CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Deuda y pandemia: extienden negociaciones con los bonistas

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)- ¿Qué va a pasar hoy con la deuda argentina? Marcelo Etchebarne, abogado, asesor y manager de DLA Piper Argentina, habló este viernes en CNN Radio sobre el futuro de las negociaciones con los bonistas que se extenderán hasta el 2 de junio y el panorama que se le abrirá al país en caso de que no se llegue a un acuerdo.

Etchebarne dijo en CNN Primera Mañana, que se transmite en dúplex con CNN en Español, que en caso de no llegarse a un acuerdo, Argentina caerá en una situación en la que “mucha gente utiliza términos coloquiales como default o cesación de pagos técnico o suave”.

“Desde el punto de vista legal miramos como se definen los contratos de deuda y esto va a ser un evento de incumplimiento que puede tener distintas consecuencias para Argentina y para terceros que tienen que cobrar hoy los bonos” por 503 millones de dólares y “no van a recibir su dinero”, indicó.

Y añadió: “Tenían que haber recibido hace 30 días” esos fondos.

El gobierno debería pagar hoy este bono, pero el ministerio de Economía oficializó este viernes la extensión hasta el 2 de junio del plazo para renegociar los 66.300 millones de dólares en títulos de deuda emitidos bajo legislación extranjera, con el objetivo de continuar el diálogo con los acreedores en búsqueda de un acuerdo

Para Etchebarne, este panorama “tiene efectos para otros terceros, como bancos e instituciones financieras que venden seguros de incumplimiento de bonos”. Ahora los especialistas deberán determinar “si esos seguros se disparan o no. Si se disparan va a haber gente que va a tener que pagar un monto importante de dinero”, apuntó el experto.

Es muy posible que no haya demandas judiciales contra Argentina de manera inmediata

Sobre el panorama que se le abrirá al país desde hoy en caso de no llegarse a un acuerdo, Etchebarne explicó que “es muy posible que no haya demandas judiciales contra Argentina de manera inmediata, sobre todo en un proceso de negociaciones” que al parecer se extendería un poco más.

En ese sentido, dijo que si el país “logra un acuerdo con una mayoría de acreedores, en general el 75 por ciento por cada serie de bonos, eso va a aplicar sobre todos los tenedores de bonos”.

Y añadió: “Cualquiera que inicie un litigio en minoría va a perder dinero porque va a tener que aceptar lo que la mayoría acepte. Es improbable que ocurran litigios. Y desde el punto de vista de declaraciones de caducidad de plazos se puede declarar con el 25 por ciento de los tenedores de estos bonos”.

Afirmó al respecto que “en este momento probablemente no ocurra porque ya hemos visto que Argentina dejó de pagar durante un año y medio” en 2014 y “ningún acreedor inició un proceso” en su contra. “Hay una discusión sobre el bono a 100 años, sobre si en ese caso por una cuestión técnica que podría tener consecuencias muy costosas para el país”.

“Salvo por ese bono, no creo que pueda haber litigios ni caducidad de plazos”, expuso.

Ofertas y contraofertas

Etchebarne dijo que “por ahí la oferta argentina fue generosa para los bonistas si uno considera la enorme caída de la recaudación para el último mes y nadie sabe la consecuencia para la economía argentina y la futura recuperación” tras la pandemia.

“Entonces hablar de rentabilidad es muy difícil. Los bonistas dicen que la oferta no fue muy razonable. Yo no calificaría ni de razonable ni de irracional. Lo importante es cerrar la transacción“, sostuvo.

Yo no calificaría ni de razonable ni de irracional. Lo importante es cerrar la transacción

En este punto, explicó que “estamos hablando de 5.000 millones” de diferencia entre ambas posturas “a pagar a 10 o 15 años. Lo que hace la diferencia es si Argentina queda en este caso en default o no“, apuntó.

Finalmente afirmó que “el problema es el riesgo País Argentina, y es cierto que las tasas están a niveles bajos o negativos, pero el problema es que la tasa de rendimiento va de la mano de las acciones del país a lo largo de la historia. Y hay una falta de continuidad institucional con sucesivos gobiernos” que no se hacen cargo de lo que hizo el anterior. “Es algo que hemos visto desde hace 20 0 30 años”, concluyó.