienen dos características nuevas: una, los precios máximos mayoristas y de ahí para abajo el precio de compra, y segundo no se convoca a algunos, sino a a través de una aplicación, a 600 a 800 empresas del rubro de alimentos».

«Todo eso se convoca cada vez que se hace una compra de alimentos centralizada», apuntó.

Y concluyó: «El mecanismo es la descentralización. Vamos a  un esquema en el que comedor tenga una tarjeta, se le transfieran fondos y la compra la haga directamente el responsable de esos fondos para que pueda organizar su propio esquema y se pueda orientar en una buena nutrición».