CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El boom del ajedrez, el deporte que crece en cuarentena

Por Marcelo Izquierdo, CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina)– En estos tiempos de aislamiento social y pandemia, el ajedrez se ha convertido en el deporte que más crece en el mundo. Además se lo puede jugar en todas las edades y en especial es un juego ideal para sacar a los niños del aburrimiento y acompañar a los adultos mayores en su difícil confinamiento.

La Gran Maestra de ajedrez Claudia Amura habló en CNN Radio sobre cómo viven los amantes del ajedrez este momento. “En realidad no nos cambió la vida” la pandemia ya que “casi que el estado ideal de un ajedrecista es el de cuarentena”, confió.

Y añadió: “Hay mucha actividad on line”, sostuvo Amura en “Hora 22 Cultura y Deportes”, que conduce Marcelo Izquierdo todos los viernes a las 22 horas.

Amura, excampeona argentina, fue la primera ajedrecista iberoamericana en convertirse en Gran Maestra y actualmente reside en la provincia de San Luis, donde lleva adelante el programa de ajedrez provincial.

“Nosotros notamos que a nuestros alumnos no les afectó esta situación en gran medida, como sí afectó a la mayoría de las personas que sienten el encierro”, sostuvo.

El estado ideal de un ajedrecista es el de cuarentena

Amura dijo que “el ajedrez se puede jugar en internet” y recomendó jugar “a todos” sin distinción de edad.

Estamos trabajando con todos, incluso los ciegos juegan en una plataforma adaptada” donde se aprende el manejo de herramientas, indicó.

Además Amura mencionó que el ajedrez es ideal para aquellas personas mayores de 65 años que viven aisladas en sus casas, a veces sin compañía en el marco de la cuarentena. “Los adultos mayores son los grandes castigados por esta situación y los que más aislados están y el ajedrez es una actividad que los mantiene entretenidos y activos. No nos enfoquemos solo en chicos, sino en todos”, afirmó.

Torneos y partidas on line

Amura recomendó a quienes estén interesados en volcarse al ajedrez que lo hagan en el formato on line porque “jugar con la computadora no es divertido, salvo que no tengan conectividad”.

En ese sentido, dijo que “hay muchas” plataformas para “aprender tácticas, finales, para niños chiquitos, para adolescentes, para todas las edades. Es muy amplia la oferta para jugar al ajedrez”, aseveró.

Y explicó: “Muchas de estas plataformas son abiertas y gratuitas.  La que más se está utilizando y que a veces se cae porque son millones (de partidas que se juegan en forma simultánea) es Lichess. Es totalmente gratuita, podés jugar a cualquier hora contra cualquiera en cualquier lugar del mundo. Es un deporte que está en todas partes”, apuntó.

Amura contó que en forma reciente jugó un torneo con 18 mil participantes que duraba 24 horas. “Jugué tres horas seguidas, me cansé y chau, quedé en el puesto 2 mil. Vos podés jugar partidas de 15 minutos, podés desafiar a alguien, jugar con jugadores de tu mismo nivel. El sistema pone un ráting”, contó.

Otras plataforma, como Chess.com, “tienen un sistema donde, aunque vos no pagues, podés usar el modo gratuito para analizar tus partidas y te dice por qué una jugada es buena”, enfatizó.

Desde los 3 años

Amura dijo que “a partir de los 3 años los chicos ya tienen la posibilidad de aprender” a través de “canciones y animaciones”.

“Eso se llama preajedrez. Hay una metodología para enseñar. A los niños lo que más les cuesta es la diagonal. El alfil se les desvía, les falta lateralidad. Ahí hay que ser pacientes y usar herramientas para ir grabando cómo es el manejo de las piezas. Pero a partir de los 4 años los niños aprenden más fácilmente. Y  si no tienen paciencia entonces a partir de los 7 años. A esa edad ya empiezan a aprender sin dificultad”, aseguró.

Finalmente instó a todos a sumarse a este deporte en cuarentena: “Es  un juego que no tiene límites. Ahora nos tenemos que armar de mucha paciencia. Una faceta del ajedrez es que la personalidad que tenemos todos la vamos plasmando  en el tablero. Es un pequeño espacio de psicoanálisis que podemos ofrecer”, concluyó.